PUBLICIDAD

Iberdrola

El comercio entre España y Marruecos alcanza cifras récord

En 2021, Marruecos exportó más de 7.000 millones de euros a España. Un 14,6% más que el año anterior, según los datos publicados por la embajada española en Rabat
marruecos-economia-empleo

REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL  -   Mercado de verduras en las afueras de Casablanca

El país alauí ha importado de nuestro país 9.500 millones de euros en 2021. Un 29,2% más que el año anterior. Estos datos representan el 2,1% de la cuota mundial de España en importaciones. La curva comercial entre las dos naciones tiene una tendencia positiva desde el año 2016, pero con una ligera bajada en 2020 debido a la crisis ocasionada por la COVID-19.

En ese mismo año, las exportaciones a España alcanzaron los 6,37 millones de euros, en comparación con casi los 7 millones del año anterior. Lo mismo sucede con las importaciones ya que estas ascendieron a 7.350 millones de euros, mientras que en 2019 las ganancias obtenidas fueron de 8.450 millones.

La Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX) calculó que las importaciones españolas de frutas y verduras frescas de Marruecos alcanzaron las 220.771 toneladas en la primera mitad de 2021. Estas cifras suponen la mejora de un 2% en comparación con el mismo período del año pasado. 

industria-textil-marruecos
AFP/FADEL SENNA - Una empleada de la moda de Still Nua trabaja en una fábrica textil en un parque industrial conectado a una zona de libre comercio en la ciudad marroquí de Tánger

En los meses siguientes, España importó 437.670 toneladas de frutas y verduras por un valor de más de 650 millones de euros. El tomate marroquí, a parte de la sandía, es la segunda fruta más importada. El mercado español cuenta con casi 59.000 toneladas de estos productos, a los que se les suma el aguacate, el kiwi y el arándano. 
Entre los proveedores no europeos, Marruecos ocupo en 2021 el primer puesto, seguido de Costa Rica y Perú. Entre enero y abril de ese mismo año, los países no pertenecientes al continente europeo suministraron a España el 51% de sus importaciones totales de frutas y verduras frescas.

Madrid es el mayor socio comercial de Rabat y el comercio entre los dos territorios representa casi un tercio del comercio exterior marroquí. Por su parte, el Reino es el principal cliente africano de España y su segundo mayor cliente del mundo fuera de la Unión Europea.

Las importaciones comunitarias de Marruecos a Europa alcanzaron, en noviembre de 2020, una cifra de casi 1,5 millones de toneladas. La UE adquirió más de 770.000 toneladas de verduras aumentando un 4% en comparación con 2019. Los alimentos más comprados fueron el tomate y las judías verdes.

Durante la campaña de comercialización de 2019, se exportaron 32.800 toneladas de aguacate. La organización internacional importó 610.849 toneladas en 2020, siendo un 18% más que en los meses previos a la pandemia. La sandía, la frambuesa y los arándanos fueron algunos de los principales alimentos traídos al continente desde el país africano. 

fabrica-renault-tanger-marruecos
AFP/FADEL SENNA - Línea de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles Renault-Nissan Tánger en Melloussa

La Comisión Europea, en su informe sobre las perspectivas a corto plazo de los mercados agrícolas, cifra “la disminución de la producción de tomate fresco en un 2% en 2021 […] debido a la bajada del 10% en la producción en España, el principal productor de tomate de la Unión Europea”. Gracias a esto, Marruecos ha recuperado cuotas del mercado europeo de este alimento.

El problema al que va a tener que hacer frente la economía del Reino es a los efectos negativos ocasionados por la guerra entre Rusia y Ucrania. Ambos países son importantes socios comerciales y dependen de sus exportaciones de cereales. Mustapha Baitas, portavoz del Gobierno alauí, asegura que el conflicto va a tener un gran impacto en los precios de los productos básicos.

Según la Oficina de Cambio, “las importaciones marroquíes de Ucrania se estimaron en 2.697 millones de dirhams en 2021”. El 42% de esas importaciones lo representa el trigo, que es uno de los muchos productos que se están encareciendo. África importa dos tercios del trigo que consume de Moscú y Kiev. El precio por tonelada aumentó en 15 dólares el pasado enero y se espera que la inflación crezca un 30% a medida que se intensifican los ataques.