El conflicto afgano desangra el país

Al menos 1.659 personas han muerto y 3.254 han resultado heridas entre enero y junio de este año como resultado del conflicto y miles de soldados afganos han huido a países vecinos
pakistán-frotnera-afganistán

REUTERS/DRAZEN JORGIC  -   Soldados paquistaníes hacen guardia mientras los ciudadanos regresan de Afganistán en la ciudad fronteriza de Chaman, Pakistán

La situación en Afganistán es cada vez más critica y el avance talibán amenaza con el estallido de una nueva guerra civil en el país centroasiático. La retirada de las tropas internacionales, tras el anuncio del presidente estadounidense, Joe Biden, ha impulsado una ofensiva por parte del grupo insurgente que desde mayo ha conseguido capturar cerca de 125 de los 407 distritos afganos, el mayor número en un período de tiempo tan breve.

La acuciante inestabilidad en Afganistán está empezando a hacer mella en los países vecinos. Rusia ha movilizado sus tropas en las fronteras de Tayikistán y Uzbekistán con el país afgano donde llevará a cabo ejercicios militares durante el mes de agosto. La movilización de tanques y militares hacia la frontera con Afganistán, bajo la excusa de llevar a cabo maniobras militares, coincide con el avance de los talibanes en el país centroasiático, que durante las últimas semanas han conseguido hacerse con el control de varios puestos fronterizos con Tayikistán y Uzbekistán.

mapa-militar-afganistan
AFP/AFP - Mapa de Asia central que muestra Tayikistán, donde Rusia, Tayikistán y Uzbekistán van a realizar ejercicios militares cerca de la frontera con Afganistán

El Gobierno de Kabul, además de tener que hacer frente a la ofensiva talibán, tiene que lidiar con una nueva crisis diplomática con Pakistán, país al que ha acusado en múltiples ocasiones de dar apoyo a los insurgentes. A mediados del mes de julio Kabul acusaba a Islamabad de torpedear una ofensiva llevada a cabo por las fuerzas afganas para retomar el control del paso fronterizo de Spin Boldak- Chaman con Pakistán. Por su parte, el Gobierno de Islamabad negaba estas acusaciones y destacaba “el derecho del Gobierno afgano a emprender acciones en su territorio soberano”.

Asimismo, el pasado lunes, y ante la delicada situación que vive el país centroasiático que se está contagiando en el país vecino, el Gobierno de Kabul decidió retirar a su personal diplomático en Islamabad, después de que la hija de su embajador fuera brevemente secuestrada y torturada. El ministerio de Asuntos Exteriores de Afganistán informó que tanto el embajador como el resto de su personal diplomático permanecerán en Kabul hasta que los autores del secuestro "sean castigados por el Gobierno paquistaní y el embajador afgano y la seguridad del personal diplomático en Pakistán sea garantizada".

tayikistan-afganistán-pakistán
Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia/Handout via REUTERS - El presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y el primer ministro de Pakistán, Imran Khan

En medio de las tensiones entre Pakistán y Afganistán cuarenta y seis soldados afganos se refugiaron en el país vecino tras perder el control de las posiciones militares al otro lado de la frontera tras los avances de los insurgentes talibanes, ha informado el Ejército paquistaní (ISPR). Cientos de soldados del Ejército afgano y funcionarios civiles también han huido a Tayikistán, Irán y Pakistán en las últimas semanas tras la ofensiva del grupo insurgente en diversas zonas fronterizas.

Según el comunicado oficial del ISPR "estos soldados afganos llegaron al sector de Arundu, en Chitral, a última hora de la noche. Tras el contacto con las autoridades afganas y los trámites militares necesarios, se ha dado refugio y paso seguro a Pakistán a 46 soldados, incluidos cinco oficiales". El texto añade que "los soldados afganos han recibido comida, refugio y la atención médica necesaria según las normas militares establecidas".

talibanes-conflicto-afganistan
PHOTO/ALEXANDER ZEMLIANICJHENKO via REUTERS - El mulá Abdul Ghani Baradar, líder adjunto y negociador de los talibanes, y otros miembros de la delegación asisten a la conferencia de paz afgana en Moscú, Rusia

Asimismo, el comunicado señalaba que los soldados y los oficiales serían devueltos al Gobierno afgano de una "manera digna después del debido proceso". A principios de julio, más de 1.000 miembros de las Fuerzas de Seguridad afganas huyeron a Tayikistán a través de la frontera tras los avances de los talibanes en el norte de Afganistán. Los talibanes tomaron seis distritos clave de la provincia septentrional de Badakshan, fronteriza con Tayikistán y China, tras lo cual 1.037 militares afganos huyeron a través de la frontera con el permiso del país asiático.

Este repunte de la violencia en Afganistán queda reflejado en el último informe de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) que establece que las víctimas civiles han aumentado un 47% en el país centroasiático durante el primer semestre del año coincidiendo con la retirada de las tropas internacionales del país. Al menos 1.659 personas han muerto y 3.254 han resultado heridas entre enero y junio de este año como resultado del conflicto, según apunta UNAMA.

civiles-conflicto-afganistan
PHOTO/REUTERS - Hombres afganos llevan el cadáver de un civil en un hospital tras un ataque en Jalalabad, Afganistán

A pesar de la difícil situación que atraviesa el país centroasiático las conversaciones intrafganas entre el Gobierno de Kabul y los talibán continúan bloqueadas. El pasado 16 de julio ambas delegaciones volvieron a encontrarse en el marco del proceso de las conversaciones de paz en Qatar pero lo único que se concretó fue la continuación de dichas negociaciones. Según la cadena de televisión afgana Tolo TV el próximo encuentro podría tener lugar a principios de agosto.