El Consejo Nacional Electoral de Venezuela convoca elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre

Los principales partidos de la oposición han anunciado que no participarán en unos comicios que han descrito como una “farsa”
El líder de la oposición venezolana, Juan Guaido, a quien muchas naciones han reconocido como el legítimo gobernante interino del país, preside una sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, Venezuela, el 24 de septiembre de 2019

REUTERS/IVAN ALVARADO  -   El líder de la oposición venezolana, Juan Guaido, a quien muchas naciones han reconocido como el legítimo gobernante interino del país, preside una sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela en Caracas, Venezuela, el 24 de septiembre de 2019

“Se convoca a todo el país para el día 6 de diciembre del año 2020 al proceso electoral destinado a elegir a la Asamblea Nacional del periodo 2021-2026”. Con estas palabras, la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Indira Alfonzo, anunciaba la celebración de comicios este año, a pesar de las críticas recibidas por gran parte de la comunidad internacional y apenas un día después de aprobar de forma unánime las normas para estos comicios y aumentar a 277 el número de diputados susceptibles para ser elegidos para la Asamblea Nacional.  Esta nueva normativa incrementa en un 66 por ciento el número de cargos a elegir en esta Asamblea, pasando de 167 diputados a 277, “para lograr un equilibrio en el sistema electoral”. 

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela bloquean el acceso al Palacio Federal Legislativo, que alberga tanto a la Asamblea Nacional dirigida por la oposición como a la Asamblea Nacional Constituyente progubernamental, en Caracas el 15 de mayo de 2019
AFP/YURI CORTEZ - Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela bloquean el acceso al Palacio Federal Legislativo, que alberga tanto a la Asamblea Nacional dirigida por la oposición como a la Asamblea Nacional Constituyente progubernamental, en Caracas el 15 de mayo de 2019

“Se elegirán 110 diputados más, reforzando la elección proporcional y la elección por el voto nominal. Con esta normativa estamos avanzando de forma contundente a dar respuesta a las exigencias que demanda el pueblo venezolano para unas elecciones parlamentarias cónsonas con las realidades del país”, afirmó la presidenta de la máxima autoridad electoral, quien fue designada el mes pasado por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).  El presidente de Venezuela ha saludado esta decisión. “Es una elección que contará con la participación activa del Poder Popular, informando al pueblo, escogiendo los mejores candidatos y ejerciendo la democracia directa, todos los días”, ha manifestado. 

Durante la presentación de esta reforma, Indira Alfonzo ha anunciado que 28 organizaciones nacionales, 6 de pueblos y comunidades indígenas y 52 partidos regionales participarán en los próximos comicios.  “Saludo y aplaudo los anuncios realizados por el Poder Electoral. Se amplían a 277 el número de parlamentarios a elegir y se mantienen los 87 circuitos electorales. ¡Buenas Noticias! ¡Vamos Rumbo a las elecciones parlamentarias constitucionales y obligatorias!”, ha afirmado Nicolás Maduro a través de la red social Twitter. “Estamos trabajando por el pluralismo y la democracia para las parlamentarias”, ha señalado la presidenta del CNE quien ha destacado que este organismo “está ejerciendo sus funciones con plena independencia y sin más limitaciones que las impuestas por la Constitución y las leyes”. 

Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela asiste a la primera sesión del recién juramentado Consejo Nacional Electoral de Venezuela en su sede de Caracas, Venezuela el 15 de junio de 2020
REUTERS/MANAAURE QUINTERO - Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela asiste a la primera sesión del recién juramentado Consejo Nacional Electoral de Venezuela en su sede de Caracas, Venezuela el 15 de junio de 2020

Durante su intervención, la rectora detalló como sería el cronograma “aprobado por unanimidad”. Así, del 13 al 26 de julio tendrá lugar el proceso de registro electoral; mientras que la selección de integrantes de organismos electorales subalternos será el jueves 23 de julio, según ha informado este miércoles la agencia Infobae. Posteriormente se procederá del 10 al 19 de agosto a la presentación de la postulación y se celebrarán quince auditorías al sistema electoral. En la recta final de cara a las elecciones se realizará un simulacro –concretamente el 11 de octubre—que dará el pistoletazo de salida a la campaña que tendrá lugar del 21 de noviembre al 5 de diciembre. 

La oposición no participará en estas elecciones 

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y líder de la oposición, Juan Guaidó, ha utilizado la red social Twitter para anunciar que no participará en estos comicios. “Los venezolanos no reconocemos una farsa, como no lo hicimos en mayo de 2018. El derecho a elegir ha sido nuestra lucha. Elegimos vivir con dignidad y en democracia, no imposiciones”, ha aseverado.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y líder de la oposición Juan Guaido, a quien muchas naciones han reconocido como el legítimo gobernante interino del país
REUTERS/MANAURE QUINTERO - El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y líder de la oposición Juan Guaidó, a quien muchas naciones han reconocido como el legítimo gobernante interino del país

“Gran ejercicio de soberbia de la dictadura creer que va a seguir ahí en 6 meses, gran ejercicio de soberbia creer que esta es una situación sostenible simplemente por una farsa convocada. Sin dudas, todos queremos ir a votar con condiciones y aquí lo reitero y lo ratifico como lo he dicho siempre: nadie se va a prestar para una farsa, nadie va a convalidar o ratificar una dictadura cuando no hay elementos de convicción de que sea un mecanismo real para disputarse el poder”, aseguró Guaidó tras conocer el anuncio del CNE. 

En cuanto a los cambios en el proceso electoral ha indicado que desde la oposición “estamos luchando para lograr condiciones que permitan rescatar el derecho al voto y convertirlo en instrumento de cambio. La dictadura no regalará nada, debemos luchar juntos para conquistar nuestra democracia. Para farsas no nos vamos a prestar”. El principal líder de la oposición se ha referido con estas declaraciones a las elecciones celebradas en mayo de 2018, criticadas por la ausencia de transparencia y la escasa participación. 

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro
REUTERS/MARCO BELLO - El presidente de Venezuela Nicolás Maduro 

Tras las presidenciales celebradas en 2013, Nicolás Maduro, el candidato elegido por Hugo Chávez, ganó a su contrincante Henrique Capriles. Dos años más tarde, la oposición organizada en torno a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) ganó los comicios parlamentarios con amplia mayoría, lo que les permitió hacerse con dos terceras partes de la Asamblea.

Así, si hasta 2015, el poder estaba asumido en su práctica totalidad por el partido de Chávez y Maduro; a partir de las elecciones de ese año se rompe el monopolio por parte del actual presidente y el poder comenzó a repartirse entre la Presidencia y la Asamblea. El 10 de enero de 2019, la crisis política de Venezuela empeoró después de que Maduro decidiese iniciar un segundo mandato de seis años; mandato que no reconocían ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional, quienes consideraban que los comicios celebrados el 20 de mayo de 2018 “eran un fraude”. 

Ante esta situación, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó “presidente interino de Venezuela”, con el objetivo de “cesar la usurpación, crear un Gobierno de transición y celebrar elecciones libres”. Desde entonces, el enfrentamiento entre ambas instituciones ha empeorado la crisis económica, política y social que castiga a la nación bolivariana, dado que la Asamblea Nacional, sede del poder legislativo, es la única institución controlada por la oposición del presidente.  La oposición creía en 2015 que la única solución a esta situación era la salida de Nicolás Maduro. Sin embargo, la realidad venezolana es mucho más compleja y depende de la gestión de la triple crisis que está sufriendo el país en estos momentos.