El coronavirus y los campamentos de Tinduf

En los campamentos, que no tienen las condiciones mínimas para proteger a la población de una epidemia, hacen falta medios médicos para detectar enfermedades virales, agua potable y los sistemas de saneamiento para la higiene
Campamentos de Tinduf

 -  

En Argelia el día 7 del actual mes, se daba a conocer oficialmente que una mujer y su hija habían dado positivo a la afección contagiosa y causante de una pandemia mundial del coronavirus. Este comunicado era suscrito por Ministerio de Salud argelino, las dos mujeres de 54 y 23 años residen en la ciudad de Blida, que se encuentra al sudoeste de la capital en dirección a Bechar. Posteriormente las autoridades argelinas confirmaron un nuevo caso de coronavirus (COVID-19) de una ciudadana argelina llegada desde España. El número de personas afectadas se eleva ya a un total de 20, de las cuales 17 pertenecen a la misma familia.

Todos los países se han concienciado de la importancia y gravedad de la situación y están tratando de tomar las medidas más drásticas de contención para evitar la propagación de la citada pandemia, pero desgraciadamente los campamentos de Tinduf también se han visto afectados por el coronavirus. Ha causado dos muertes oficialmente, a fecha de ocho de marzo, según se ha publicado en un medio saharaui. 

Incompresiblemente y a pesar de la alarma mundial, una delegación de Sevilla decidió viajar a los campamentos, cuando en el día de ayer Andalucía ya contaba con más de 100 contagiados. Por el momento, las recomendaciones son para no viajar y menos a una zona de riesgos, pero ¿Cómo se puede cometer la insensatez de permitir lo contrario cuando los que viajan proceden de esa zona?

En los campamentos, que no tienen las condiciones mínimas para proteger a la población de una epidemia, hacen falta, además de medios médicos para detectar enfermedades virales, la existencia de agua potable y los sistemas de saneamiento para la higiene necesaria y combatir el Covid-19.

A esta epidemia, que puede golpear gravemente a los campamentos, no le beneficia para nada el comportamiento de los líderes del Polisario, con los viajes que realizan a países de alto riesgo, y la llegada y permanencia de las delegaciones, que, como la española, pueden traer consecuencias perjudiciales. Ahora, al parecer, los líderes del Polisario están buscando personas que estuvieron en contacto con las dos personas que murieron por el coronavirus en los campamentos y, contra toda norma de evitar concentraciones masivas populares, han organizado el llamado Foro internacional de Jóvenes para la Solidaridad con el Sáhara Occidental desde el 11 al 13 de marzo, la Unión Juvenil Saharaui para homenajear a dirigentes de organizaciones de juventud de países de su partida como Venezuela, Sudáfrica, Suecia etc., lo cual demuestra que solo se preocupan por mantener su ego personal en la representación de sus cargos y poco o nada en resolver los problemas de una población que subsiste en la precariedad de sus mínimas necesidades, y con unos hospitales cuya situación es de total desabastecimiento. La ayuda humanitaria que reciben de las entidades internacionales se ha reducido notablemente, faltando no solo medicamentos sino también material hospitalario. La escasez de personal sanitario público es asimismo un problema desde hace años, al final la población mayor es la que sufre peores consecuencias.

Este Fórum Canario Saharaui, ante la propagación de este virus y aunque la Administración argelina haya establecido un control de prevención sanitaria en los puntos de transición de pasajeros, considera de suma importancia, como así se ha acordado internacionalmente, evitar cualquier desplazamiento, en este caso en Argelia y en los campamentos de refugiados saharauis, para evitar se agrave todavía más su situación.