El debate moral del deepfake y su contemplación en la ley

La tecnología para “revivir” a determinados antepasados, como Lola Flores, que se ha hecho viral
Atalayar_Deepfake

AFP PHOTO/MBC  -   Escena del documental "I met you" en la que una madre se encuentra con su hija muerta a través de la realidad virtual

El avance vertiginoso de la tecnología permite que cada vez existan más posibilidades a la hora de crear, producir contenido y desarrollar nuevas formas de presentación y montaje, pero también provoca que no siempre existan leyes concretas que cubran estas nuevas tecnologías. Una de las nuevas tendencias que surge en el ámbito tecnológico y sobre todo en la rama de producción audiovisual es el deepfake. Esta nueva modalidad se basa en la capacidad de revivir a determinadas personas ya fallecidas. El caso más reciente es el de la campaña publicitaria de la cerveza Cruzcampo, “Con mucho acento”, donde la cantante Lola Flores aparece como protagonista en un acto de reivindicación de la diversidad. En el anuncio, por medio de la inteligencia artificial y el uso de imagen y sonido, Lola Flores revive para lanzar un mensaje que apela a la diversidad y al “poderío” de cada persona con su forma de ser, tal y como la cantante lo llamaba.

Esta nueva modalidad emociona a muchos y suscita gran sorpresa en los espectadores al ver de nuevo el carisma que estas personas dejaron, su legado, pero por otra parte ha generado gran debate en la población, ya que algunos piensan que no es moral usar imágenes de personas ya fallecidas para fines comerciales, además de apelar a otras causas como la memoria del fallecido, la posible tendencia al morbo o la manipulación de las imágenes. Las fronteras del deepfake no están establecidas y su práctica se ha llevado a cabo en ámbitos muy distintos con finalidades diversas, por esta razón  surge el debate, y la legislación de esta práctica genera controversia.

Atalayar_Lola Flores
PHOTO/ARCHIVO - Lola Flores revive para lanzar un mensaje que apela a la diversidad y al “poderío” de cada persona con su forma de ser, tal y como la cantante lo llamaba

En España no está regulada la tecnología usada como tal en las leyes, sino que la legalidad del deepfake y otras modalidades tecnológicas está legalizada según la finalidad con la que se usan. En concreto  lo recoge la Ley Orgánica 1/28 del 5 de Mayo de Protección Civil del Derecho al Honor, Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen. La gestión del derecho de imagen reside en los herederos cuando la persona ha fallecido, la persona fallecida no tiene derechos. Lolita Flores y Rosario Flores, hijas de la cantante protagonista en la campaña de Cruzcampo, participaron en la realización de la campaña y concedieron el permiso para la utilización de las imágenes. “Pese a ser antigua, la Ley Orgánica 1/82 regula bastante bien todos estos casos de derechos de imagen”,  ha afirmado Sergio Carrasco, abogado experto en IA y seguridad, en la web experta en tecnología, Xataka. “Como mucho se podría añadir respecto a los abusos del deepfake y su utilización en campañas políticas”.

Aunque esta campaña no tenga características que dañen la imagen de la protagonista, hay casos en los que el uso de esta tecnología ha cruzado determinadas barreras y se convierten en un delito contra la persona. En 2019, Estados Unidos comenzó a legislar contra el  deepfake, para casos como el deepfake pornográfico, donde se dan casos de publicación de falsos desnudos para intimidar o acosar a la persona. En este caso, estados como Virginia contemplaba hasta un año de cárcel y 2.500 dólares de multa. Aplicaciones como “Deepnude”, que a través de la inteligencia artificial desnudaba a mujeres vestidas, se vio obligada a cerrar pocas horas después. 

Atalayar_DeepFake
AFP PHOTO / MBC - Un documental surcoreano mostró la avanzada tecnología de la realidad virtual mediante la ingeniería de un encuentro entre una madre y su hija muerta, desatando una avalancha de simpatía y un debate sobre cuestiones de voyeurismo y explotación

Esta tendencia comenzó en el ámbito de la pornografía pero se fue extendiendo a otros ámbitos cada vez más amplios, como la política. En estos casos países como China trabajaron para legislar el  deepfake y declararlo ilegal.

Otro caso que generó debate a nivel mundial fue el encuentro de una madre con su hija de siete años fallecida por leucemia en Corea del Sur. La madre pudo ver a su hija en tres dimensiones gracias a la realidad virtual y la inteligencia artificial. Pudo verla  moverse, interactuó con ella, incluso llevaba unos guantes que le permitían sentir el roce del pelo, o tocar a su hija. Estas imágenes fueron emitidas en el documental “Meeting you” por la cadena de televisión coreana MBC, que tuvo millones de espectadores. 

Atalayar_DeepFake
PHOTO/AFP - Esta imagen realizada a partir de un vídeo falso en el que aparece el ex presidente Barack Obama muestra elementos de mapeo facial utilizados en la nueva tecnología 

El debate de esta tendencia tecnológica se centra por tanto en si su práctica es legal o no, esta respuesta es distinta en cada país según sus leyes. Además de establecer cuáles son sus fronteras, ya que queda expuesta la amplitud de posibilidades y tipos de deepfake que se pueden dar, desde un anuncio que habla de la diversidad (Campaña de Cruzcampo) , hasta revivir a una niña fallecida, o prácticas pornográficas. Así mismo en muchos de los casos se discute si la práctica de deepfake es moral o no, ya que se puede relacionar con el morbo, la dignidad de la persona u otras características como el respeto a la memoria del fallecido.