El economista Abdalla Hamdok será el nuevo primer ministro civil de Sudán

El Consejo Soberano estará dirigido por el general Al-Burhan y supervisará la labor del Gabinete
El economista Abdalla Hamdok.

 -   El economista Abdalla Hamdok

La oposición, aglutinada en las Fuerzas de la Declaración de la Libertad y el Cambio (DFCF/FCC, por sus siglas en inglés), ha nominado al economista Abdalla Hamdok para el cargo de primer ministro de Sudán, lo que una vez sea oficial, con el juramento de este miércoles, significará que, por primera vez en la historia reciente de Sudán – tras tres décadas de poder del expresidente Omar al-Bashir – un civil detentará el poder Ejecutivo en el país africano. El primer ministro estará acompañado por un gabinete de ministros, de naturaleza tecnócrata, cuyo nombramiento está previsto para dentro de una semana, el día 28 de agosto. 

Hamdok, que ha liderado las encuestas y las apuestas desde el inicio del periodo transitorio, cuenta con una amplia experiencia en la administración, gestión y gobernanza de las políticas públicas. Su carrera entró en una nueva dimensión cuando trabajó como funcionario del Ministerio de Finanzas de Sudán en la década de los años 80 del S.XX, y tomó impulso al ocupar puestos en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Banco Africano de Desarrollo. Su último cargo le ha dotado, además, de experiencia internacional: secretario ejecutivo adjunto de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África.

En esta línea, el economista sudanés, Amin Hassan Sayed Ahmed, en declaraciones a Reuters, ha asegurado que Hamdok tiene buenas conexiones con la Unión Africana y con la ONU, por lo que “podría ayudar a eliminar a Sudán de la lista de estadounidense de patrocinadores del terrorismo, lo que ha impedido el acceso del país africano a las principales instituciones económicas y financieras mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM)”.

Sobre la figura del primer ministro y su gabinete, la declaración constitucional acordada el 5 de agosto y firmada el día 17 de ese mes instauró la creación de un Consejo Soberano, un órgano encargado de la supervisión tanto del Consejo de Ministros como del Consejo Legislativo o Asamblea, cuya formación – contará con 300 diputados – está prevista a partir del 1 de septiembre, fecha en la que comenzará, según el calendario estipulado, el nuevo curso político de Sudán.

La designación de los once miembros del Consejo Soberano, que en un principio iba a tener lugar el pasado domingo 18 de agosto, se ha materializado este miércoles, tras sufrir un retraso por discrepancias en cuanto a los nombres a designar por parte de la oposición. Cabe recordar, en este punto, que el documento constitucional estableció que este órgano estaría compuesto por once miembros: cinco soldados del Consejo Militar de Transición, cuerpo que se disolverá cuando los elegidos juren sus cargos; y seis civiles, cinco de ellos procedentes de las DFCF y un restante elegido por consenso con el Consejo Militar.

Ahora, los nombres se han conocido: por el lado de la órbita militar, han sido designados el jefe adjunto del Consejo Militar y líder de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF, por sus siglas en inglés), el general Mohammed Hamadan Dagalo – conocido como Hemeti –; y los militares Yasser Atta, Ibrahim Gaber y Shams al-Din Kabashi. Por el lado de la esfera civil, han sido escogidos Hassan Mohamed Idris, exparlamentario y hombre de negocios; Al-Siddiq Tawer Kafi, profesor de Física de la Universidad de Al Neelain; Ayesha Musa Saeed, profesora de Literatura Árabe de la Universidad de Jartum; Mohamed Al-Fekki Suleiman, periodista y el más joven de todos; y Raja Nicola Issa Abdul-Masseh, una mujer cristiana, elegida para “expresar la tolerancia religiosa y la diversidad en el país”, según ha declarado a la agencia EFE un dirigente de las DFCF. El sexto miembro civil nombrado por consenso se corresponde con Mohamed Osman Hassan al-Taayeshi, un juez cristiano copto.

El quinto representante militar que, además, estará a la cabeza del Consejo Soberano, es el general Abdel Fattah al-Burhan, quien ha liderado el Consejo Militar de Transición. Estará encargado de la dirección política de Sudán durante los próximos 21 meses, pues luego será reemplazado por un civil, que detentará el poder durante los 18 meses restantes, hasta la convocatoria de unas elecciones libres.

El general Abdel Fattah al-Burhan, jefe del consejo militar gobernante de Sudán, durante una ceremonia de juramento en Jartum el 21 de agosto de 2019
AFP/ SUDAN PRESIDENTIAL PALACE - El general Abdel Fattah al-Burhan, jefe del Consejo Militar gobernante de Sudán, durante una ceremonia de juramento en Jartum el 21 de agosto de 2019.

Mientras que Al-Burhan ha jurado su cargo este miércoles a las 11 de la mañana hora local ante el recién nombrado jefe del Poder Judicial, Nemat Abdullah Mohammed Kair; el resto de componentes del Consejo Soberano lo han hecho ante el propio Al-Burhan, ya convertido en presidente del órgano político supremo, y ante el presidente del Tribunal Supremo.

Los miembros del Consejo Soberano juran su cargo en Jartum el 21 de agosto de 2019
AFP/ SUDAN PRESIDENTIAL PALACE - Los miembros del Consejo Soberano juran su cargo en Jartum el 21 de agosto de 2019.

En cuanto al ámbito de la Justicia, cabe destacar que las DFCF nominaron al ex juez y activista de derechos humanos, Mohamed Allhafiz Mahmoud como fiscal general, y a Abdelqadir Mohamed Ahmed como jefe del poder judicial. 

Con dicho acto solemne han culminado más de cuatro meses de negociaciones entre el Consejo Militar de Transición y las opositoras DFCF, en las que la mediación tanto del primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, como de la Unión Africana, ha resultado fundamental para lograr una solución política al periodo de inestabilidad que se abrió en Sudán tras el golpe de Estado del pasado 11 de abril contra el expresidente Omar Al-Bashir.