El Ejército afgano como columna vertebral del nuevo Afganistán

Se espera la salida definitiva de los soldados occidentales de territorio afgano
Atalayar_Afganistán ejercito

AP/RAHMAT GUL  -   Comandos del ejército afgano asisten a su ceremonia de graduación tras un programa de entrenamiento de tres meses y medio, en el Centro de Entrenamiento de Comandos en las afueras de Kabul, Afganistán

El Ejército afgano asumirá un nuevo papel tras la salida de tropas extranjeras.

Corren ríos de tinta por todo el mundo vaticinando y precipitando la caída del Gobierno afgano a manos de los talibanes a partir del 11 de septiembre del 2021, y de las consecuencias políticas, sociales y económicas que conllevaría este cambio de régimen. Pero lo cierto es que queda algo menos de cuatro meses para que se produzca la salida definitiva de las tropas occidentales y no se sabe bien cuál va a ser la situación del país durante este periodo de transición, y menos aún a partir de septiembre. Prácticamente todas las miradas están puestas en lo que sería la columna vertebral del nuevo Afganistán, el ANSDF o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Afganos, en el cual recaerán las dos misiones principales para la seguridad y estabilidad del país:

  • Proteger y supervisar que los acuerdos de paz alcanzados se lleven a cabo por parte de los talibanes.
  • Evitar que Afganistán se vuelva a convertir en un paraíso para los grupos terroristas como Al-Qaeda o Daesh.

Se nos antojan algunas preguntas fundamentales:

¿Podrá el Ejército afgano, por sí solo, repeler los envites talibanes de la ofensiva de primavera y verano o se desmoronará pronto la idea de que las fuerzas y cuerpos de seguridad de este país podrán contener a los milicianos talibanes?

Atalayar_Afganistán ejercito
AP/RAHMAT GUL - Un soldado del Ejército Nacional Afgano hace guardia en un puesto de control antes de las elecciones presidenciales previstas para el 28 de septiembre, en Kabul, Afganistán

¿Qué ocurrirá con el Ejército afgano si los apoyos militares y la financiación americana e internacional se reducen notablemente? ¿Es sostenible este modelo de Ejército a medio y largo plazo?

¿Con que capacidades van a seguir ayudando Estados Unidos y la OTAN a las fuerzas gubernamentales afganas?

Y sobre todo, ¿será el Ejército afgano solo una pieza para la defensa permanente contra los ataques de los talibanes, o podrá desempeñar las funciones de cualquier otro Ejército del mundo, velar por la paz, estabilidad y soberanía del Estado afgano?

Ejército afgano

El ANSDF o The Afghan National Security and Defense Forces es el Ejército nacional afgano (además de la Policía y otros cuerpos imbuidos en él), y en este organismo recaen muchas esperanzas para contener una posible ofensiva talibán y mantener así la estabilidad en el país una vez se hayan marchado las tropas occidentales el próximo 11 de septiembre.

Son muchas las opiniones pesimistas que se vierten sobre el Ejército afgano a partir de este verano sin los apoyos extranjeros y es que muchos expertos militares aseguran que sin el apoyo aéreo americano y con un casi seguro descenso de su financiación extranjera, su efectividad se verá muy mermada a corto-medio plazo. 

Según la web Global Fire Power1, Afganistán ocuparía el puesto número 75 de 140 países en el ranking de fuerzas militares en el mundo. Aunque las cifras referidas en esta base de datos tienen en cuenta el actual apoyo internacional a sus fuerzas armadas.¡Atalayar_Afganistan AFNDS Atalayar

Composición y estructura

En ANDSF estaría dividido esencialmente en;

ANA, Afghan National Army que incluye al Ejército del Aire (AAF) y al Cuerpo de Operaciones Especiales.

ANP, Afhan National Police, que inicialmente fue creada y organizada como una Fuerza de Seguridad al uso, ha ido mutando a una especie de fuerza paramilitar multipropósito y que desempeña funciones que van desde las propiamente policiales, protección pública e investigaciones criminales. Aunque debido a la situación actual de lucha contra la insurgencia sus funciones principales son las de complementar al ANA en la lucha contrainsurgente.

Dentro de estas últimas, la Police Special Forces (Qeta´at-i-Khas) es una unidad utilizada para realizar misiones de combate complejas, sin el apoyo del ANA, y sufriendo a menudo muchas bajas.

ALP, Afghan Local Police, que se creó por parte de ISAF (International Security Assistance Force, o misión de OTAN en Afganistán desde 2001 a 2014) con unos 30.000 miembros para aumentar la protección de los civiles a un nivel más local o provincial. Sus misiones principales son la protección de instalaciones públicas, prevenir infiltraciones de terroristas y proveer de un espacio seguro para que se pueda facilitar el normal gobierno y desarrollo. Los miembros de la ALP son contratados y pagados por las propias provincias y distritos policiales, es decir, que trabajan básicamente donde viven, lo que les de ventajas a nivel de lealtad hacia la ciudad que ayudan a proteger y también reciben el apoyo popular. Debido al tipo de violencia que está sufriendo Afganistán, este es el cuerpo, proporcionalmente a su tamaño, que más bajas sufre en el país3

Atalayar_Afganistán ejercito
REUTERS/OMAR SOBHANI - Soldados del Ejército Nacional Afgano vigilan en el lugar de un ataque suicida en Kabul, Afganistán 29 de abril de 2020

La plantilla total autorizada del ANDSF sería de 352.000 miembros, cifra que nunca se ha llegado a alcanzar. Los datos disponibles4 revelan los siguientes números:

  • El Ministerio de Defensa afgano afirma que disponen de 185.478 miembros, divididos entre el Ejército de Tierra, Operaciones Especiales y Ejército del Aire
  • El Ministerio del Interior afgano afirma que tiene 103.224 miembros divididos entre diferentes cuerpos policiales (ANP y ALP)

A pesar de estos números la realidad podría ser muy diferente. La corrupción y necesidad de recaudar fondos hace que los oficiales afganos inflen sustancialmente las listas de soldados, llegando en alguna importante base militar a contar en realidad con la mitad de los efectivos que teóricamente tienen. También existe bastante absentismo laboral, soldados que nunca van a trabajar y a los que se les conoce con el nombre de “Ghost Soldiers” y que fue un problema lo suficientemente serio como para instaurar en el país afgano un sistema de reconocimiento biométrico para controlar los miembros de la ANDSF que no se presentaban a trabajar y se les continuaba pagando.

Aun así los informes americanos apuntan que la realidad actual se correspondería con el 90% de estas cifras oficiales, es decir, el Ejército tendría una cifra real de 96.000 miembros.

Atalayar_Afganistán ejercito
AFP/ WAKIL KOHSAR - Un marine estadounidense observa cómo los soldados del Ejército Nacional Afgano izan la bandera nacional afgana en un vehículo armado durante un ejercicio de entrenamiento para hacer frente a los IED

En cuanto al nivel actual de reclutamiento se puede observar en los últimos años una reducción muy notable de nuevos reclutas, debido, entre otras cosas, a la baja moral que el pacto con los talibán ha supuesto (creando la sensación de que los milicianos talibán han ganado la guerra)  y la consecuente retirada de tropas extranjeras. Como ejemplo podemos ver la situación de reclutamientos en el norte del país, que ha sido siempre una “mina” para encontrar soldados debido principalmente a las diferencias étnicas con el sur, en esta región los reclutamientos han bajado de 3.000 a 500 nuevos soldados mensuales5.

Por otra parte, desde algunos círculos militares se critica el entrenamiento militar que se ha impartido a los soldados afganos, al menos por parte de Estados Unidos, ya que habría entrenado a los soldados de Afganistán como copias exactas del Ejército americano, vinculando sus tácticas y estrategias a las infinitas posibilidades logísticas y aéreas norteamericanas, por lo que la retirada de estos apoyos extranjeros afectaría de sobremanera a la efectividad en combate contrainsurgente de los afganos. Ese hecho además está resultando fundamental en la moral de las tropas afganas, que está decayendo de manera importante desde que se firmara el acuerdo con los talibanes en febrero de 2020, y en la actualidad se traduce en el abandono de decenas de puestos de control militares por parte de los oficiales que los mantenían operativos. 

En cuanto al poderío aéreo de Afganistán, que tan importante será para mantener las operaciones contra insurgentes talibanes y terroristas, el WDMMA6 apunta que el Afghan Air Force contaría en este año 2021 con 271 unidades distribuidas de la siguiente manera (Fig.1):Atalayar_Afganistan AFNDS Atalayar

El mismo sitio web informa de la entrega entre 2021 y 2022 de 130 nuevos helicópteros americanos modelo MD530F (Fig.2), un aparato con importantes posibilidades para el ataque y orientado también a misiones de Operaciones Especiales para combatir la insurgencia en este caso.

Precisamente es el mantenimiento de las aeronaves militares afganas uno de los puntos que más preocupa para poder mantener las capacidades actuales debido a los costes que ello implica y la especialización necesaria en este campo.

Pero estos datos, en principio pesimistas, no deben nublar el sacrificio de los soldados afganos para con la seguridad y estabilidad de su país, ya que más de 66.000 soldados afganos han muerto en combate desde que en 2001 se abrieran las hostilidades contra los talibanes. El propio general Mckenzie, jefe de las Tropas Occidentales en Afganistán, se ha pronunciado recientemente para alabar a las fuerzas militares afganas afirmando que están listas para afrontar los futuros retos que se le puedan presentar en su defensa del país contra los talibanes.

Atalayar_Afganistán ejercito
PHOTO/ Oficina de Prensa del Ministerio de Defensa via REUTERS - Ceremonia de entrega en el Campamento Anthonic, del Ejército de los Estados Unidos a las Fuerzas de Defensa Afganas en la provincia de Helmand, Afganistán

En cambio, el entrenamiento propiamente americano que señalábamos más arriba ha dado sus frutos en cuanto a un cuerpo de Operaciones Especiales muy efectivo y que en muchas ocasiones se utiliza para misiones que en principio no son las suyas, pero ayudan a cubrir las carencias del Ejército regular y salvar algunas situaciones críticas. El cuerpo de operaciones especiales está compuesto por unos 20.000 soldados y sobre ellos recaerían las misiones principales sobre objetivos críticos, además de la recolección de inteligencia para intentar frenar las aspiraciones de poder de los talibán.

Financiación y apoyo extranjero, ¿cuánto tiempo puede sobrevivir el ANSDF sin la ayuda de EEUU y la OTAN?

Existen tres fondos económicos principales, de carácter internacional, para la financiación de las fuerzas y cuerpos de seguridad afganas6:

  • ANA, o Afghan National Army Trust Fund, por parte de OTAN.
  • LOTFA, o Law and Order Trust Fund for Afghanistan, administrado por el programa de desarrollo de las Naciones Unidas.
  • ASFF, o Afghanistan Security Forces Fund por parte de Estados Unidos (hay que tener en cuenta que Estados Unidos financia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado afgano con 4.000 millones de dólares al año, y que sin “botas sobre el terreno” para supervisar ese dinero, seguramente el Congreso norteamericano reducirá esa cantidad).

El miedo a la pérdida de financiación extranjera es una constante en el análisis de un Afganistán sin tropas americanas ni de la OTAN. La pérdida de “botas sobre el terreno” va a significar una reducción importante de supervisión de los fondos enviados a este país. El colapso del ANSDF sería solo la primera ficha de dominó en caer, puesto que ello significaría el consecuente colapso de la economía afgana y la vuelta paulatina de la seguridad a manos de las milicias regionales y señores de la guerra provocando una guerra civil7.

Atalayar_Afganistán ejercito
AFP/AFP - Mapa que muestra partes de Afganistán actualmente bajo control del gobierno y territorios bajo la influencia de los talibanes

El personal y las oficinas que tanto EEUU como la OTAN dejen en Afganistán van a tener un papel primordial para continuar con una efectiva financiación del Ejército afgano, debido a que los antecedentes por corrupción del Gobierno de este país son sobradamente conocidos, ocupando Afganistán la posición 165 de 180 posibles en el índice de corrupción de la organización Transparency International9.

En cuanto al apoyo en adiestramiento militar y apoyo logístico nos tenemos que referir al último informe cuatrimestral del SIGAR (Special Inspector General for Afghanistan Reconstruction) para conocer las últimas actualizaciones en Afganistán10. Aquí deberíamos tener en cuenta la partida de militares occidentales que dejarán de adiestrar y apoyar a los militares afganos y esta situación tendrá especial repercusión en el Ejército del aire afgano debido principalmente a:

  • El número de personal cualificado necesario para mantener el nivel operativo de los aviones está todavía muy lejos de acercarse a lo ideal. Faltan pilotos instructores, copilotos operadores de sistemas…etc.
  • Las dotaciones de vuelo también se encuentran en precario, faltando aspirantes con la cualificación necesaria para convertirse en pilotos. También la COVID-19 ha ayudado a formar un grupo numeroso de pilotos que empezaron con su adiestramiento, pero no han terminado todavía el entrenamiento necesario para empezar a operar por sí solos.
  • La Policía afgana también carece del número necesario de efectivos altamente cualificados para proseguir con el adiestramiento de los actuales y futuros policías.

Pero además de los militares occidentales, también hay que tener en cuenta los contratistas que trabajan en este sentido; de acuerdo con el citado informe actualmente hay 16.832 contratistas apoyando las operaciones en diferentes capacidades, de los cuales 6.147 son ciudadanos norteamericanos, 4.286 afganos y 6.399 de otros países. De acuerdo con lo expuesto en el Congreso americano por el actual jefe de la fuerza extranjera en Afganistán, el general Mckenzie, todos los contratistas no afganos también abandonarán el país, y esto afectara principalmente a los mantenimientos de los vehículos, aviones y equipos militares del ANDSF, perdiendo una capacidad operativa en mayor o menor medida, dependiendo de la capacidad de transición en este aspecto a los componentes del ANDSF.

Atalayar_Afganistán ejercito
REUTERS/JIM HOLLANDER - Cartel de cartón que recuerda que las fuerzas talibanes pueden estar en cualquier lugar y en todas partes, en el sur de Afganistán el 1 de diciembre de 2001
Balanza militar entre ANSDF y talibanes

El verdadero tamaño de las fuerzas talibanes siempre ha sido muy difícil de definir debido a las características del grupo y al contexto geográfico donde se encuentran, pero revisando el estudio más reciente (2017) sobre el tamaño real de este grupo, nos arroja una cifra de más de 200.000 miembros, en el que se incluirían 60.000 combatientes, 90.000 miembros de milicias locales y el restante de facilitadores y elementos de apoyo11.

El informe realizado al respecto por CTC12 (Combating Terrorism Center) nos hace una comparativa de cómo quedarían las fuerzas de ambos bandos, una vez las tropas extranjeras hayan salido de Afganistán, y para ello toma en cuenta cinco factores principales:

  • El tamaño de cada Ejército
  • Las ayudas externas que reciben
  • El empleo de la fuerza
  • Recursos materiales
  • La cohesión de sus Fuerzas Armadas

Este informe lo sintetiza CTC en una tabla (Fig.3) donde hace referencia, uno a uno, a los cinco factores tomados en cuenta para la comparativa de fuerzas y concluye que, una vez se hayan retirado las fuerzas militares extranjeras, los talibanes dispondrán de una ligera ventaja militar.Atalayar_Afganistan AFNDS Atalayar

Prospectiva

Afganistán es un Estado que, aunque su Gobierno quiere mantener el poder de una manera centralizada (quizás demasiado), es muy heterogéneo en casi todos los sentidos, y es así, de una manera heterogénea y diversa, como se va a plantear el futuro de este país a partir de que el último militar occidental abandone tierras afganas, que muy probablemente será antes del 11 de septiembre de este año 2021. Así también, dentro de esta diversidad, el Ejército afgano deberá sobrevivir a estas diferencias entre facciones y étnicas que históricamente tanto han dividido a la población afgana.

La misión que se le quiera dar al Ejército en el nuevo Afganistán dependerá de las conversaciones de paz que se están manteniendo entre Gobierno central y los talibanes (ahora prácticamente inexistentes), y habrá que decidir si se le quiere dar al Ejército el papel de defensor de la integridad territorial, soberanía y dignidad afgana y convertirse en la primera línea de defensa contra el terrorismo y amenazas regionales e internacionales, o por el contrario, solo será una herramienta de contención a una posible ofensiva talibán.

Atalayar_Afganistán ejercito
AFP/ WAKIL KOHSAR - Un soldado del Ejército Nacional Afgano (ANA) vigila en un puesto avanzado contra los combatientes talibanes en Kajaki, al noreste de la provincia de Helmand

Las verdaderas capacidades que van a aportar Estados Unidos y la OTAN una vez se hayan retirado del Estado afgano, son, aparte de las meramente económicas, desconocidas. Los americanos acaban de dar a conocer la posibilidad de seguir entrenando a los militares afganos desde bases en el extranjero, principalmente Qatar y Uzbekistán, utilizando el ya conocido sistema “over the horizon” que básicamente se trata de solucionar los problemas de seguridad de manera remota y sin botas sobre el terreno, pero que en estos momentos se antoja ambigua ya que las actuales soluciones remotas que existen son poco realistas (las actuales bases americanas se encuentran muy lejos y apoyar desde el mar significaría atravesar Irán o Pakistán...). Pero el caso es que ninguna fuente oficial americana ni de OTAN se ha pronunciado al respecto de una intervención militar en el caso de que las cosas vayan mal en Afganistán y aquí podemos ver los tres principales escenarios que podríamos presenciar a partir de este verano y que podrían requerir dicha intervención internacional:

  • El ANDSF comienza a perder batallas de manera inequívoca y definitiva a partir de la salida de tropas occidentales. Como veremos más abajo existen disputas armadas entre el Gobierno central y los talibanes en casi 200 distritos en Afganistán por lo que una presión suficiente a manos de los milicianos talibanes podría hacer caer la balanza de su lado, poniendo en peligro al Gobierno de Kabul.
  • Si Afganistán se fragmenta de manera definitiva entre talibanes, Gobierno, facciones extremistas, señores de la guerra… lo que daría paso a una cruenta guerra civil con un resultado, en este momento, difícil de determinar, pero con claras consecuencias para la población civil: olas de refugiados, inexistencia de los más básicos derechos humanos…muerte y destrucción.
  • Si los talibanes intentan derrocar al Gobierno afgano de manera continua y persistente. Esta situación se asemejaría bastante al punto anterior, presenciaríamos un escenario de continuos ataques terroristas y batallas por la toma de poder en zonas rurales, pero especialmente cruentas serán los intentos para tomar el poder de ciudades clave por parte de los talibanes ya que será en los centros urbanos donde el Gobierno central tendrá que defender el país. Llegar a un punto de no retorno, a favor de los talibanes, podría significar la vuelta de las tropas occidentales a Afganistan.

Con una situación militar en el país más que complicada, donde de los 407 distritos en los que está dividido Afganistán, los talibanes controlan 78 y mantienen la disputa militar con el Gobierno en otros 19313 tendremos que ir descubriendo, según las tropas occidentales salgan del país, las intenciones ofensivas de los talibanes y las capacidades del Ejército afgano para mantenerlos a raya, que no vencerlos.

Atalayar_Afganistán ejercito
REUTERS/BAZ RATNER - Un soldado estadounidense, del Regimiento de infantería 5-20, adscrito a la 82ª División Aerotransportada

En cuanto a la resistencia militar del ANDSF a partir de septiembre, hemos visto que el mantenimiento de las capacidades aéreas afganas va a marcar la diferencia del conflicto con los talibanes. La salida del país de los contratistas que se encargaban del mantenimiento general de la fuerza aérea, la carencia de profesionales especializados en este ámbito y el descenso de apoyos aéreos por parte de las fuerzas occidentales van a dificultar mucho el mantener la operatividad de esta capacidad como la habíamos conocido hasta ahora. Además de la fuerza aérea, el United States Institute of Peace14 recalca otras posibles vulnerabilidades en el ANDSF entre las que destacan la falta de liderazgo entre sus mandos, escasa recolección de inteligencia e insuficiente capacidad operacional y logística.

A partir de que el último soldado occidental abandone Afganistán podremos entonces comprobar las capacidades y cohesión de las Fuerzas Armadas afganas.

Referencias:
  1. https://www.globalfirepower.com/country-military-strength-detail.php?country_id=afghanistan 
  2. https://www.usip.org/sites/default/files/PW115-Afghanistan-National-Defense-and-Security-Forces-Mission-Challenges-and-Sustainability.pdf
  3. https://www.usip.org/sites/default/files/PW115-Afghanistan-National-Defense-and-Security-Forces-Mission-Challenges-and-Sustainability.pdf
  4. https://ctc.usma.edu/wp-content/uploads/2021/01/CTC-SENTINEL-012021.pdf
  5. https://www.nytimes.com/2021/04/28/world/asia/afghanistan-security-forces.html 
  6. https://www.wdmma.org/afghan-air-force.php 
  7. Afghan National Army (ANA) Trust Fund – NATO  
  8. http://www.ieee.es/contenido/noticias/2021/03/DIEEEO25_2021_OSCPIL_Afganistan.html
  9. https://www.transparency.org/en/countries/afghanistan?redirected=1
  10. SIGAR, Quarterly Report to the United States Congress, April 30, 2021, 72,
  11. https://www.sigar.mil/pdf/quarterlyreports/2021-04-30qr.pdf.
  12. See Giustozzi, “Afghanistan: Taliban’s Organization and Structure,” pp. 5, 12. Giustozzi’s estimates have been endorsed by several other analysts. See Rupert Stone, “The US is greatly downplaying the size of the Afghan Taliban,” TRT World, January 7, 2019
  13. https://ctc.usma.edu/wp-content/uploads/2021/01/CTC-SENTINEL-012021.pdf.  Pág. 22
  14. https://www.longwarjournal.org/archives/2021/05/taliban-takes-control-of-two-districts-in-afghan-north.php
  15. https://www.usip.org/sites/default/files/PW115-Afghanistan-National-Defense-and-Security-Forces-Mission-Challenges-and-Sustainability.pdf