PUBLICIDAD

Marruecos

El Ejército argelino ejecuta maniobras navales cerca de la frontera marroquí

Los ejercicios militares se producen en mitad de la crisis diplomática con Marruecos
said-chengriha-ejercito-argelia

PHOTO/AP  -   Saïd Chengriha supervisa maniobras militares del Ejército de Argelia

La junta militar argelina ha ejecutado una serie de maniobras navales en una zona cercana a la frontera con Marruecos. En estos ejercicios militares han participado submarinos que habrían simulado una batalla “contra un enemigo” en las profundidades marítimas, según ha informado un comunicado del Ministerio de Defensa argelino.

La simulación se ha producido en la base naval de Mers el-Kebir. Ubicada en la costa de la ciudad de Orán, Mers el-Kebir es la mayor base naval argelina. Por su posición geográfica también se la conoce como la Fachada Marítima Occidental, ya que colinda con las costas fronterizas con Marruecos. 

ejercito-argelia
REUTERS/ABDELAZIZ BOUMZ-Soldados argelinos hacen guardia

Los ejercicios militares se han producido bajo la supervisión del teniente General Saied, el jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional Popular (ANP), y el Mayor General Mahfoud Benmedah. Durante el ejercicio, se han lanzado misiles y torpedos desde el submarino Djurdjura “contra objetivos marítimos que fueron destruidos con éxito”, subrayaba el comunicado.

Las nuevas maniobras se han producido coincidiendo con una importante crisis diplomática protagonizada por Argelia y Marruecos. El pasado agosto, el ministro de exteriores argelino, Ramtane Lamamra, declaraba ante los medios de comunicación la ruptura de relaciones con Marruecos de manera oficial. La decisión fue tomada por parte del presidente, Abdelmadjid Tebboune, quien ya llevaba advirtiendo de su descontento con las últimas políticas marroquíes en cuestiones referentes al Sáhara Occidental y a la posición de Marruecos acerca del movimiento de independencia de las tribus cabilas. 

ramtame-lamrara
Archivo -  Ramtane Lamamra

Asimismo, hace pocos días conocíamos la decisión por parte de Argelia de cerrar su espacio aéreo a todos aquellos aviones civiles y militares matriculados en Marruecos. Esta decisión ha sido tomada debido a “las continuas provocaciones y prácticas hostiles del lado marroquí”, según informó el Alto Consejo de Seguridad. Desde Rabat, el silencio impera ante una situación tensa que pone de manifiesto la discordia que llevan protagonizando ambos países desde hace décadas. 
Tras la ruptura unilateral por parte de Argelia, desde Rabat se lamentaba la decisión de un país al que consideraba “vecino” y “hermano”, según reiteró el rey de Marruecos, Mohamed VI, en su discurso de la Fiesta del Trono. 

De acuerdo con el comunicado del ministerio, esta maniobra se enmarca en “el entrenamiento de las Fuerzas navales en operaciones de combate cercanas a la realidad y la valoración del dominio del sistema armamentístico moderno”. 

Asimismo, el pasado enero, Argelia lideró una serie de ejercicios tácticos con munición real bajo el nombre de “Al Hazm 2021”, que habrían formado parte de la evolución de la primera fase del programa de Preparación para el Combate en el año 2021. Según informó el Ministerio de Defensa, el ejercicio tenía como objetivo “probar la preparación para el combate de las unidades del sector operativo en el sur de Tinduf, así como entrenar a los comandantes en la conducción de las operaciones”. 

ejercito-argelia
AFP/RYAD KRAMDI - Tropas del Ejército argelino

Al igual que con los ejercicios navales, el teniente general Said Chengriha, supervisó las acciones de combate realizadas por las diferentes unidades, tanto por los ejercicios realizados por los aviones de combate SU-30MKA y Mig-29 S, los de los helicópteros Mi-24MKII, hasta la participación de los tanques T-90S.

Lo remarcable del “Al Hazm 2021” es que coincidió, del mismo modo, con una crisis diplomática por parte de Argel y Rabat, aunque el trance no derivó en la ruptura total de las relaciones como sí ha ocurrido esta vez. Las desavenencias que llevan protagonizando desde hace décadas parecen estar lejos de solucionarse, al menos por parte de Argelia, quien rechazó la invitación por parte de Rabat de desarrollar “relaciones fraternales”