El Ejército sirio toma Khan Sheikhoun: ¿Quién domina qué en la provincia siria de Idlib?

El Gobierno de Bachar al-Asad ha anunciado la apertura de un “corredor humanitario” para la salida de los civiles
Un hombre sirio inspeccionando los daños en la ciudad de Khan Sheikhoun, en la campiña meridional de la provincia noroccidental de Idlib

AFP/ OMAR HAJ KADOUR  -   Un hombre sirio inspeccionando los daños en la ciudad de Khan Sheikhoun, en la campiña meridional de la provincia noroccidental de Idlib

El Ejército Árabe Sirio, liderado por la división de las Fuerzas Tigre, ha tomado el control de Khan Sheikhoun, el principal bastión rebelde de la provincia de Idlib, que se encontraba bajo el dominio de milicias insurgentes y yihadistas desde el año 2014, entre ellas, del grupo terrorista Hay’at Tahrir Al-Sham – antiguamente conocido como Jabhat al-Nusra o Frente Al Nusra. Esta información ha sido proporcionada por un monitor de guerra citado por el diario emiratí The National.

Según el jefe del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman, “el área alrededor de la ciudad y en la provincia norteña de Hama ha sido rodeada” por el Ejército, que ha “cortado”, además, “todos los caminos” para las tropas turcas ubicadas en la ciudad de Morek, cuyos planes, según se ha denunciado desde Damasco, eran entrar en la ciudad para seguir proporcionando “apoyo ilimitado a los grupos terroristas”.

Edificios destruidos en la ciudad de Khan Sheikhoun, en la campiña sur de la provincia noroccidental de Idlib
AFP/OMAR HAJ KADOUR - Edificios destruidos en la ciudad de Khan Sheikhoun, en la campiña sur de la provincia noroccidental de Idlib

Aunque los combates entre las dos facciones se han prolongado durante meses, la batalla final comenzó hace cinco días, cuando las Fuerzas Armadas sirias intensificaron su ofensiva contra Khan Sheikhoun y otras ciudades como de varias ciudades ubicadas al norte de la provincia de Hama, como Al-Latamnah, Kafr Zita, Morek y Latmeen, ubicadas al norte de la provincia de Hama, limítrofe con el sur de Idlib y donde se encuentra el enclave estratégico ya tomado. Esto provocó la retirada progresiva de los milicianos, que, en un principio, se replegaron hacia el sur de la ciudad, desde donde tenían previsto “continuar defendiendo su territorio”, como aseguró el portavoz de Hay’at Tahrir Al-Sham, Abu Khaled Al-Shami.

Así, con la toma de Khan Sheikhoun, el Ejército sirio ha asestado un duro golpe a las facciones armadas que resisten en la provincia de Idlib, donde fue creada el pasado octubre una zona desmilitarizada acordada entre Rusia y Turquía. En esta línea, cabe destacar que, según un mando militar consultado por EFE, con los últimos avances, “el territorio controlado por el Ejército de Al-Asad en el sur de Idlib se ha elevado a unos 300 kilómetros cuadrados”.



Un convoy de vehículos militares turcos pasa por la ciudad de Saraqeb, en la provincia noroccidental de Idlib, en dirección a la ciudad de Khan Sheikhoun
AFP/OMAR HAJ KADOUR - Un convoy de vehículos militares turcos pasa por la ciudad de Saraqeb, en la provincia noroccidental de Idlib, en dirección a la ciudad de Khan Sheikhoun

Más de 500 civiles han muerto en esta región desde el pasado 30 de abril y unos 576.000 se han visto desplazados, según datos de la ONU, debido a la ofensiva contra el bastión rebelde que las fuerzas de Damasco y sus aliados han desarrollado en los pasados meses.

Ahora, tras esta victoria del Ejército sirio, está previsto que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, mantenga conversaciones telefónicas con el presidente ruso, Vladimir Putin, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en los próximos días para discutir el próximo desarrollo de los acontecimientos en el país, según ha informado el portavoz presidencial turco, Ibrahim Kalin, en declaraciones a varios medios, entre ellos, The National.



Actualización del mapa en 3D de la provincia de Idlib, que muestra el control del territorio por las fuerzas combatientes y los acontecimientos que afectan a la población civil
AFP/AFP - Actualización del mapa en 3D de la provincia de Idlib, que muestra el control del territorio por las fuerzas combatientes y los acontecimientos que afectan a la población civil

Pero, ¿quién domina qué en esta región del noroeste de Siria donde una miríada de actores luchan entre sí y por el territorio?



Tropas sirias y Rusia

Las tropas leales al presidente Bachar al Asad lanzaron una ofensiva contra las áreas controladas por los grupos opositores en el sur de Idlib, el norte de la vecina Hama y la mediterránea Latakia a finales de abril. Pese a que la operación militar no fue anunciada, consistió en campañas de intensos ataques aéreos y terrestres, que alcanzaron su culmen en julio.



El 1 de agosto, el Ejército sirio declaró un alto el fuego, que apenas duró cuatro días, y posteriormente retomó las operaciones militares con ferocidad y ha avanzado con rapidez, hasta hacerse con Khan Sheikhoun, primera localidad destacada que conquista en Idlib.

Las tropas sirias están apoyadas por su principal aliado, Rusia, que cuenta con la base aérea de Hamimim, emplazada en Latakia y utilizada para efectuar bombardeos en todo el país desde su intervención militar en Siria en septiembre de 2015.

Los rusos ofrecen a los sirios asesoramiento y apoyo por tierra y por aire. 

Ambas fuerzas han sido acusadas de lanzar ataques contra objetivos civiles y que han acabado con la vida de miles de personas, incluido un ataque con armas químicas contra Jan Shijún en 2017.



Damasco y Moscú han asegurado que luchan contra aquellos que llaman "terroristas", entre los que se encuentran combatientes extremistas que se enrolaron en las filas de Al Qaeda y también los rebeldes que se alzaron contra el Gobierno en 2011.



Exfilial siria de Al Qaeda, Hayat Tahrir al Sham



El Organismo de Liberación del Levante (Hayat Tahrir al Sham, HTS) es una alianza islamista en la que está incluida la exfilial siria de Al Qaeda, que anteriormente se denominaba Frente al Nusra hasta que se renombró en 2017 para romper todo vínculo con la red terrorista global, aunque Damasco continúa llamándolo así. 



En la actualidad controla prácticamente toda la provincia de Idlib, hasta el paso de Bab al Hawa fronterizo con Turquía. Es el grupo yihadista más fuerte en el noroeste de Siria y su líder, Abu Mohamed al Yulani, se ha dejado ver en vídeos difundidos por sus secuaces en las redes sociales supervisando los combates en Idlib e, incluso, en ruedas de prensa.



HTS ha llegado a formar su propia administración civil, denominada "Gobierno de Salvación", cuya sede se encuentra en la ciudad de Idlib, capital de la provincia homónima.

 A principios de 2019, el grupo radical ganó mucho poder enfrentándose a las facciones armadas rivales y arrebatándoles territorio en la región.

 Brett McGurk, el que era enviado estadounidense de la coalición antiyihadista que actúa en Siria y en Irak, afirmó en 2017 que la provincia de Idlib era el "mayor refugio seguro de Al Qaeda desde el 11 de septiembre".

Frente Nacional de Liberación y Turquía



El Frente Nacional de Liberación es un conjunto de grupos armados que se formó en 2018 y que cuenta con el respaldo de Turquía, la mayor valedora de la oposición siria considerada "moderada", ya que varios de sus batallones luchan bajo el paraguas del Ejército Libre Sirio (ELS).



En lugar de la bandera negra de los yihadistas, esta agrupación lucha bajo la insignia siria con las tres estrellas rojas, símbolo de la revuelta prodemocracia.

 El Frente se ha enfrentado a HTS por el control de Idlib, aunque a principios de este año ambos llegaron a un acuerdo por el que los rebeldes reconocieron el Gobierno de Salvación, y se fijaron como objetivo común batallar contra las tropas sirias y sus aliados.



Turquía es su principal suministrador de armas y además, fruto del acuerdo de Sochi sellado con Rusia en septiembre de 2018, cuenta con 12 puestos de observación en el noroeste de Siria, donde sus tropas están estacionadas, en el perímetro de la franja desmilitarizada.

 Uno de estos puestos, situado en la localidad de Morek en el norte de Hama, ha quedado prácticamente cercado por el Ejército sirio tras la conquista de Khan Sheikhoun, pero Ankara no parece dispuesta a retirarse y advirtió a Damasco anteriormente de que está "jugando con fuego" atacando sus puestos en territorio sirio.


Los habitantes de Maaret al-Numan, en la provincia siria septentrional de Idlib, observan cómo un vehículo transporta un tanque turco que, según se informa, forma parte de un convoy de vehículos militares que se dirige hacia la ciudad de Khan Sheikhoun
AFP/OMAR HAJ KADOUR - Los habitantes de Maaret al-Numan, en la provincia siria septentrional de Idlib, observan cómo un vehículo transporta un tanque turco que, según se informa, forma parte de un convoy de vehículos militares que se dirige hacia la ciudad de Khan Sheikhoun

Otros grupos armados y extranjeros



Hurras al Din (Guardianes de la Religión) es otro grupo radical armado, que se escindió de HTS porque todavía es fiel al ideario de Al Qaeda y a su líder, Ayman al Zawahiri.

Estados Unidos lanzó a finales de junio un ataque aéreo contra esos combatientes en Alepo, la primera operación de este tipo en años por parte de Washington contra radicales que no están afiliados al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria.



En medio de esta miríada también hay decenas de miles de combatientes del Partido Islámico del Turkistán, en cuyas filas luchan uigures (una minoría étnica china de religión musulmana) y están presentes en el norte de Siria desde hace años; así como la Brigada de Imam Bukhari, formada principalmente por combatientes uzbekos que han jurado lealtad a los talibanes afganos. 

Civiles sirios huyen el 21 de agosto de 2019 de una zona de conflicto en la región noroccidental de Idlib, controlada por los rebeldes de Siria
AFP/OMAR HAJ KADOUR - Civiles sirios huyen el 21 de agosto de 2019 de una zona de conflicto en la región noroccidental de Idlib, controlada por los rebeldes de Siria
Damasco abre un "corredor humanitario" para la salida de civiles en el noroeste

El Ejército sirio ha abierto un "corredor humanitario" para permitir la salida de civiles, después de cercar una zona con la toma de la localidad de Khan Sheikhoun, en la provincia de Idlib, en su ofensiva contra los últimos bastiones de los rebeldes en el noroeste del país.



La agencia de noticias estatal, SANA, informó de que el Gobierno decidió abrir ese corredor, bajo la "protección del Ejército sirio", en la zona de Suran, en el norte de la provincia de Hama y en territorio controlado por las autoridades de Damasco.

 Una fuente anónima del Gobierno sirio, citada por SANA, destacó que el corredor ha sido habilitado para "los ciudadanos que deseen salir de las zonas bajo control de los terroristas en el norte de Hama y el sur de Idlib", en referencia a los grupos armados opositores.



SANA agregó que las autoridades proveerán de agua, alimentos y asistencia médica a los ciudadanos que atraviesen el corredor hacia territorios en manos del Ejército en Hama.