El esloveno Tadej Pogacar, del Emirates Team, se proclama campeón del Tour de Francia

Sam Bennett ha terminado primero en el sprint de este domingo en los Campos Elíseos
El corredor del UAE Team, el esloveno Tadej Pogacar, con el mayotte amarillo en el podio del Tour del Francia como ganador

AFP/MARCO BERTORELLO  -   El corredor del UAE Team, el esloveno Tadej Pogacar, con el mayotte amarillo en el podio del Tour del Francia como ganador

Y llegó el momento de la gloria. El ciclista esloveno Tadej Pocagar, del Emirates Team, ha sido aclamado como campeón del Tour de Francia este domingo en los Campos Elíseos de París tras la etapa final. Pocagar se ha hecho con el Mayotte amarillo tras una impresionante contrarreloj en la que consiguió arrebatar a su compañero de equipo la contrarreloj de este sábado. Aunque Sam Bennet ha terminado primero en el sprint de este domingo, Pogacar quedó clasificado virtualmente en el primer puesto tras ganar este sábado la contrarreloj.

“Estar aquí en París es lo más grande. Ha sido una aventura de tres semanas. Agradezco a todo los organizadores su esfuerzos y al UAE Team por darme la oportunidad de formar parte de este equipo. Es una sensación difícil de describir”, ha asegurado Pogacar en el podio tras recibir el Mayotte amarillo. Los ciclistas del UAE Team, el equipo patrocinado por Emiratos, llevaron en palmitas al flamante campeón durante el sprint por los Campos Elíseos.

Equipo Emirates
AFP/ KENZO TRIBOUILLARD  - Tadej Pogacar, tercero por la izquierda, viste el mayotte amarillo junto a sus compañeros de equipo

Pogacar, de 22 años, ha sido la sorpresa de este Tour de Fracia, consiguió recuperarle un minuto a su compañero Primoz Roglic en un desenlace de etapa que ya ha pasado a la Historia del Deporte. Pogacar se llevaba la etapa desbancando a Roglic, que estaba dominando la carrera desde el principio. El esloveno termina con tres victorias de etapa, con la clasificación de los jóvenes y también con la de la montaña. Roglic perdió el Mayotte amarillo en La Planche des Belles Filles tras once días a la cabeza de la clasificación.

Roglic partía en la contrarreloj de este viernes con 57 segundos sobre Pogacar. A pesar de que Roglic luchó por dar todo lo que pudo, en sus propias palabras tras llagar a la meta, no pudo evitar que el joven Pocagar el arrebatase la carrera. Este ciclista forma parte de la nueva generación que están tomando las riendas del ciclismo profesional junto a corredores de la talla de Egan Bernal y Renco Evenepoel.

Líder de la general
REUTERS/BENOIT TESSIER - Tadej Pocagar con el mayotte de líder de la general

Pocagar consiguió alcanzar la cima en un tiempo de 55:55, un minuto y 21 segundos mejor que Dumoulin. Pogacar aseguró tras la gesta que no se lo podía creer. Se trata del jugador más joven en hacerse con el Tour de Francia desde 1935. La victoria fue tan contundente que Roglic, tras ser derrotado se acercó y con un abrazo aceptó la victoria de su compañero: “Estoy decepcionado, pero solo puedo decir que chapeau para Tadej. Es posible que no haya apretado los últimos días para hacer sacado más tiempo”.

Finaliza el Tour de Francia de la mascarilla

La amenaza no ha dejado de planear desde la salida del Tour de Francia el pasado 29 de agosto en Niza: la COVID-19, que obligó a retrasar la prueba dos meses, marcó a fuego la edición que, finalmente, pudo llegar a París tres semanas más tarde. Con menos público en la cuneta, mascarillas en los rostros y los ciclistas aislados del resto del mundo, la ronda gala ha logrado superar el reto, hasta el punto de que su director, Christian Prudhomme, proclamó que ver al pelotón desfilar por los Campos Elíseos, es una victoria. El Tour ha sido el primer gran evento deportivo celebrado tras el confinamiento, junto al Abierto de Estados Unidos de tenis, pero con la dificultad añadida de que no se celebra en un recinto cerrado.

La edición no ha estado exenta de críticas. El Tour renunció a disputarse en julio, porque la situación sanitaria no lo permitía, y pasó a correrse en septiembre, cuando la pandemia recobra vida en Francia como en otros países de Europa, donde vuelven a multiplicarse los contagios.

Campos Elíseos
PHOTO/AP - El esloveno Tadej Pogacar, con el maillot amarillo del líder de la general, pasa por el Arco del Triunfo en los Campos Elíseos durante la vigésima primera y última etapa del Tour de Francia

La caravana, reducida, ha ido adaptándose al dispositivo de seguridad de cada territorio, marcado por las autoridades. Las cunetas han estado mucho menos concurridas y la mascarilla ha sido la nota predominante entre los espectadores. Pero ha habido algunos puntos negros. Por ejemplo, el ascenso a Peyresourde, donde se acumuló mucho público y en su gran mayoría sin protección, lo que llevó a los organizadores a apretar las tuercas. Las imágenes se vieron en algunos otros momentos de la carrera, sobre todo en puertos, donde los espectadores desafiaron la vigilancia impuesta para evitar aglomeraciones en las cunetas.

Sin positivos en el pelotón

En el terreno deportivo, el Tour acaba oficialmente sin ningún positivo por coronavirus en el pelotón. Las autoridades impusieron un estricto control, una burbuja que afectaba a los corredores, técnicos, médicos y mecánicos, apartados del resto del mundo. 

Una gesta logística, puesto que el Tour no es un evento estático y debía moverse cada día a una nueva ciudad. La impermeabilidad de esa burbuja ha quedado muchas veces en entredicho, pero los todos ciclistas han superado cuatro test sin que se haya producido ningún positivo. Solo hubo dos antes de la salida, lo que hizo que se encendiesen las alarmas de los organizadores. Se estableció el protocolo de que dos casos en un mismo equipo suponían su expulsión de la carrera.