El Europarlamento recrimina a Marruecos el uso de personas como arma política

El Parlamento Europeo ha ratificado la resolución propuesta por los eurodiputados españoles, tras ser enmendada varias veces, para denunciar a Marruecos por sus actos
Atalayar_Parlamento Europeo

PHOTO/ARCHIVO  -   El Parlamento Europeo

Este jueves el Parlamento Europeo ha recriminado a Marruecos por el envío masivo de migrantes, especialmente menores, a la ciudad autónoma de Ceuta. El pleno de Estrasburgo ha debatido este jueves sobre la crisis que se produjo en Ceuta el pasado 17 de mayo cuando cerca de 9.000 personas atravesaron la frontera de Marruecos ante la pasividad de la policía alauí.

Se ha aprobado una resolución en una moción con 397 votos a favor, con 85 en contra y 196 abstenciones, poniendo así de manifiesto el rechazo por parte de los eurodiputados a la estrategia de Rabat y afeando que pusiera en riesgo las vidas de miles de menores para responder al gesto de España de atender al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali. Expresaron su “rechazo a la utilización por parte de Marruecos de los controles fronterizos y de la migración y, en particular, de menores no acompañados, como medio para ejercer presión política contra un Estado miembro de la Unión”. 

Atalayar_Mohammed VI Marruecos
AFP/FADEL SENNA - El rey Mohammed VI

Dicha resolución pactada por los principales grupos del Parlamento Europeo “lamenta, en particular, que niños, menores no acompañados y familias hayan participado en el cruce masivo de la frontera entre Marruecos y la ciudad española de Ceuta, poniendo en peligro evidente sus vidas y su seguridad”. Además, “insta a Marruecos, a que respete su compromiso arraigado en favor de una cooperación reforzada en materia de gestión de fronteras y movilidad migratoria, en un espíritu de cooperación y diálogo" y "hace hincapié en la importancia que reviste reforzar la asociación entre la Unión y Marruecos, que debe tener en cuenta las necesidades de ambas partes de manera equilibrada y equitativa”.

La moción conjunta de populares, socialistas, liberales y verdes lamenta el empeoramiento de la crisis diplomática y política que “socava la estrategia multidimensional y las relaciones de vecindad privilegiadas entre Marruecos, la Unión Europea y sus Estados miembros”. En este sentido, recoge Europa Press, los eurodiputados defienden la vía diplomática para abordar las desavenencias entre Madrid y Rabat y piden rebajar las tensiones, así como retomar el diálogo constructivo en el seno de la asociación UE-Marruecos.

Atalayar_Crisis Migratoria Ceuta Marruecos
AP/JAVIER FERGO - Hombres y niños marroquíes sentados mientras el ejército español acordona la zona en la frontera de Marruecos y España, en el enclave español de Ceuta, el martes 18 de mayo de 2021

Además, desde Europa vuelven a hacer hincapíe en que Ceuta es una frontera exterior de la UE y su protección y seguridad es asunto de toda la Unión. Asimismo, reconoció la reacción de la agencia Frontex, quienes ofrecieron apoyo a las autoridades españolas para gestionar la situación y la demanda a la Comisión Europea financiación para acoger a los menores no acompañados.

A pesar de las críticas, los eurodiputados valoraron positivamente el anuncio de Marruecos por facilitar la devolución de los menores identificados, aplaudiendo la cooperación entre España y Marruecos para lograr la repatriación de los niños y devolverlos a sus familias, siguiendo los estándares internacionales en beneficio de los menores.

La iniciativa partió del eurodiputado español Jordi Cañas del partido Ciudadanos, que planteó la necesidad de elevar al pleno la crisis migratoria del mes pasado en Ceuta, sobre todo, por la utilización de menores. “No podemos permitir que Marruecos piense que eso es una forma de hacer diplomacia”, señala Cañas en vísperas del debate parlamentario. “La UE no puede permitir que se normalice el uso de menores como instrumento de presión política”, apunta el diputado.

Atalayar_Bourita
AFP/FADEL SENNA - Nasser Bourita, Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos

Según Efe, el canciller marroquí Nasser Bourita dijo este miércoles que el gobierno español "intenta europeizar la crisis bilateral entre Marruecos y España". Bourita cree que con la salida del líder saharaui Brahim Ghali del territorio español, la crisis “no terminó el 1 de junio”. "La crisis existe porque sus causas profundas continúan", añadió Bourita ante los medios de comunicación tras la visita de su colega húngaro Peter Cialto.

Respecto al conflicto saharaui, detonante de la crisis entre Marruecos y España, el Parlamento Europeo reitera la posición “consolidada” de la UE, recalcando que está en línea con el Derecho Internacional y las resoluciones de Naciones Unidas.