PUBLICIDAD

Iberdrola

El Foro del Néguev en Bahréin impulsa la colaboración entre Israel y sus socios árabes

El segundo encuentro de la plataforma regional se salda con la creación de grupos de trabajo y la definición de sus objetivos estratégicos
Negev Summit

PHOTO/@AlonUshpiz  -   Los representantes políticos de los seis miembros del Foro del Néguev, Manama (Bahréin), 27 de junio de 2022

Cuando el todavía ministro israelí de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, reunió en marzo a sus homólogos de Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Egipto y Bahréin en el kibutz de Sde Boker, en pleno desierto del Néguev, no eligió el emplazamiento por casualidad. En esa pequeña localidad vivió y murió el encargado de proclamar la independencia del Estado de Israel en 1948, David Ben Gurión, el padre de la patria que asumiría la jefatura del primer Gobierno hebreo. No, no era casualidad, sino un mensaje cargado de simbolismo: más de siete décadas después, la mayoría del mundo árabe había aceptado el derecho a existir del Estado de Israel.

Sde Boker acogió entonces la inauguración del Foro del Néguev, una plataforma regional surgida tras la firma de los históricos Acuerdos de Abraham destinada a estrechar las relaciones estratégicas entre Israel y sus socios árabes. Interpretada en realidad como una alianza para contener la amenaza de Irán en la región, a pesar de la negativa de sus miembros, el Foro ha servido para tejer nuevas redes de cooperación a varios niveles en el seno del grupo después de la normalización.

La primera cumbre sirvió para ratificar el deseo de cooperación de los distintos miembros del Foro, pero cada uno llevó a la mesa de negociación sus propias reivindicaciones. Solo coincidieron en identificar a Teherán como enemigo común, y trasladaron a Washington sus quejas por mantener las conversaciones para reactivar el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), el acuerdo nuclear con Irán firmado en 2015 durante la Administración Obama del que Trump, artífice de los Acuerdos de Abraham, decidió retirar a Estados Unidos.

​Negev Summit
PHOTO/@AlonUshpiz  -   Los representantes políticos de los seis miembros del Foro del Néguev, Manama (Bahréin), 27 de junio de 2022

La capital bahreiní de Manama acogió el lunes la segunda cumbre del Foro del Néguev tres meses después del primer encuentro organizado por Lapid. Altos funcionarios de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Israel, Estados Unidos, Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin mantuvieron un encuentro que se saldó con la definición de los objetivos formales del grupo y con la creación de seis grupos de trabajo en las áreas de energías limpias, educación y convivencia, seguridad alimentaria, salud, seguridad regional y turismo.

Está previsto que los grupos de trabajo multilaterales se reúnan “de forma periódica”, entre dos y tres veces al año, y que cada uno esté presidido por un miembro del Foro para “promover iniciativas que fomenten la integración, la cooperación y el desarrollo regional en beneficio de los pueblos de la región”, trasladó el director general del Ministerio de Exteriores israelí, Alon Ushpiz. El diplomático matizo que “no se trata de un foro de seguridad, ni militar ni dirigido contra otros países (...), es para reforzar la cooperación, el bienestar y el desarrollo en la región, y está abierto para los que quieran contribuir”.

En una comparecencia de prensa conjunta al término del encuentro con el viceministro de Exteriores bahreiní, Abdullah bin Ahmed al-Khalifa, el director general del Ministerio de Exteriores israelí incluyó entre las metas del Foro “el refuerzo de la economía palestina y la mejora de la calidad de vida de los palestinos”. Sin embargo, durante la primera cumbre en Néguev apenas se mencionó la causa palestina. De hecho, los Acuerdos de Abraham minimizaron sus reivindicaciones históricas.

Negev Summit
PHOTO/@AlonUshpiz  -   Los representantes políticos de los seis miembros del Foro del Néguev, Manama (Bahréin), 27 de junio de 2022
Crisis política en Israel

La segunda Cumbre del Néguev cobra especial importancia por el contexto regional en que se celebra. El Gobierno de coalición israelí, conformado hace un año por ocho partidos y encabezado por el primer ministro, Naftali Bennett, y el titular de Exteriores, Yair Lapid, colapsó la semana pasada tras perder la mayoría parlamentaria en la Knesset. Israel celebrará en otoño salvo sorpresa sus quintas elecciones en menos de cuatro años.

El hasta ahora líder de la oposición, Benjamín Netanyahu, la figura que durante más tiempo ha ostentado la jefatura del Gobierno en Israel, mantiene el liderato las encuestas y amenaza el liderazgo del centrista Yair Lapid, que presumiblemente ocupará el cargo de primer ministro hasta la celebración de los próximos comicios, previstos para finales de octubre, aunque tiene complicado formar una mayoría. Esté quien esté al frente del Ejecutivo, sin embargo, Jerusalén mantendrá su línea dura en materia de política exterior.

La esperada gira regional del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que visitará a mediados de julio Israel y otras plazas de Oriente Medio como Cisjordania y Arabia Saudí, también magnifica la importancia del segundo Foro del Néguev. Se espera que la Administración estadounidense endurezca la defensa de sus aliados, especialmente en el Golfo Pérsico, donde ha perdido peso en los últimos meses. Por otra parte, será Lapid quien reciba al inquilino de la Casa Blanca en su llegada a Jerusalén como primer ministro, un Lapid que felicitó al director general del Ministerio que dirigirá hasta este miércoles por su papel en la segunda reunión del Foro del Néguev.