PUBLICIDAD

Iberdrola

El gato de Odessa, la ciudad que también se resistió a la conquista del Real Madrid

En marzo de 1973 el Real Madrid se enfrentó en Odessa al Dinamo de Kiev en un partido memorable para García Remón
Mariano García Remón, Real Madrid

 -  

Un miércoles, 7 de marzo de 1973 a las seis de la tarde. El partido de ida de los cuartos de final de la Copa de Europa enfrentaba al Real Madrid de Miguel Muñoz frente al Dinamo de Kiev de Aleksandr Sevidov. 

El conjunto blanco se encontraba en medio de esa larguísima racha que le mantuvo décadas sin reinar en Europa. En 1966 había ganado su quinta Copa de Europa y no volvería hacerlo hasta 1998.

La Copa de Europa de aquellos tiempos se jugaba a eliminatoria directa y suponía un riesgo que hoy sería inasumible. El Real Madrid podría haberse quedado sin participar en la competición en dieciseisavos ante el equipo islandés del Keflavík o en octavos ante el club rumano Argeș Pitești, incluso en cuartos ante el equipo soviético del Dinamo de Kiev. 

Los goles de Santillana, de Amancio, la defensa de Zoco y Benito o las paradas de Mariano García Remón mantenían al equipo con vida en Europa en la España tardofranquista donde, poco a poco, se veía la democracia.

Franco era el bastión contra el comunismo. Estados Unidos le había encomendado esa labor y el régimen se lo tomaba muy en serio. Años antes había prohibido al Real Madrid enfrentarse con cualquier club del paraguas soviético, pero 1973 y con Leonid Brézhnev en el poder ya era otra cosa. Quedaban años para ese 25 de diciembre de 1991 cuando se arrió definitivamente la bandera de la URSS y se erigió la de la Federación Rusa. 

El Real Madrid viajó a la ciudad portuaria de Odessa, al sur de lo que hoy es Ucrania, para enfrentarse allí al Dinamo de Kiev con las bajas temperaturas la ciudad ucraniana. Desde el estadio Chernomorets, donde se jugó el partido, se divisan las aguas del mar Negro. Un lugar elegido por las tropas rusas en 2022 para bombardear Tiraspol con misiles desde un submarino. 

Aquella tarde fría en Odessa se jugó un partido imposible para el Real Madrid. Las pocas imágenes de la época dan cuenta del frio, pero también de las paradas de García Remón. El portero del Real Madrid que se convertiría en entrenador blanco durante tres meses en 2004 hizo aquella tarde el partido que le valió el apodo de “El gato de Odessa”. 

El 0-0 del partido de ida se lo debe el Real Madrid a García Remón. Una alineación formada por José Luis, Zoco, Benito, Touriño, Velázquez, Pirri, Grande, Aguilar, Amancio y Santillana con los cambios de Verdugo y González. 

El partido 100 del Real Madrid en Europa quedará para el recuerdo por el gato de Odessa, el frío que pasó el público al que se ve en las imágenes con pañuelos en la cabeza y el vaho de los jugadores al acabar como se puede ver en el video que circula en YouTube de aquel mítico encuentro. 

Quince días después la eliminatoria llegaba al Bernabéu. A las 21:35 horas el Real Madrid salió a llevarse por delante al Dinamo de Kiev. En el minuto 2 marcó Santillana, en el 35 Aguilar hizo el 2-0 y el primer gol de su carrera en Europa y el 88 Amancio certificó el pase a cuartos de final. El resumen de aquel partido también ofreció buenas paradas de García Remón. 

Al Real Madrid lo eliminaría el Ajax de Cruyff en la siguiente ronda y acumularía un año más sin ganar la Copa de Europa. García Remón se mantuvo defendiendo la portería del Real Madrid hasta 1986 y el Dinamo de Kiev seguiría dando guerra en Europa ya como equipo de Ucrania. 

Odessa también fue un enclave difícil de conquistar para el Real Madrid. La ciudad que se resiste al control ruso en plena invasión de Ucrania guarda buenos recuerdos de una noche de marzo de 1973. Mucho mejores que los que vive ahora.