El Gobierno cree que puede haber un atentado inminente contra españoles en Tinduf

La ministra de Defensa asegura que la amenaza está “muy contrastada por servicios de Inteligencia extranjeros”
Campamento de refugiados de Boudjdour en Tindouf, al sur de Argelia.

REUTERS/ZOHRA BENSEMR  -   Campamento de refugiados de Boudjdour en Tinduf, al sur de Argelia.

El Gobierno de España ha advertido este jueves a través de los Ministerios de Exteriores y de Defensa de que “tienen constancia, a través de Servicios de Inteligencia extranjeros, de que se puede producir, de forma inminente, un grave atentado en Tinduf contra ciudadanos españoles que estén o puedan visitar la zona”. Tinduf es la localidad situada en el desierto argelino donde se instalan los campamentos saharauis, y que visitan frecuentemente ciudadanos españoles. Varios miles de niños saharauis pasan sus vacaciones cada verano en España.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha asegurado en la cadena Ser esta misma mañana que la amenaza en los campamentos situados en el Sáhara argelino es “real, muy contrastada por servicios de Inteligencia extranjeros que operan en la zona” y ha reiterado que “el riesgo de atentado es inminente y contra ciudadanos españoles”. 

El aviso se produce horas después del encuentro mantenido en Madrid entre el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, este miércoles con el presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, y con el aún ministro de Exteriores Josep Borrell, en el que ambas partes constataron la “excelencia e intensidad” de las relaciones bilaterales. 

El Ministerio de Exteriores actualizó este miércoles sus recomendaciones de viaje para Argelia. "La creciente inestabilidad en el norte de Mali - explica el Ministerio - y el consiguiente incremento de actividad de los grupos terroristas en la región pueden afectar a la situación de seguridad en la zona en que se encuentran los campamentos saharauis del Tinduf, por lo que se desaconsejan los desplazamientos a esa zona". 

El texto publicado en la web de Exteriores “desaconseja viajar bajo cualquier circunstancia al Gran Sur incluidos los cmapamentos de refugiados saharauis y las zonas fronterizas con Mali, Níger, Libia y Mauritania”.
 
“La zona de Tinduf, en la que se encuentran los campamentos de refugiados, se considera de riesgo, por lo que debe ser evitada. Los cooperantes deberán, además, tener en cuenta las recomendaciones de la AECID y se recomienda encarecidamente que informen de sus desplazamientos a los campamentos, de forma previa, al consulado general de España en Orán y a la Oficina Técnica de Cooperación (OTC) de la AECID en Argel”, prosigue. 

La amenaza principal procede del Estado Islámico del Gran Sáhara. Un grupo liderado por Abu Walid Abu Sahraoui, también Adnan Abu Walid Al Sahraoui, es el alias de Lehbib Ould Ali Ould Saïd Ould Joumani o Lehbib Uld Ali Uld Said Uld Yumani, nacido en El Aaiún entre 1973 y 1971, yihadista saharaui que en mayo de 2015 proclamó su adhesión al Estado Islámico.
Además, fue miembro del Frente Polisario. Todo apunta a que los planes de la organización pasan por actuar en los campos de refugiados que salpican Tinduf. El Estado Islámico del Gran Sáhara juró hace pocos años fidelidad al Estado Islámico.

La alerta se produce en un momento de creciente inestabilidad en el Sahel, especialmente en Burkina Faso y en el norte de Mali. 

Visita de Marlaska a Argel

Justamente, el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se desplaza este mismo jueves a Argel para reunirse con el ministro del Interior del país magrebí, Sahal Eddine Dahmoune. 

Ante la controversia desatada y en declaraciones a Efe en Argel, Grande-Marlaska precisó que el peligro en la zona "procede de Mali" e insistió en que es deber del Ejecutivo alertar a sus ciudadanos de los riesgos para que tomen las precauciones oportunas. "Hay una situación de riesgo, pero por la desestabilización de la zona de Malí principalmente, y eso lleva a que el Gobierno español, dentro de lo que corresponde, prevenga de una forma cierta a nuestro ciudadanos de que no es una zona que a día de hoy pueda considerarse segura, sino una zona de una determina inseguridad, y pedimos a nuestros ciudadanos la preocupación y la prevención necesaria antes de viajar", subrayó. "La colaboración en materia terrorista es plena absoluta es preocupación, creo que tanto Argelia como España hemos sufrido el terrorismo interno durante muchos años de una forma importante hemos resuelto dentro del estado de derecho la lucha contra todo terrorismo", dijo el ministro tras reunirse con su colega argelino, Salah Eddine Dahmoune, en la sede del Ministerio de Interior.

Por su parte, la República Árabe Democrática Saharaui (RASD) acusó este mismo jueves al Gobierno español de dejarse embaucar por Marruecos y lanzar una alerta de seguridad "injustificada" sobre el presunto riesgo de un atentado de corte yihadista contra ciudadanos españoles en los campos de refugiados saharauis situados en la región desértica de Tinduf, en el oeste de Argelia.

En un comunicado enviado a Efe, la RASD subraya que "resulta extraño y sospechoso" que la alerta se haya hecho pública inmediatamente después de una visita a Madrid del ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, quien este miércoles fue recibido en el Palacio de la Moncloa por el presiente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez.



“El Gobierno de la República Saharaui y el Frente Polisario expresan su profundo pesar y sorpresa por esta declaración sospechosa, porque la advertencia de no visitar los campamentos de refugiados saharauis no está justificada, excepto si hay razones políticas u objetivos que son el resultado de la sorprendente complicidad. No solo se dirige contra los refugiados, sino también contra el país de acogida de esos refugiados”, proseguía la nota.