El Gobierno de Francia asegura que el atentado de París es "terrorismo islamista"

El Ministerio del Interior galo señala a un joven paquistaní como autor de la ofensiva
Las fuerzas de seguridad hacen guardia en el lugar de un incidente cerca de las antiguas oficinas de la revista francesa Charlie Hebdo, en París, Francia, el 25 de septiembre de 2020

REUTERS/CHARLES PLATIAU  -   Las fuerzas de seguridad hacen guardia en el lugar de un incidente cerca de las antiguas oficinas de la revista francesa Charlie Hebdo, en París, Francia, el 25 de septiembre de 2020

Gerald Darmanin, ministro del Interior de Francia, manifestó que el ataque llevado a cabo este viernes en París junto a la antigua sede de la revista satírica Charlie Hebdo es “un acto de terrorismo islamista” y que el autor es un ciudadano originario de Pakistán de 18 años. 

Gerald Darmanin declaró en una entrevista concedida al canal France 2 que "el presunto autor" de la agresión con arma blanca, en la que resultaron heridas graves dos personas, llegó a Francia hace tres años como menor extranjero no acompañado (MENA).

No estaba identificado previamente como elemento terrorista, pero tenía antecedentes policiales. El ministro, que quiso mostrar cierta cautela porque todavía no se han encontrado sus documentos de identidad, explicó que había sido arrestado hace un mes por llevar un arma. Aunque dijo no tener constancia de que haya justificado su acción, afirmó que "es un acto de terrorismo islamista". Recordó a ese respecto que la Fiscalía Nacional Antiterrorista se ha hecho cargo de la investigación y que su forma de actuar "es propia del terrorismo islamista".

El responsable de la Fiscalía, Jean-François Ricard, señaló a media tarde que, además de ese hombre, una segunda persona había sido detenida por las sospechas de que estuviera en relación con el primero. Según las filtraciones de la prensa, se trata de una persona procedente de Argelia de 33 años capturada en la estación de metro Richard Lenoir de la línea 5, junto al lugar de la agresión.

La revista Charlie Hebdo ya fue objeto de un atentado el 7 de enero de 2015, en el cual murieron doce personas, incluidos algunos de los dibujantes de la revista y los hermanos Said y Cherif Kouachi. 

El pasado 2 de septiembre comenzaba el juicio por este ataque y está previsto que dure hasta el 10 de noviembre. Con motivo de este procedimiento judicial, la revista satírica volvió a publicar las caricaturas del profeta Mahoma. La organización terrorista Al-Qaeda vio cómo otra provocación esta publicación y volvió a amenazar a la revista en su medio de propaganda ‘Una Umma’. “Si su libertad de expresión no respeta ningún límite, prepárense a enfrentarse a la libertad de nuestras acciones”, advirtió el grupo yihadista.