El Gobierno de Kuwait presenta en bloque su dimisión

La inestabilidad política prosigue en medio de la peor crisis económica que ha vivido el país en décadas
Atalayar_ Miembros del Parlamento de Kuwait y ministros asisten a una sesión para aprobar el nombramiento del Jeque Meshal al-Ahmad Al-Jaber al-Sabah

REUTERS/STEPHANIE McGEHEE  -   Miembros del Parlamento de Kuwait y ministros asisten a una sesión

Apenas un mes después de la formación del Gobierno, los ministros kuwaitíes presentaron el martes su dimisión en bloque, debido a las disputas entre el Ejecutivo y el Parlamento, según la agencia de noticias estatal de Kuwait. 

El viceprimer ministro Hamas Jaber al-Ali al-Sabah fue el encargado de presentar la renuncia de los miembros del gabinete al primer ministro Sabah al-Khaled al-Sabah. En noviembre de 2019 renunció el anterior gabinete en medio de acusaciones de corrupción y disputas internas, por lo que es el segundo Gobierno que cae en el país en menos de dos años

En las últimas elecciones legislativas de diciembre, la oposición avanzó notablemente ganando casi la mitad de los 50 escaños. Fue la primera votación desde que el nuevo emir asumió el poder en septiembre.

La dimisión del Gobierno se produce tras el anuncio de 38 parlamentarios de apoyar una solicitud de interrogatorio contra el primer ministro, a quien acusan de haber violado la Constitución al formar su Gobierno, presentada el pasado 5 de enero en el primer período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional. Además, entre algunos de los nuevos parlamentarios no sentó bien la reelección de Marzouq al-Ghanim, perteneciente a una familia de comerciantes de la élite, como presidente de la Asamblea, cargo que ocupa desde 2013. A Al-Ghanim le acusan de formar parte del sistema de clientelismo y corrupción del país. 

Durante el interrogatorio del primer ministro Al-Sabah, los parlamentarios le acusaron de incorporar en el gabinete a “miembros provocadores y no cualificados”. También protestaron por la negativa del ministro del Interior y el ministro de Justicia a apoyar el proyecto de ley sobre los apátridas que el Parlamento esperaba aprobar.

En la tensa sesión, que tuvo lugar la semana pasada, algunos parlamentarios llegaron a agredirse físicamente. Las fuerzas de seguridad del Parlamento trataron de contenerles entre gritos y peleas. 

Según Mohamed al-Yousef, analista político kuwaití, “los legisladores están tratando de llevar a cabo reformas, pero sienten que tienen las manos atadas porque el Gobierno sigue presentando los mismos rostros de siempre”.

Kuwait fue el primer país del Golfo en establecer un Parlamento, en el año 1963. La Asamblea, tiene cierto poder de escrutinio sobre el Ejecutivo y es el más poderoso de la región. El Parlamento actual fue elegido en diciembre y, por primera vez en su historia, una mujer será parlamentaria. 

Atalayar_ El Emir de Kuwait Nawaf al-Ahmad al-Sabah se reúne con el recién nombrado príncipe heredero, el Jeque Meshal al-Ahmad Al-Jaber al-Sabah,
PHOTO/AGENCIA DE NOTICIAS DE KUWAIT - El emir de Kuwait Nawaf al-Ahmad al-Sabah se reúne con el recién nombrado príncipe heredero, el Jeque Meshal al-Ahmad Al-Jaber al-Sabah, en la Ciudad de Kuwait, el 8 de octubre de 2020
El país detenido mientras la crisis económica se agrava

Desde hace diez años la confrontación entre la Asamblea Nacional y el Gobierno, en manos de la familia reinante, son constantes, lo que ha llevado en varias ocasiones a la disolución del Legislativo y el Ejecutivo. 

Al igual que la mayoría de los países del Golfo, la economía y el presupuesto de Kuwait dependen enormemente del petróleo y, por lo tanto, se ven afectados por sus bajos precios, a lo que hay que sumar las consecuencias de la pandemia de la COVID-19. Todo ello ha generado una severa crisis de liquidez que el Gobierno saliente esperaba solventar con una nueva ley de deuda, que finalmente ha quedado paralizada por las circunstancias. 

La frecuente inestabilidad política ha disminuido la confianza pública en las instituciones y continúa agravando la peor crisis económica del país en décadas. El año pasado, la agencia calificadora Moody´s rebajó la calificación del país por primera vez en su historia debido al agujero en las finanzas del país aun teniendo un techo de gasto, establecido por el Parlamento, de 33.000 millones de dólares. La mayoría de los parlamentarios se han negado en varias ocasiones a elevar el techo de gasto por temor a que el dinero sea saqueado por la corrupción. 

El primer ministro ahora debe presentarle las renuncias al emir, el jeque Nawaf al-Ahmad al-Sabah, de quien se espera que las acepte.  

Sin embargo, ahora se teme que el emir aparte de aceptar la renuncia del Gobierno decida disolver el Parlamento y forzar una segunda elección apenas unos meses después de constituirse. Hay precedentes en la historia de Kuwait, y es que el inusual sistema político del país, en el que el emir elige el Gobierno y el Parlamento es elegido por voto popular, da lugar a este tipo de disputas. El Parlamento tiene facultad para promulgar leyes e interrogar a los ministros, pero es el emir el que tiene la máxima autoridad y los miembros de la familia gobernante los que ocupan puestos de alto nivel. Según los analistas es la causa de la obstaculización del progreso económico y social del país.