El Gobierno de Pedro Sánchez renuncia a crear su propia organización espacial nacional

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, afirma que la agencia espacial española es la Agencia Espacial Europea
Atalayar_España espacio

PHOTO/Executive Forum  -   El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha afirmado que España no necesita una Agencia Espacial española porque esa labor la asume la Agencia Espacial Europea

El ministro de Ciencia e Innovación, el astronauta Pedro Duque, declina impulsar la creación de una organización espacial nacional que coordine las competencias que en el Gobierno de Pedro Sánchez están repartidas entre cinco departamentos: Ciencia, Industria, Defensa, Transición Ecológica y Transportes.

En su intervención en el coloquio organizado por Executive Forum en el Casino de Madrid el 3 de marzo y en respuesta a la pregunta de para cuándo el Gobierno contempla la instauración de una organización equivalente a una Agencia Espacial nacional, Pedro Duque ha expresado que nuestro país no la necesita. “La Agencia Espacial española es la Agencia Espacial Europea y, de momento, vamos a quedarnos como estamos”.

Desde la perspectiva del ministro, la creación de una organización nacional dedicada en exclusiva a los asuntos relacionados con el espacio ultraterrestre ha sido objeto de reflexiones “que se han hecho hace tiempo”. Pero crear más estructuras públicas “da un poco de miedo” porque “no siempre son la solución a las cosas”.

Atalayar_España espacio
PHOTO/MCI - La creación de un órgano que centralice las actividades espaciales que están distribuidas entre cinco ministerios es un tema que incomoda en el seno del Gobierno, que obligaría a algunos ministerios a ceder competencias y eso no gusta a los afectados

Duque ha subrayado que prácticamente toda la inversión espacial española en el área de investigación y desarrollo proviene de su ministerio a través de las contribuciones a la Agencia Espacial Europea (ESA). Ha destacado que su departamento debe “aglutinar” las necesidades de otras áreas de la administración y “encarrilar” las contribuciones hacia la innovación espacial. Esas actividades “están bien coordinadas” y activar una organización nacional centrada en el espacio sería un “complemento” de la ESA, asegura Pedro Duque

Ciencia no demuestra interés por un segundo satélite español

A la cuestión planteada sobre si su departamento va a favorecer el desarrollo de un nuevo satélite que sustituya al electro-óptico SeoSat/Ingenio de observación de la Tierra que quedó destruido a mediados de noviembre pasado, el ministro no ha dado respuesta alguna. Tampoco ha revelado si su departamento trabaja en la redacción de un Plan Espacial Nacional.

Atalayar_España espacio
PHOTO/DLR - La Agencia Aeroespacial de Alemania (DLR) está bajo la dirección de la ingeniera y científica Anke Kaysser-Pyzalla, la mujer que representa al ejecutivo de Ángela Merkel en cualquier foro internacional vinculado con el espacio 

Las palabras del ministro han sorprendido a buena parte de los directivos consultados del sector, al igual que a altos cargos de la Administración del Estado ajenos al ministerio de Ciencia, todos los cuales prefieren permanecer en el anonimato. En su mayor parte echan en falta “una mayor coordinación” y una política que se pueda plasmar en un Libro Blanco que defina “un Plan Espacial Nacional para los próximos 5 a 10 años”. El modelo actual “es insuficiente e impide una acertada coordinación entre los distintos departamentos”.

Algunos ponen de relieve la “ausencia de un líder” en la Administración General del Estado capaz de “enarbolar la bandera de lo que representa definir una política acompañada por un Plan Nacional de Espacio”. Confiaban en que por su formación y antecedentes, Pedro Duque fuese “la persona que mejor podría haber liderado la creación de esa pequeña estructura… por la que llevamos años predicando”. Pero dejan entrever que el asunto no es de interés e incomoda a los presidentes de Gobierno, lo que provoca que los ministros “aparquen un tema que les genera conflictos”.

Atalayar_Espacio españa
PHOTO/ESA - En un momento en que la Unión Europea apuesta por montar una constelación institucional de comunicaciones seguras vía satélite y en gran parte del mundo surgen nuevas iniciativas de exploración del cosmos, en España no existe ninguna organización global que represente los intereses nacionales globales

Destacan que establecer una Agencia conllevaría el efecto secundario de la “continuidad”. Son conscientes que son “inevitables las variaciones en los presupuestos”, pero si existiera una organización espacial, “los cambios de gobierno no provocarían grandes distensiones y mantendrían la estabilidad y la continuidad en los objetivos previamente marcados”, resumen.

La mayoría de países europeos cuenta con su propia agencia

El hecho de que la ESA auné los esfuerzos de 22 estados europeos en el ámbito de la exploración, la observación de la Tierra y las telecomunicaciones no impide que Francia tenga desde 1961 su propia agencia espacial (CNES). Es también el caso de Alemania, que la fundó en 1969 (DLR), Italia desde 1988 (ASI), el Reino Unido la constituyó en 2010 (UK Space Agency) e incluso Luxemburgo,  que le dio vida en 2018 (LSA) y Portugal en 2019 (Portugal Space).

Atalayar_Espacio españa
PHOTO/Norsk Romsenter - En Europa occidental, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Luxemburgo, Portugal, Suecia, Noruega, Hungría, Rumania, Polonia y Grecia tienen su organización espacial de mayor o menor entidad. En la imagen, el responsable de la Agencia Espacial de Noruega, Christian Hauglie-Hanssen

Establecer una organización que defina la política espacial de una nación tampoco exige ser un país con grandes pretensiones. En el marco de la vieja Europa, Suecia tiene desde 1972 su pequeña institución (Rymdstyrelsen) dedicada en exclusiva al campo espacial, Noruega organizó su agencia en 1987 (Norsk Romsenter), Hungría desde 1992 (HSO), Rumania la implantó en 1991 (ROSA), Polonia la fundó en 2014 (POLSA) y Grecia en 2019 (HSA).

Entre ellos no guardan un modelo de estructura semejante. “Cada nación ha elegido la más idónea a sus posibilidades y ambiciones y ha establecido una organización semejante a la NASA”, cuyo presupuesto anual es del orden de la abismal cifra de 14.400 millones de dólares. Lo más conveniente pasa por “adaptarse a la realidad nacional y llevar a cabo una política racional coordinada bajo un mismo paraguas… que ya es hora”.

Atalayar_Pedro Duque
PHOTO/AP - El ministro de Ciencia, Tecnología y Enseñanza Superior es el artífice de la creación en 2019 de la Agencia Espacial de Portugal en el seno del gobierno de Antonio Costa

Algunos se inclinan por una especie de Comisión Nacional del Espacio, con presupuesto propio y un presidente a tiempo completo que haga las veces de valedor interno, con capacidad para extraer el máximo rendimiento a los recursos puestos a su disposición.

En un momento en que la Unión Europea se inclina por montar una constelación institucional de comunicaciones vía satélite y en gran parte del mundo surgen nuevas iniciativas “hace falta un ente que coordine y defina la posición global de España, no la de un ministerio”. Absolutamente todos coinciden en que la nueva organización no debería estar centralizada en un ministerio concreto, sino a mucho más alto nivel. Pero reiterando las declaraciones del ministro Duque “de momento vamos a quedarnos como estamos”.