PUBLICIDAD

Iberdrola

El Gobierno del Este cede y reconoce al nuevo Ejecutivo de Dbeiba

Los de Abdulah al-Thani han reconocido al nuevo Gobierno de Unidad Nacional impulsado por Naciones Unidas
El primer ministro designado Abdul Hamid Mohamed Dbeiba

AP/HAZEM AHMED  -   El primer ministro designado Abdul Hamid Mohamed Dbeiba

El Gobierno Oriental de Libia – que no es considerado de manera oficial por la comunidad internacional – encabezado por Abdulah al-Thani, ha reconocido finalmente al nuevo Ejecutivo de Abdul Hamid Dbeiba. Lo ha hecho durante una ceremonia celebrada en la ciudad costera del norte de Libia de Bengasi y, no sólo ha reconocido su autoridad, sino que ha cedido de forma total al nuevo Gobierno unificado que permanecerá en el poder, al menos, hasta las elecciones que tendrán lugar el próximo 24 de diciembre de este mismo año. 

El acto llevado a cabo en la segunda ciudad más importante de todo el país contó con la representación del Gobierno interino. Hussein Attiya al-Gotrani, uno de los dos viceprimeros ministros de Dbeiba, junto con algunos ministros de este, incluido el ministro del Interior Khaled Mazen, que vino de Trípoli, según un periodista de AFP. Al-Gotrani manifestó su optimismo y satisfacción respecto a este nuevo paso en busca de la paz en el país libio: “Se acabó la fase de divisiones (...), el Gobierno de Unidad Nacional está al servicio de todos los ciudadanos, sea cual sea su región”, declaró en el discurso emitido por los medios de comunicación locales. 

Miembros del Parlamento libio asisten a la ceremonia de juramento del nuevo primer ministro interino del país en la ciudad oriental libia de Tobruk el 15 de marzo de 2021, tras años de caos y división
PHOTO/AFP - Miembros del Parlamento libio asisten a la ceremonia de juramento del nuevo primer ministro interino del país en la ciudad oriental libia de Tobruk el 15 de marzo de 2021, tras años de caos y división

El reconocimiento del nuevo Ejecutivo por parte de los partidarios de Al-Thani no ha sido el primero. La semana pasada fue el Gobierno de Fayez al-Sarraj, el GNA – que fue apoyado en su día por Naciones Unidas –. Los de Al-Sarraj están asentados en la zona oeste del país desde 2016. Ahora, gracias, una vez más, a la mediación de la ONU, el GNA ha reconocido al Gobierno interino y al Consejo Presidencial. Y es que los de Fayez al-Sarraj nunca habían contado con un apoyo generalizado como del que ahora goza el primer ministro Abdul Hamid Dbeiba, tras el apoyo brindado en el Foro de Diálogo Político Libio (FDPL). 

El nuevo Gobierno ha recibido elogios desde muy diversas partes del planeta. El embajador de Estados Unidos en Libia, Richard Norland, ha manifestado que se trata de un “momento histórico para las mujeres libias”, debido a la inclusión de hasta cinco mujeres en el nuevo Ejecutivo. Este paso, aun teniendo mucho camino todavía por recorrer, supone un avance más en la búsqueda de la igualdad en el país libio. Algo a lo que la propia Naciones Unidas otorgó gran importancia debido a lo que supone: “Es una etapa importante para hacer avanzar en los derechos de las mujeres”. 

Sin embargo, el objetivo fundamental de Libia sigue siendo una estabilidad que todavía está lejos de alcanzar. Hace menos de 10 días, el Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés) emprendió una ofensiva que tenía su foco en Abu Omar, uno de los líderes más destacados de Daesh en todo el territorio nacional. Este fue el mayor responsable de la toma de la ciudad de Sirte en el año 2015, y que pretendía convertirla en el centro de la actividad terrorista en Libia. 

Mohamed al-Menfi (Derecha), jefe del Consejo de la Presidencia de Libia, junto al nuevo primer ministro interino Abdul Hamid Dbeiba (Izquierda) abraza al jefe saliente del GNA, Fayez al-Sarraj (Centro), antes de la salida de este último durante el traspaso formal en la sede del Consejo Presidencial en Trípoli, capital de Libia, el 16 de marzo de 2021
AFP/MAHMUD TURKIA - Mohamed al-Menfi (Derecha), jefe del Consejo de la Presidencia de Libia, junto al nuevo primer ministro interino Abdul Hamid Dbeiba (Izquierda) abraza al jefe saliente del GNA, Fayez al-Sarraj (Centro), antes de la salida de este último durante el traspaso formal en la sede del Consejo Presidencial en Trípoli, capital de Libia, el 16 de marzo de 2021

El ataque orquestado por Jalifa Haftar se llevó a cabo para combatir el terrorismo en el país, a pesar de las recomendaciones por parte de Naciones Unidas, que instó a las partes a respetar el alto el fuego decretado hace justo ahora cinco meses: “El Consejo de Seguridad hace un llamamiento a todas las partes para que apliquen plenamente el acuerdo de alto el fuego (del 23 de octubre) e insta a los Estados miembro a que respeten y apoyen la plena aplicación del acuerdo”, apuntaba el comunicado oficial emitido por la ONU. 

La polémica aún no ha desaparecido del Gobierno respaldado por Naciones Unidas, a pesar de haber sido ratificado por la Cámara de Representantes. El Ministerio de Defensa aún sigue descabezado y, llegados a este punto, la intención de Dbeiba es asumir él mismo el cargo ante la dificultad y la controversia que rodea este Ministerio.