El Gobierno español crea la Comisión Nacional contra el fraude en apuestas deportivas

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. El Gobierno de España, todavía en funciones, ha tomado la determinación de formar la Comisión Nacional en el deporte contra el fraude en las apuestas deportivas.

El Gobierno de España, todavía en funciones, ha tomado la determinación de formar la Comisión Nacional en el deporte contra el fraude en las apuestas deportivas; iniciativa impulsada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con la colaboración de la Policía Nacional y la Guardia Civil, para poner coto a la adulteración de competiciones en el marco del deporte español, relacionadas con el mundo de las apuestas.

El organismo, promovido en consecuencia por el Ministerio de Hacienda, el de Interior y el de Cultura, tiene como principal misión evitar la manipulación de las competiciones deportivas, que se ha venido dando en varios casos y en las últimas fechas vinculada a los intereses creados en torno al negocio de las casas de apuestas.

El objetivo principal es “elaborar planes de actuaciones, recomendaciones o diagnósticos para detectar, prevenir y combatir las actuaciones ilícitas en el ámbito de las competiciones deportivas y el fraude en las apuestas”, según el comunicado oficial dispuesto por el Ministerio de Hacienda.

De esta manera, el Ejecutivo ha dado curso a una orden ministerial para conformar la citada Comisión Nacional, la cual quedará constituida definitivamente en septiembre. En este caso, se va a promover el fomento de las actuaciones conjuntas de todos los ministerios implicados, a lo que se sumará la participación de personas de “reconocido prestigio”. Se pone el foco así en la lucha contra la corrupción relacionada con el amaño de torneos deportivos, llevada a cabo para ganar dinero apostando sobre seguro respecto a eventos deportivos de los que se conoce previamente el resultado.

Este grave problema está lastrando sobremanera el mundo del deporte en España y poniendo en duda la ‘limpieza’ de diversas competiciones, que se han visto empañadas por las dudas generadas ante la fiabilidad de los resultados de determinadas pruebas o eventos deportivos. Todo lo cual afecta a los propios seguidores y aficionados, quienes pueden acabar por desconfiar de la honradez en el mundo del deporte español.

En esta línea, el Ejecutivo español cumple con la directriz marcada por el Convenio del Consejo de Europa sobre la manipulación de las competiciones deportivas, siguiendo la senda de la colaboración entre las instituciones públicas, los organismos deportivos, los organizadores de las diversas competiciones y las compañías responsables del mundo del juego y las apuestas.

La Comisión Nacional estará formada por representantes de las Direcciones Generales de Ordenación del Juego y Deportes, de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y del Consejo Superior de Deportes, máximo órgano rector del deporte español, dependiente del Ministerio de Cultura y Deportes, y por miembros destacados del sector de las apuestas en España.

El organismo tendrá una presidencia rotatoria en la que se alternarán el director general de Ordenación del Juego y el director general de Deportes y funcionará mediante un Pleno, que se reunirá como mínimo dos veces al año, y una Comisión Permanente.

En el Pleno se tratarán asuntos relacionados con la lucha contra la manipulación de competiciones deportivas y las vinculaciones de esta con las apuestas, promoviendo la formación y la sensibilización al respecto para desterrar los delitos relacionados con las prácticas corruptas. También servirá para aprobar planes de actuación y la creación de grupos de trabajo sobre el terreno, además de colaborar con organizaciones nacionales e internacionales relacionadas con estos temas. Por otro lado, el mecanismo del Pleno también recibirá información del Sistema de Alertas sobre apuestas, del que se encarga la Dirección General de Ordenación del Juego, y de los casos investigados por el Centro Nacional Policial de Integridad en el Deporte, Juegos y Apuestas.

Por su parte, la Comisión Permanente llevará a cabo análisis periódicos sobre la adulteración de competiciones y el fraude en las apuestas deportivas, remitiendo al Pleno propuestas dirigidas a combatir los delitos relacionados.

El asunto no es menor ya que la industria del juego y las apuestas está creciendo en España a pasos agigantados. De esta forma, los españoles han triplicado en cinco años el dinero destinado al juego en internet, donde una de las actividades básicas es la de las apuestas deportivas, según datos del Ministerio de Hacienda.

Con esta estrategia se trata de poner coto a casos como el que recientemente sacudió al balompié español, en el que varios futbolistas de Primera y Segunda División fueron detenidos en el curso de una operación de la Policía Nacional contra una red que se dedicaba a amañar partidos de fútbol profesional para ganar dinero en relación con la actividad de las casas de apuestas.