El Gobierno marroquí afirma que jamás reconocerá la RASD del Polisario

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Cumbre de la UA en Addis Abeba.

El Gobierno del islamista Abdelilah Benkirane afirmó que el Reino de Marruecos “jamás reconocerá” a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) fundada por el Frente Polisario, movimiento político apoyado por Argelia que reivindica la independencia de la antigua colonia española del Sáhara Occidental. Marruecos, que tiene el apoyo de Francia y la comprensión de España y en parte de Estados Unidos, rechaza las tesis independentistas defendidas por el Polisario y Argelia y propone una amplia autonomía para el territorio pero bajo su soberanía. Rabat considera inviable un referéndum de autodeterminación auspiciado por la ONU, ente otros motivos, porque jamás se ha puesto de acuerdo con el Polisario sobre el censo de votantes.

Hace 33 años, Marruecos abandonó la Organización para la Unidad Africana (OUA), porque este organismo aceptó la adhesión de la RASD. A principio de la semana pasada, Marruecos regresó a la Unión Africana (UA), sucesora de la OUA, en la cumbre de Addis Abeba (Etiopía) con un objetivo prioritario: consolidar los apoyos africanos a su tesis sobre el Sáhara Occidental y debilitar la influencia política de Argelia en el seno del organismo transnacional, y conseguir que la RASD sea expulsada de sus filas. De momento, Marruecos tendrá que cohabitar en el seno de la organización panafricana con los representantes de la RASD.

Redoblar esfuerzos

Es en este contexto que el ministro delegado para Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, manifestó que su país no está en disposición de reconocer diplomáticamente la República fundada por el Polisario. “Marruecos jamás reconocerá la entidad fantoche [la RASD] y redoblará sus esfuerzos para que la pequeña minoría de países, sobre todo africanos, que todavía reconoce [la República del Polisario] evolucione hacia posiciones que tengan en cuenta la legalidad internacional y las realidades geopolíticas”, recalcó el alto responsable de Exteriores marroquí. Bourita dejó claro que el regreso de Marruecos a la UA “no cambiará nuestras posiciones inmutables sobre la marroquinidad del Sáhara”. En la última cumbre de la UA en Addis Abeba, 39 jefes de Estado sobre 54 se pronunciaron a favor de que el Reino de Marruecos regresara a la casa común africana.

Batalla diplomática

La cumbre fue escenario de una intensa batalla diplomática entre Marruecos y los dos principales apoyos políticos del Polisario en el continente, Argelia y Sudáfrica, que desplegaron grandes esfuerzos para que el Reino Alauí no se integrara en la UA. En este sentido, Bourita aseguró que “el hecho de que un Estado haga parte de un organismo internacional que cuenta con la presencia de una entidad no reconocida [la RASD, según Rabat], no significa el reconocimiento de dicha entidad”. “La mayor parte de los países árabes”, y también Irán, que hacen parte de la ONU “no reconocen el Estado de Israel”, recordó el ministro delegado para Asuntos Exteriores.

Imagen eliminada.

Pie de foto: El actual jefe del Polisario, Brahim Ghali.

Opciones abiertas

Por su parte, el máximo responsable del Frente Polisario, Brahim Ghali, destacó que tras el ingreso de Marruecos en la UA “todas las opciones están abiertas” en el Sáhara Occidental, y en este caso también la vía de la independencia del territorio a través de la lucha armada. Ghali declaró en una entrevista celebrada en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Sáhara argelino) que “nos pronunciamos siempre por la vía pacífica” para resolver el conflicto. Pero agregó que el Polisario no descarta el regreso a la vía armada contra Marruecos. Un sector de jóvenes independentistas saharauis de Tinduf crítico con la actual dirección del Polisario, defiende la opción militar para lograr la soberanía del Sáhara Occidental. Marruecos y el Polisario acordaron el cese del fuego en 1991, tras más de 15 años de guerra.

Imagen eliminada.

Desde entonces, el conflicto en este amplio territorio situado en la costa atlántica del norte de África no se ha resuelto, a pesar de los intentos de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) por encontrar una solución. Según Ghali, “ahora el Reino de Marruecos es miembro de la UA, y tiene que respetar las fronteras internacionales de la República Saharaui. También tiene que buscar soluciones pacíficas. Esperamos que Marruecos cumpla con sus compromisos”.

Pie de foto 3: Campamentos saharauis de Tinduf.

“Un pueblo pacífico”

“Somos un pueblo pacífico que durante 26 años ha esperado una resolución pacífica del conflicto”, declaró el jefe del Polisario, quien destacó que la ausencia de una solución a la crisis ha mermado “la confianza del pueblo saharaui hacia la comunidad internacional y el Consejo de Seguridad de la ONU”. Ghali criticó con dureza la actitud de Francia en el conflicto, porque es “responsable del sufrimiento del pueblo saharaui” y utiliza su derecho de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para “no condenar las sistemáticas violaciones marroquíes de los derechos del hombre de la población saharaui”. Ghali encabezó la cúpula del Polisario en mayo de 2016, tras la muerte del líder del movimiento, Mohamed Abdelaziz. Anteriormente, fue ministro de Defensa de la RASD y representante del Polisario en Argel.