PUBLICIDAD

Iberdrola

El Golfo busca la captura de carbono y el hidrógeno para impulsar la transición energética

Las NOC del Golfo están ampliando su capacidad de captura de carbono e hidrógeno
atalayar-carbon-energias-verdes-hidrogeno-ccus-paises-golfo

PHOTO/AFP  -   Fotografía de archivo. Planta de carbón dentro de un conglomerado industrial en Alemania

A medida que los productores de hidrocarburos obtienen ingresos sostenidos de los altos precios globales, las compañías petroleras nacionales (NOC) en el Golfo están acelerando la inversión en captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS); hidrógeno; y otras energías verdes para hacer sus actividades menos intensivas en carbono y apoyar la transición energética.

La semana pasada, Saudi Aramco llegó a un acuerdo con Sinopec de China para desarrollar CCUS e hidrógeno mientras construía un complejo de fabricación en el King Salman Energy Park en el este de Arabia Saudí.

En julio, la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dabi (ADNOC) firmó un acuerdo con TotalEnergies de Francia para colaborar en CCUS e hidrógeno. El acuerdo ayudará a ADNOC a cumplir su objetivo de capturar 5 millones de toneladas por año (tpa) de carbono para 2030, seis veces más que su capacidad actual de 800 000 tpa de sus plantas de gas.

Estos acuerdos son los últimos de muchos otros en los últimos meses por parte de los NOC del Golfo, que podrían posicionarlos como líderes mundiales tanto en CCUS como en hidrógeno.

Las ventajas de producción de bajo costo de los NOC del Golfo y los recursos masivos de hidrocarburos significan que CCUS puede reducir las emisiones en las próximas décadas a medida que el mundo continúa dependiendo del petróleo y el gas en medio de la transición energética.

atalayar-arabia-saudi-empresa-suadi-aramco-petroleo-energia
REUTERS/MAXIM SHEMETOV  -   Planta petrolera de la compañía Saudi Aramco, en Abqaiq, Arabia Saudí

Aramco, ADNOC y Kuwait National Petroleum Company produjeron el 19,3% del petróleo mundial y poseían el 28,7% de las reservas mundiales probadas de petróleo en 2021, mientras que QatarEnergy produjo el 4,4% del gas mundial y poseía el 13,1% de las reservas mundiales probadas de gas.

Además, con la energía solar más barata del mundo, una abundancia de energía eólica y un amplio terreno en el que construir proyectos de generación de energía verde, las NOC del Golfo podrían establecer una ventaja pionera en la producción y exportación de hidrógeno verde, lo que podría generar 200.000 millones de dólares en ingresos para 2050, según un informe publicado el año pasado por la consultora Roland Berger y Dii Desert Energy, una red público-privada enfocada en la transición energética.

Captura de carbón

CCUS permite a las empresas de hidrocarburos eliminar el carbono de los procesos de producción, que puede almacenarse, redistribuirse en técnicas de recuperación mejorada de petróleo o transformarse en otros bienes de consumo.

Muchas empresas han tardado en adoptar CCUS debido a sus altos costos iniciales y la falta de un mercado para créditos y compensaciones de carbono. Sin embargo, el sector está cobrando impulso a medida que los mercados finales de usuarios, particularmente en Europa, exigen fuentes de energía más limpias y mercados de comercio de carbono.

El número de nuevos proyectos CCUS anunciados a nivel mundial aumentó de 18 en 2019 a 38 en 2020 y 97 en 2021, según la Agencia Internacional de Energía. Sin embargo, esta cartera de proyectos está muy lejos de afectar significativamente los objetivos climáticos globales según la agencia, que dice que se necesitan 1.700 millones de tpa de capacidad CCUS para 2030 para alcanzar emisiones netas cero para 2050.

atalayar-carbon-energias-renovables-transicion-energia-reservas-carbon
REUTERS/DANIEL MUÑOZ  -  Fotografía de archivo. Un recuperador coloca el carbón en reservas en el puerto de Newcastle, Australia, en 2012

Dado que muchas de estas empresas están a cargo de los NOC del Golfo, presentan un caso de prueba para la adopción global de la tecnología CCUS. Según Mitsubishi Heavy Industries, que participa en numerosos proyectos de generación de energía en la región, Oriente Medio podría generar 50 millones de tpa para 2030; las previsiones para el total mundial en 2030 varían de 80 millones a 89 millones de tpa.

Según el Global CCS Institute, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí capturaron 3,7 millones de tpa de carbono en 2020, o el 10% del total mundial, pero el grupo de expertos estimó que el GCC podría alcanzar los 60 millones de tpa para 2035.

Si bien se desconocen las cifras del acuerdo de Aramco con Sinopec, la inversión ayudará a Arabia Saudí a cumplir su objetivo de 11 millones de tpa de capacidad CCUS para 2035, parte de su objetivo más amplio de lograr emisiones netas cero para 2060. Actualmente, el Reino captura 800 000 tpa de carbono de su planta de licuefacción de gas en Hawiyah.

Mientras tanto, QatarEnergy lidera la región en la captura de 2,1 millones de tpa de carbono de su planta de licuefacción de gas Ras Laffan y planea expandir su campo de gas North Field, cuya producción está programada para comenzar en 2025.

En un impulso a la aceptación de CCUS, el año pasado Arabia Saudí lanzó una plataforma para que las naciones MENA intercambien créditos y compensaciones de carbono. Aramco se encuentra entre los primeros miembros de la plataforma.

Dejando de lado estas ambiciones, existe cierta preocupación por parte de las partes interesadas internacionales sobre la dependencia excesiva de CCUS para cumplir con sus planes de cero neto debido a la necesidad de importantes avances tecnológicos en esta área y porque CCUS potencialmente proporciona cobertura para la producción continua de petróleo en las próximas décadas en lugar de alentar el cambio a fuentes de energía limpia.

atalayar-planta-produccion-hidrogeno-verde-alemania-paises-golfo-energias-renovables-transición-energetica
AFP/INA FASSBENDER  -  Planta para la producción de hidrógeno verde en el emplazamiento del "Shell Energy an Chemicals Park Rheinland" del gigante petrolero anglo-holandés Shell en Wesseling, al oeste de Alemania
Hidrógeno

Las NOC del Golfo también están haciendo una inversión significativa en hidrógeno, un combustible limpio y una fuente de energía que puede generarse a partir de hidrocarburos o recursos de energía verde y usarse localmente o exportarse.

Al igual que CCUS, el hidrógeno ha ganado un impulso significativo en los últimos años. El número de países que han desarrollado estrategias de hidrógeno aumentó de tres (Francia, Corea del Sur y Japón) a 17 en 2021, y se informa que otros 20 países están en proceso de desarrollar sus estrategias.

Arabia Saudí ya tiene proyectos de hidrógeno en funcionamiento, así como planes ambiciosos de expansión. En marzo, comenzó la construcción de la planta de hidrógeno con energía eólica y solar de 5.000 millones de dólares en su megaproyecto NEOM, que será la planta de hidrógeno más grande del mundo una vez finalizada, con una producción de 650 toneladas por día.

El año pasado, el príncipe Abdulaziz bin Salman al-Saud, ministro de energía de Arabia Saudí, anunció que el Reino aspira a convertirse en el mayor productor de hidrógeno del mundo y apunta a 2,9 millones de toa para 2030 y 4 millones de tpa para 2035.

Otros países del Golfo, como los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Omán, están desarrollando estrategias nacionales de hidrógeno, aunque Qatar no planea producir hidrógeno por sí mismo, ya que su gas se utilizará para alimentar electrolizadores en el extranjero.

atalayar-adnoc-empresa-paises-golfo-petroleo-gas-hidrogeno-energia-renovable-transicion
PHOTO/ARCHIVO  -  ADNOC

En mayo, ADNOC anunció una nueva asociación energética con BP para desarrollar centros de hidrógeno tanto en los Emiratos Árabes Unidos como en el Reino Unido. ADNOC está listo para adquirir una participación en el proyecto de hidrógeno H2Teesside de BP, mientras que BP invertirá en la planta de hidrógeno verde de ADNOC en Masdar de Abu Dabi. ADNOC también está buscando desarrollar una cadena de suministro de hidrógeno verde con Japón.

Nexo de energía inteligente

Al adoptar CCUS y aumentar sus capacidades de producción y exportación de hidrógeno, las NOC del Golfo también buscan aprovechar las tecnologías digitales emergentes y la inteligencia artificial (IA) para diversificar sus economías y permitir un crecimiento sostenible.

Tanto Aramco como ADNOC ya están implementando IA para hacer que sus operaciones sean más eficientes, monitorear y reducir las emisiones de CO2 e integrar recursos de energía verde.

La inversión en tecnologías digitales también puede crear sinergias que pueden conducir al desarrollo de nuevos sectores de fabricación.

Por ejemplo, Aramco anunció un acuerdo en enero con el fabricante de automóviles francés Gaussin para explorar la fabricación de vehículos impulsados por hidrógeno, que se produjo inmediatamente después de los acuerdos con las francesas Air Liquide, Alteia y Axens para desarrollar IA, captura de carbono, hidrógeno bajo en carbono, y amonio y fabricación.