El gran auge económico de Marruecos

En diez años el país logra convertirse en la quinta economía de África y la tercera del norte del continente
Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

AFP/FADEL SENNA  -   Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

Marruecos vive uno de sus mejores momentos económicos. A pesar de los problemas, malas relaciones con algún vecino como Argelia o el paro juvenil, el Reino hoy en día cuenta con un PIB de 114.000 millones, lo que le convierte en la quinta economía de África y la tercera economía de las regiones del norte del continente. Este hecho supone un gran y acelerado dinamismo económico que dota a la nación de grandes ventajas en todos los sectores. El informe anual conocido como Doing Business, en su último ranking ha colocado al país alauí en el número 53, adelantado más de 50 puestos ya que antes se encontraba en el número 114. 

Marruecos, por su parte, ha implicado diversos factores que le han logrado colocarse en una de las mejores economías del continente africano y que se comprueba con las cifras que obtiene la nación. Su buena posición coincide desde que en 1999 se coronó al rey Mohamed VI. El monarca, con grandes medidas muy avanzadas, ha conseguido hacerle un hueco en el mapa a Marruecos, sobre todo apostando en diversos sectores, principalmente el del automóvil, la aeronáutica y el agrícola. 

Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga
AFP/FADEL SENNA - Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga

También se encuentran otros factores que comprueban el hecho de que el país obtenga grandes cifras. Marruecos es un país con una posición estratégica en el mundo, ya que abre la puerta junto a España a los barqueros y comerciantes que quieran entrar al mar Mediterráneo y a los países bañados por estas aguas. Además, también sirve de puerta hacia África subsahariana, ya que el continente es un punto de mira para las grandes empresas y el Magreb facilita su entrada. A su vez, es la única nación que sirve de entrada principal a América, algo que beneficia tanto a los países árabes como a los asiáticos. 

Otro factor que hace que Marruecos sea relevante en el mundo es su sistema político, que es una monarquía. Mohamed VI ha implantado grandes cambios sociales y políticos, que han dado como resultado establecer una importante estabilidad que los países de su alrededor, que no cuentan con monarquías, no tienen. Por su parte, el monarca ha logrado invertir en importantes acciones y sobre todo conseguir grandes inversiones extranjeras que los países de fuera han aprovechado bien. Por ende, diversas empresas muy conocidas se han establecido en la región y, como consecuencia, dan paso a su entrada al continente. 

Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún

La inversión de Marruecos también es bastante considerable y le convierte en uno de los principales inversores. Actualmente, el foco está puesto en expandir sus políticas inversoras en los países vecino de África y que está recibiendo grandes resultados, ya que el país no trata de hacer negocios de manera “colonialista” algo que países de la Unión Europea u otros intentan hacer. “Marruecos es el primer receptor de inversión directa exterior del Magreb y uno de los principales socios comerciales de España fuera de la UE, junto a Turquía, Estados Unidos y Reino Unido”, indicó Ricardo Santamaría, director de Riesgo País y Gestión de Deuda de Cesce. 

El reino alauí está entrando en la lista de nuevas potencias y eso conlleva a desafíos, pero también consecuencias. Muchos países se ven amenazados, sobre todo los europeos, por la incipiente entra de Marruecos a la economía mundial y muchos no conciben que al tratarse de una excolonia, pueda llegar a tener la relevancia. El país magrebí ha tenido que plantar cara a las regiones europeas como Alemania, que realizó un informe secreto del instituto alemán SWP (Stiftun Wissenschaft Und Politik) en el que el país centroeuropeo reconoce a Marruecos como una amenaza y pide a la UE que ponga medidas para que no domine a sus países vecinos y los controle. Recientemente también ha tenido que enfrentarse a España por diferencias originadas por cuestiones como la acogida del líder del Frente Polisario Brahim Ghali para ser tratado hospitalariamente en territorio español.

Mercado de verduras en las afueras de Casablanca
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mercado de verduras en las afueras de Casablanca

Las cosas han cambiado y ahora es el momento en el que Marruecos ejerza su protagonismo. Gracias a nuevas alianzas como Estados Unidos, Reino Unido, Israel, China y demás, la nación vive uno de sus mejores momentos económicos y todo apunta a que esto continuará ‘in crescendo’.