PUBLICIDAD

Marruecos

El I Foro ‘Del Diálogo Islamo-Cristiano a la Familia Abrahámica’ recuerda la convivencia religiosa de Al Andalus

Durante la última sesión se ha dialogado sobre la prosperidad en Al Andalus, así como de la actual diversidad en países como Egipto
El I Foro ‘Del Diálogo Islamo-Cristiano a la Familia Abrahámica’ recuerda la convivencia religiosa de Al Andalus

 -  

Finaliza en Córdoba el I Foro ‘Del Diálogo Islamo-Cristiano a la Familia Abrahámica’, organizado por por la Fundación for Islamic Culture & Religious Tolerance (FICRT). Durante la última jornada, además de las conclusiones y el manifiesto, se ha llevado a cabo una mesa de diálogo presidida por Mohammed Dahiri, profesor de Estudios Árabes e Islámicos en la UCM.ficrt 

En ella han participado María Ángeles Gallego, científica titular del Instituto de Lenguas y Culturas del Mediterráneo y Oriente Medio del CSIC; Ahmad H. Anwar, profesor en la Facultad de Letras de la Universidad de Port Said (Egipto); y Christian Giordano, doctor en Teología por la Universidad Libre de Ámsterdam (Países Bajos) y pastor.El I Foro ‘Del Diálogo Islamo-Cristiano a la Familia Abrahámica’ recuerda la convivencia religiosa de Al Andalus

La prosperidad de la comunidad judía en Al Andalus 

María Ángeles Gallego centró su intervención en la interacción judeo-islámica en Al Andalus. Para profundizar sobre esta cuestión, la especialista primero mencionó un manifiesto firmado en 2016 por un grupo de sefardíes, judíos procedentes de la península Ibérica. A raíz de él, forman un movimiento denominado ‘Edad de Oro’ que propone igualdad de derechos entre los judíos asquenazí —originarios de Europa central y del este— y los sefardíes, quienes denuncian discriminación dentro de Israel. 

Este grupo de intelectuales sefardíes también defienden que Israel se considere un país de Oriente Medio, no un país europeo en Oriente Medio, tal y como hacen muchos medios de comunicación. En este sentido, también hacen un llamamiento por destacar a los judíos que provienen del mundo árabe.​​​​ficrt

Los postulados que defienden este grupo de sefardíes refleja cuan vivo está el concepto de Edad de Oro dentro del pueblo de Israel, tal y como explicó Gallego. Esta época hace referencia a la vida judía en Al Andalus entre los siglos X y XII, donde se experimenta un “apogeo social y cultural de los judíos”, destacando especialmente la poesía hebrea. 

Gallego señala algunas características de esta etapa histórica: activa participación judía en las esferas del Gobierno musulmán, desarrollo de la gramática hebrea y estudios hebreos, lo que permitió un importantísimo avance en la poesía hebrea.

A través de su cargo, los judíos que participaban en el Gobierno musulmán defendían y protegían los intereses de la comunidad, además de promover su cultura. Por ello, estas personas eran considerados un orgullo dentro de la sociedad judía. De entre estos visires, Gallego destaca a Hasday ibn Shaprut y a Samuel ben Nagrella, quienes lograron un avance en la lengua hebrea.ficrt 

El otro punto importante es el desarrollo de la gramática hebrea, lo que a su vez permitió el impulso de la poesía en esta lengua, considerada una obra de gran calidad. Gallego mostró varias poesías, incluida una escrita por una mujer judía. 

Asimismo, la investigadora mencionó una poesía de Yehuda ha-Levi donde se muestra el comienzo del fin de la Edad de Oro. En ella, el autor refleja una gran nostalgia por Sion, Jerusalén y el Templo. Entonces, Al Andalus se estaba transformado y la comunidad judía cada vez tenía menos participación.

Tras la expulsión de los judíos de España, ese legado no se comienza a investigar hasta el siglo XVII en Europa, cuando el antisemitismo en el continente está en alza. Entonces, los investigadores judíos llegan a dos conclusiones. En primer lugar, destacan que su situación es mejor cuando están bajo poder musulmán que cuando están bajo poder cristiano. Por otro lado, aseguran que durante Al Andalus la comunidad experimentó su mayor época de prosperidad.ficrt

Todo esto, de acuerdo con Gallego, genera una “idealización de Al Andalus” entre la comunidad judía, quien llega incluso a comparar las ciudades españolas de Córdoba, Granada y Toledo con otras localizaciones sagradas como Jerusalén o Tiberíades, lo que demuestra el gran nivel de admiración por esta época histórica.

Coexistencia en Egipto 

Posteriormente, fue el turno de Ahmad H. Anwar, especialista en sufismo y filosofía islámica. El profesor destacó la convivencia entre musulmanes y cristianos en su país, Egipto.

Esta pluralidad religiosa, en palabras de Anwar, “es una realidad histórica”, ya que en épocas antiguas ya encontramos varias religiones y plurales. “Es un fenómeno que se encuentra a lo largo de la historia del ser humano”, recuerda. Respecto al origen de esta pluralidad, Anwar lo tiene claro: “yo creo que esta pluralidad nace de la voluntad divina, nace de la voluntad de Dios”.ficrt 

El profesor egipcio ha hecho un llamamiento para volver al “mensaje original” de las religiones, ya que en ocasiones este mensaje “se ha desviado”. “Ningún pueblo es inocente respecto a la violencia. No queremos que ocurra lo que ha ocurrido hace años, por eso necesitamos volver a ese mensaje original”, declaró.

Además de ello, también es fundamental el diálogo para “encontrar la misericordia, la paz y la justicia”. “Todas las religiones se comprometen con la justicia en el mundo”, añadió Anwar. 

Dentro del diálogo, el especialista ha mencionado el diálogo islamo-cristiano llevado a cabo en Egipto en 2011. En ese año se fundó la Casa de la familia egipcia en la Mezquita de al-Azhar en El Cairo. El imán del templo invitó al Papa Francisco, un gesto aplaudido por la comunidad copta del país.ficrtA pesar de los momentos difíciles que se estaban viviendo en Egipto en aquel año debido a las protestas desencadenadas por la Primavera Árabe, se logró fundar una comisión con varios objetivos: diálogo, intercambio de experiencia religiosa, trabajo en común para mantener la paz entre todos los egipcios y resaltar los símbolos religiosos comunes. 

En 2021 se celebró un congreso para celebrar el 10 aniversario de esta cooperación. En palabras de Anwar, el evento del año pasado también refleja esa asociación. “Los trabajos deben continuar”, concluyó.ficrt 

“Debemos aspirar a dialogar con todo el mundo”

Christian Giordano, teólogo y evangelista, clausuró la mesa. En su intervención destacó la “relación humana del foro” y expuso información sobre los protestantes y los evangélicos. Giordano explicó que las comunidades tienen “diferencias históricas”, aunque en lugares como Latinoamérica estos términos se solapan.

Respecto al diálogo interreligioso, el teólogo ha planteado la posibilidad de incluir a seculares y agnósticos. “Debemos aspirar a dialogar con todo el mundo”, afirmó.ficrt 

Giordano mencionó ideas interesantes para el foro, como el proselitismo o la abolición de leyes anticonversión, lo que generó un enriquecedor debate entre los asistentes.

“El dialogo requiere valentía”, indicó, reiterando las palabras de Jumaa Alkaabi durante su discurso de inauguración. “La tolerancia no es renunciar a cultura si no escuchar a otras. Es hablar de lo que nos une, pero también de lo que nos diferencia”.