El IATA Travel Pass impulsa a las aerolíneas del Golfo

Seis nuevas aerolíneas se unen a Emirates Airlines en la implementación de esta innovadora aplicación
azafatas-avion-emirates

PHOTO/EMIRATES  -   Emirates ha decidido suspender todos sus vuelos de pasajeros a partir del 25 de marzo y recortar los salarios del personal de la compañía para no provocar despidos

La pandemia de la COVID-19 causó – y sigue causando – estragos en las aerolíneas de todo el mundo. La recuperación tras el descenso de los vuelos comerciales está siendo lenta y complicada, pero en el Golfo han dado con una de las claves que puede marcar un punto de inflexión en la paulatina reactivación del tráfico aéreo. Esta iniciativa se conoce bajo el nombre de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) Travel Pass que ya lleva un tiempo implementado en Emirates Airlines y ahora también será aceptado por Etihad Airways, Jazeera Airways, Qatar Airways, Jetstar, Royal Jordanian y Qantas.

La aplicación de IATA Travel Pass puede ser descargada desde la Play Store o la Apple Store y lleva once meses en pruebas por 76 aerolíneas diferentes, a pesar de que, hasta este momento, Emirates había sido la única en utilizarla de forma efectiva. El director general de la IATA, Willie Walsh, cree que la aplicación es “una herramienta eficaz para gestionar el complejo lío de las credenciales sanitarias de viaje que exigen los gobiernos”. Y es que lo es porque la app ofrece al mismo tiempo información sobre las restricciones de cada destino, resultados de pruebas PCR o antígenos y el escaneo de sus certificados de vacunación.

logo-iata
REUTERS/DENIS BALIBOUSE - Logo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA)

La aplicación de IATA Travel Pass gestiona actualmente los certificados de vacuas de 52 países diferentes, que representan el 56% del tráfico aéreo mundial. Se espera que para finales del próximo mes de noviembre esa cifra aumente hasta los 74 países, lo que supondría un salto al 85% de todos los viajes aéreos mundiales. Este importante salto se da ya que, según Walsh, gracias a muchos meses de exhaustivas pruebas, “el IATA Travel Pass está entrando en una fase operacional”. Esta fase será una realidad en cada vez más aerolíneas ya que, además de estas seis nuevas, algunas como Aeroméxico llevan tiempo haciendo pruebas con una inminente implementación en el horizonte.

Desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo consideran que “es un gran voto de confianza que algunas de las marcas de aerolíneas más conocidas del mundo la pongan a disposición de sus clientes en los próximos meses”. La intención fundamental de esta herramienta es agilizar los procesos que inevitablemente se han visto retrasados por el control sanitario impuesto por los diferentes países. La llegada de la vacuna y la mejoría del nivel de saturación sanitaria hacen posible cierto margen a la hora de establecer estrictos controles en los aeropuertos, algo que se quiere mantener y, acompañado de esta aplicación, reducir progresivamente.

medidas-covid-aeropuerto
REUTERS/WILLY KURNIAWAN - Pasajeros con máscaras protectoras respetan las marcas de distancia social en el suelo mientras hacen cola en los mostradores de facturación del Aeropuerto Internacional Soekarno-Hatta, Indonesia, el 12 de mayo de 2020

La IATA asegura que son los propios ciudadanos los que ven con buenos ojos la implementación en más aerolíneas de esta herramienta. La asociación encargó una encuesta realizada a lo largo del mes pasado a más de 4.700 personas de once mercados diferentes. Los resultados de este cuestionario demuestran la confianza que tiene depositada la población en este tipo de medidas y la garantía que suponen a la hora de asegurar la protección de todo aquel que quiera viajar.

Los datos ofrecidos por la IATA representan un importante avance respecto a los obtenidos por una encuesta de las mismas características realizada a principios del mes de junio. Por entonces, tan sólo el 55% creía que las fronteras de todos los países debían ser abiertas y permitir el libre tránsito de pasajeros, mientras que los nuevos datos reflejan un ascenso hasta el 67%. Además, el 64% cree que los cierres de fronteras no han sido efectivos como medida para evitar los contagios – un 11% más que en junio –. El aumento de estos porcentajes representa lo que la mayor parte de la sociedad mundial siente que ya está aquí, y es la vuelta a la antigua normalidad.