El Instituto Cervantes y la AECID rubrican un acuerdo para promover la enseñanza del español en África

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Instituto Cervantes.

El Instituto Cervantes y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) llegaron a un acuerdo para organizar entre septiembre y diciembre de este año 2019 cursos de formación para profesores de español en los países africanos de Benín, Camerún, Cabo Verde, Costa de Marfil y Gabón; según anunciaron Luis García Montero, director del Instituto Cervantes, y Aina Calvo Sastre, directora de la AECID, quienes fueron los encargados de firmar el acuerdo de colaboración para fomentar la enseñanza del idioma español en esta zona del África subsahariana. 

Se pretende de esta manera promover aún más el lenguaje castellano en territorio africano, donde se prevé una próxima explosión demográfica, que duplicaría la población del continente en los próximos 30 años, pasando de los 1.200 a los 2.400 millones de habitantes; un incremento demográfico que abre nuevos horizontes a la implementación del español en África. 

Respecto al pacto suscrito con la AECID, García Montero remarcó que enseñar un idioma implica mucho más que aleccionar sobre el vocabulario en sí, dejando claro que se trata además de hacer llegar la cultura y los valores propios a través de ese propio lenguaje. Unos valores que en el caso de España “tienen que ver con la democracia, el desarrollo, la igualdad, el respeto a los valores humanos o la lucha contra la pobreza”, según afirmó el director del Instituto Cervantes, quien también explicó que su institución trabaja para “dar al mundo la mejor cara de la sociedad española”, la cual “está muy comprometida con la cooperación y el desarrollo”. 

El director del Instituto Cervantes también destacó la importancia del acuerdo suscrito con la AECID ya que ayudará con nuevas redes de apoyo a los profesores del español como lengua extranjera, los cuales ejercen su labor sin sustento por parte de institución alguna. "El trabajo del profesor en África suele estar marcado por la soledad. De ahí lo significativo de un convenio que tiene como objetivo acompañar al mundo de la enseñanza”, aseveró García Montero. 

Por su parte, Aina Calvo puso en valor el trabajo de ofrecer herramientas útiles a los formadores destinados a enseñar el español en suelo africano, el cual supone un salto cualitativo en este sentido y significa una garantía ya que se desarrolla junto a un ente de prestigio, como es el Instituto Cervantes. La directora de la AECID se refirió a esta colaboración como una “alianza estratégica”, que además suma a autoridades locales del ámbito educacional y a las Embajadas españolas dentro del marco del Programa ACERCA de capacitación para el desarrollo del sector cultural que lleva a cabo la propia Agencia Española de Cooperación. 

El Programa ACERCA de capacitación para el fomento del sector cultural ayuda a la formación de agentes culturales, reforzando a las instituciones implicadas en el desarrollo cultural de los países socios de la Cooperación Española. "Este acuerdo tiene un efecto multiplicador al ser capacitador de capacitadores, y nos permite reafirmarnos en nuestra idea de que es fundamental trabajar en alianza con las autoridades locales", aseguró Aina Calvo, incidiendo así en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 17 de la Agenda 2030, el cual invita a trabajar en coordinación con otros actores.

Tanto García Montero como Calvo destacaron la estrecha colaboración en materia cultural que llevan a cabo desde hace años sus respectivas instituciones, así como el gran papel que representará el nuevo centro del Instituto Cervantes en Dakar, la capital de Senegal, el único, por el momento, del África subsahariana. Ambas instituciones trabajan en diversos países a través de la Red de Centros Culturales y de Formación de AECID, distribuidos en América Latina, Caribe y África (23 centros en total); y de las sedes del Instituto Cervantes, un total de 87 centros distribuidos en 44 países por los cinco continentes. "Ir de la mano del Cervantes es un honor y una garantía", indicó Aina Calvo; mientras, García Montero señaló que la AECID es un “referente de la mejor diplomacia cultural y un ejemplo de trabajo bien hecho en materia de desarrollo, cooperación e igualdad”.

Por otro lado, Miguel Albero, director de Relaciones Culturales y Científicas de la AECID, aventuró que, tras la aplicación de este plan formativo en los cinco países reseñados, el programa formativo para docentes de español se extenderá a otros países subsaharianos más adelante. Un Miguel Albero que habló también de la cultura como “elemento vertebrador” en relación con el nuevo programa presentado para formar a profesores de español en el África subsahariana.