El islamista radical Mohamed Hajib llama a la rebelión contra las instituciones marroquíes desde Alemania

Marruecos considera sus mensajes, difundidos a través de redes sociales, como una amenaza a su seguridad nacional
marruecos terrorismo

 -  

Marruecos toma en serio las amenazas de Mohamed Hajib, un salafista germano-marroquí señalado por difundir mensajes de incitación a la violencia y apología del terrorismo a través de sus perfiles en redes sociales, según las autoridades. En ellos, Hajib carga con dureza contra el Reino alauí y el monarca Mohamed VI, e instiga a sus seguidores a levantarse contra las instituciones marroquíes. También denuncia al Majzén, en referencia a la élite gobernante del país, por “servir a los intereses de Occidente”.

Las autoridades marroquíes le consideran una potencial amenaza contra la seguridad nacional y la estabilidad de Marruecos. Hajib encarna el islamismo político radical rechazado por Rabat, y difunde sus palabras en plataformas como Facebook, red en la que acumula cerca de 37.000 seguidores; y YouTube, donde sus vídeos rondan las 30.000 visitas. En algunos de ellos, Hajib llama a sus seguidores a rebelarse contra el Gobierno y morir “como un mártir”.

marruecos terrorismo

Hajib dio con sus huesos en la cárcel en junio de 2010, acusado por financiamiento del terrorismo y pertenencia a una organización criminal. Un juez le impuso una condena de 10 años de cárcel, de los que cumplió siete en la prisión de Toulal. La Justicia marroquí le detuvo tras haber entrado de forma irregular a Pakistán, país donde fue arrestado por las autoridades y expulsado a Alemania. Desde el aeropuerto de Fráncfort fue extraditado directamente a Marruecos, donde se sentó finalmente en el banquillo.

De confesión tablighi, una interpretación purista del islam, Hajib fue objeto de sospechas por haber intentado adherirse a la organización terrorista Al Qaeda en 2010 durante su desplazamiento a Pakistán. Según su versión, sin embargo, visitó el país asiático para peregrinar a uno de los lugares sagrados de su confesión. Una vez en Marruecos, el propio Hajib denunció haber sido objeto de torturas y amenazas a manos de la Brigada Nacional de Policía Judicial de Marruecos (BNPJ). Unas acusaciones refutadas con vehemencia desde Rabat y puestas en duda por varios líderes islámicos.

marruecos terrorismo

Tras salir de prisión retornó a Alemania. Natural de Tetuán, Hajib mantiene la nacionalidad teutona y reside actualmente en Duisburgo, ciudad próxima a Dusseldorf. Desde allí exhorta con regularidad a sus seguidores a tomar acción contra las instituciones de su país de origen. Las autoridades marroquíes denunciaron a Hajib por el contenido de sus vídeos, sin embargo, la fiscalía de Duisburgo no apreció indicios delictivos, interpretó que Hajib ejercía su derecho a la libertad de expresión.

Las Fuerzas de Seguridad marroquíes trataron de detener a Hijab en agosto con una orden de arresto internacional presentada a través de la Interpol. Orden que finalmente fue rechazada por la secretaría general de la organización en Lyon. Según Marruecos, la inacción judicial de Alemania en relación con Hijab constituye uno de los ejes básicos de las tensiones entre Rabat y Berlín que han venido produciéndose en los últimos meses.

marruecos terrorismo

Por este motivo, entre otros, el Gobierno marroquí llamó en mayo a consultas a la embajadora alemana en Rabat. Marruecos reprendió a Alemania por haber evitado el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara Occidental, su rol en la crisis de Libia y, sobre todo, “actuar con complicidad ante un exconvicto por actos terroristas” en referencia al propio Mohamed Hijab. A diferencia de Madrid, que ha hecho esfuerzos por mejorar sus relaciones bilaterales con Marruecos, Berlín no ha seguido aún esta senda y continúan las fricciones.