PUBLICIDAD

Iberdrola

El juez rechaza imponer medidas cautelares contra Brahim Ghali

El líder del Frente Polisario no será enviado a prisión provisional y tampoco se le retira el pasaporte, por lo que podrá salir de España
Unas personas sostienen pancartas mientras protestan contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, el 1 de junio de 2021

REUTERS/SERGIO PEREZ  -   Unas personas sostienen pancartas mientras protestan contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, el 1 de junio de 2021

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz descartó aplicar cualquier medida cautelar de las que se pedían contra Brahim Ghali, jefe del Frente Polisario, tras declarar en dependencias judiciales por las querellas interpuestas contra el propio dirigente polisario. 

Ghali no entrará en prisión cautelarmente; además, no se le retirará el pasaporte, por lo que puede abandonar territorio español en cualquier momento. 

Brahim Ghali ha rechazado ante el juez los supuestos delitos que se le imputan, relacionados con denuncias por genocidio, torturas, secuestros, asesinatos, violaciones, dentro de la comparecencia telemática que ha protagonizado ante el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional y después de ser preguntado por la Fiscalía y su abogado, como apuntaba el diario El País y según fuentes jurídicas. 

Las acusaciones pidieron prisión incondicional, mientras el fiscal no solicitó medidas cautelares contra el jefe del Frente Polisario, como informó el diario El Periódico. En esta línea, el magistrado acordó finalmente que Ghali aporte un domicilio y teléfono a fin de estar localizado en territorio español, pero no le restringe su libertad de movimientos, por lo que efectivamente podrá salir del país en cuanto se recupere, como informaba el diario El Español. El juez señaló que "no puede apreciarse riesgo de fuga alguno", como indicaba también El Español, según el auto judicial publicado por el periódico. 

Protesta contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, 1 de junio de 2021
REUTERS/SERGIO PEREZ - Protesta contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, 1 de junio de 2021

La declaración de Ghali se ha producido de manera virtual por su ingreso en el hospital San Pedro de Logroño, donde llegó aquejado de un contagio por coronavirus, según diversos medios. Aunque otros medios apuntaban a incluso un supuesto caso de cáncer también. Ante la petición de explicaciones por parte de Marruecos por la presencia del líder polisario en España, el Gobierno español se limitó a explicar que se había permitido la entrada de Ghali en territorio nacional por “razones humanitarias”, aunque desde el reino alauí se pidieron más explicaciones y una postura de mayor colaboración desde España después de acoger al jefe de una organización sobre la que pesan diversas acusaciones. 

Según habían confirmado fuentes jurídicas a laSexta, Ghali tenía como estrategia negarse a contestar a las acusaciones y solo responder a su abogado, Manuel Ollé, y al fiscal. La declaración de Ghali ante la justicia llega por estar en territorio español y es la primera vez que es juzgado por causas abiertas contra él por supuestos delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad. El interrogatorio de Santiago Pedraz a Brahim Ghali se ha producido por las querellas interpuestas por el activista saharaui Fadel Breika, que le acusa de presuntas torturas y detenciones ilegales en los campamentos de Tinduf, y por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (ASADEDH); esta organización acusa a Ghali de supuesto genocidio "en concurso con delitos de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones" junto con otros 24 miembros del Frente Polisario y tres oficiales del Ejército argelino, presuntamente, como informaban diferentes medios. El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, estaba dispuesto a comprometerse este martes ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz a colaborar en el esclarecimiento de los hechos que investiga, permaneciendo disponible y localizable para contestar nuevas preguntas en el futuro si fuera necesario, según fuentes jurídicas, como había informado previamente el diario El País. 

En esta foto de archivo del 27 de febrero de 2021, Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, pronuncia un discurso en un campo de refugiados cerca de Tinduf, al sur de Argelia
AP/ARCHIVO - En esta foto de archivo del 27 de febrero de 2021, Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, pronuncia un discurso en un campo de refugiados cerca de Tinduf, al sur de Argelia

La presencia de Brahim Ghali en España fue el detonante de una crisis diplomática entre Marruecos y España, al no entender el reino alauí cómo se había dado cobijo a Brahim Ghali en España y por no haber colaborado el Ejecutivo español informando al país norteafricano de esta situación. Desde el Gobierno de España se manifestó que la llegada de Ghali tuvo que ver con “razones humanitarias” y que se consideraba a Marruecos como un socio y aliado, en cualquier caso. Tras conocerse la presencia del líder polisario en España llegaron peticiones desde varias instancias para su puesta a disposición de la justicia, como solicitaron asociaciones como ASADEDH o el Fórum Canario Saharaui, ante supuestos delitos que se le atribuían a Ghali. 

Posteriormente, se produjo la difícil situación de la llegada de miles de migrantes a Ceuta procedentes de Marruecos, lo que tensó todavía más la situación. Todo ello, ante las continuas peticiones de explicaciones por parte de Marruecos a España por la presencia de Brahim Ghali en territorio español. 

Protesta contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, el 1 de junio de 2021
REUTERS/SERGIO PEREZ - Protesta contra Brahim Ghali, frente a la Audiencia Nacional en Madrid, España, el 1 de junio de 2021

A partir de ahora, falta ver qué sucederá con Brahim Ghali para determinar su futuro más próximo. Aunque, de momento, ha evitado las medidas cautelares y puede salir de España. De hecho, según informaciones de diversos medios como El Mundo o El Confidencial, se especulaba con la posible presencia de un avión argelino preparado para recoger a Ghali y con que el Gobierno de España lo podría haber expulsado al no tener permisos. 

En el trasfondo de la polémica está también la situación del Sáhara Occidental. Ante este asunto, Marruecos ha recibido grandes apoyos para su fórmula de autonomía de la región bajo soberanía marroquí, incluido el de naciones tan importantes como Estados Unidos o Emiratos Árabes Unidos, incluso con anuncios de apertura de consulados de diversos países en enclaves estratégicos como Dajla o El Aaiún. Desde Marruecos se ha echado en falta más soporte español en este sentido. Todo ello ante una postura del Frente Polisario que demanda un referéndum de autodeterminación, iniciativa que cuenta con pocos apoyos en el plano internacional. 

Parte final del auto judicial:

Vistos las disposiciones citadas y demás de general aplicación

DISPONGO: No ha lugar a decretar la prisión provisional ni otro tipo de medida cautelar personal contra D. Brahim Ghali.

Requiérasele a través de su representación para que aporte un domicilio y teléfono en España a fin de estar localizado. Póngase este Auto en conocimiento del Ministerio Fiscal y demás partes personadas a los efectos oportunos, previniéndoles que contra el mismo cabe recurso de reforma y/o subsidiario de apelación.

Lo acuerda y firma el Ilmo. Sr. D. Santiago J. Pedraz Gómez, Magistrado- Juez del Juzgado Central de Instrucción número Cinco. Doy fe.

Brahim Ghali