El Magreb endurece las restricciones contra la COVID-19 por Ramadán

Los Gobiernos de Marruecos, Argelia y Túnez decretan nuevas medidas para reducir la movilidad durante el mes sagrado ante el aumento de los contagios en el Norte de África
Atalayar_Magreb COVID

AFP/FADEL SENNA  -   Un hombre con una mascarilla contra la propagación del Covid-19 camina por el casco antiguo de Marrakech

Los gobiernos del Norte de África han decidido blindarse contra la COVID-19 durante el mes sagrado de Ramadán. La tónica se repite en Marruecos, Argelia y Túnez, donde las autoridades han decidido imponer una nueva batería de restricciones ante el significativo aumento de los contagios causados por las nuevas variantes que rondan la región, según las autoridades sanitarias.

Pese a las evidentes similitudes entre los países que conforman el Magreb, cada Gobierno ha optado por desplegar distintas medidas en respuesta a su situación específica. Un punto a favor para la estabilización de los contagios es el potente desarrollo de las campañas de vacunación, sobre todo en Marruecos, por lo que el Reino alauita parte con ventaja con respecto de sus vecinos. 

Las autoridades marroquíes impusieron el pasado día 7 de abril el cierre de los comercios y el correspondiente toque de queda nocturno, entre las 20.00 y las 06.00 horas, para limitar la movilidad durante el próximo mes. La medida entró en vigor el primer día de Ramadán –el pasado día 13– y se prolongará hasta el final del mismo, esto es, el próximo 12 de mayo. Se trata del segundo mes sagrado consecutivo que se celebra con restricciones, por lo que una parte de la opinión pública ha mostrado su indignación con el Gobierno. 

Atalayar_Magreb COVID
PHOTO/AP - Médicos marroquíes esperan a los miembros de la agencia de salud para una consulta, en el segundo día de la campaña de vacunación COVID-19, en el Hospital Cheikh Khalifa en Casablanca, Marruecos

La Comisión Científica y Técnica para la COVID-19, encargada de gestionar la situación sanitaria en Marruecos, justificó la decisión tras anunciar el ligero aumento de contagios y el descubrimiento de una nueva variante del virus, detectada en la ciudad sureña de Ouarzazate y con presencia en 7 regiones. Esta se puede catalogar como “100% marroquí”, según el director del laboratorio de biotecnología de la Facultad de Medicina y Farmacia de Rabat, Azzedin Ibrahimi. 

Desde el comienzo de la pandemia, Marruecos ha contabilizado un total de 506.000 casos y 8.945 fallecidos. Fuentes del Ministerio de Salud indican que durante la jornada de ayer se detectaron 364 nuevos contagios y solo se registró una defunción. En materia de vacunación, el Reino alauí mantiene el liderazgo en todo el continente. Desde que diera comienzo su campaña de vacunación a finales de enero, las autoridades sanitarias han inmunizado a casi 9 millones de personas del total de 36 millones de habitantes, y el ritmo sigue al alza. Marruecos las vacunas de AstraZeneca y Sinopharm, y espera la llegada de más dosis de ambas compañías y del programa COVAX.

Por su parte, el Gobierno de Argelia también ha reaccionado con medidas paliativas ante la amenaza de la tercera ola. El miembro del Comité Científico del Ministerio de Sanidad, encargado de vigilar el virus, Riyad Mehdaoui, admitió que los últimos datos de la COVID-19 en el país son “realmente preocupantes”. Desde el comienzo de la pandemia, Argelia registra un total de 120.000 contagios y 3.155 fallecidos, sin embargo, las infecciones han aumentado en los últimos días un 200% a raíz de la llegada de las variantes británica y nigeriana. 

Atalayar_Magreb COVID
AFP/ RYAD KRAMDI - Un trabajador médico sostiene un frasco de la vacuna rusa Sputnik V contra la enfermedad del coronavirus COVID-19 en una clínica de la ciudad de Blida, a unos 45 kilómetros al suroeste de la capital argelina

A lo largo de la jornada de ayer, Argelia contabilizó 156 nuevos casos y 3 muertes. El Gobierno lanzó su campaña de vacunación un día después que Marruecos, después de recibir un total de 50.000 dosis de la vacuna rusa Sputnik V. En el contrato con el Gobierno ruso se incluyó la compra de 1 millón de vacunas antes de mayo. Además, Argel cerró la semana pasada un nuevo acuerdo con Moscú para producir la vacuna rusa en suelo argelino.  

Pese a la adquisición de las dosis, la campaña de vacunación impulsada por Argelia avanza con lentitud. Hasta el momento tan solo se han inoculado 15.000 dosis, y la población total del país asciende hasta los 43 millones de personas. Ante esta situación, las autoridades han optado por imponer restricciones limitadas a un total de 9 wilayas –regiones administrativas–, entre ellas las de Argel y Orán, con un toque de queda desde las 23.00 hasta las 04.00 horas. Podrán, eso sí, realizarse todas las oraciones, pero la presencia en las mezquitas no podrá ser superior a la media hora.

En Túnez, las autoridades han decretado el cierre de las escuelas primarias, secundarias y universidades a partir de esta misma semana y hasta el próximo 30 de abril. También han restringido la operatividad del transporte público y han prohibido la circulación entre las 19.00 y las 05.00 horas excepto en casos de emergencia. 

El Gobierno tunecino, presionado por el sector de la restauración, descartó la imposición del toque de queda a partir de las 19.00, tal y como se había anunciado en un principio. El primer ministro, Hichem Mechichi, rectificó el pasado 10 de abril e informó finalmente de la entrada en vigor del toque de queda a partir de las 22.00 horas. Mientras que los comercios pueden mantenerse abiertos al público hasta entonces, las fiestas privadas siguen prohibidas durante el mes de Ramadán. 

Atalayar_Magreb COVID
AFP/ FETHI BELAID - El primer ministro tunecino, Hichem Mechichi

Túnez se encuentra entre los cinco países africanos con mayor número de nuevas infecciones, según las cifras de los CDC-África. Desde el pasado mes de marzo, el país registra un total de 285.490 casos y más de 9.700 fallecidos. La jornada de ayer se saldó con 1.514 nuevos contagios y 66 personas fallecidas. El país ha experimentado un fuerte aumento de las muertes relacionadas con el coronavirus desde principios de mes. Además, las autoridades sanitarias han advertido de la saturación en los centros hospitalarios. 

Más de 225.900 personas del total de 11,7 millones de habitantes tunecinos han recibido al menos una dosis de Pfizer desde el lanzamiento de la campaña nacional de vacunación el pasado 13 de marzo. Según las últimas cifras publicadas este lunes por el Ministerio de Sanidad, hasta un total de 10.118 personas se vacunaron el domingo y otras 33.019 recibieron la segunda dosis. Además, más de 1 millón y medio de personas se han registrado en la plataforma digital de vacunación evax.tn.

El Norte de África ha sido la segunda región más afectada por la COVID-19 de todo el continente por detrás del sur. Sin embargo, y a diferencia de sus vecinos sureños, el Magreb es la región más avanzada en materia de inmunización contra el virus en todo África por el efecto de Marruecos. Aunque el continente africano tan solo supera a Oceanía en la carrera por la inmunización, y la distancia con el siguiente en la lista, Europa, es de 160 millones de vacunas.