PUBLICIDAD

Iberdrola

El mayor barco de la Armada iraní hundido en el golfo de Omán 

El buque se ha hundido tras sufrir un incendio a bordo frente a las costas de la ciudad de Jask
PHOTO/REUTERS  -   Miembros del ejército iraní participan en el simulacro militar anual, apodado "Zolphaghar 99", en el Golfo de Omán

PHOTO/REUTERS  -   Miembros del ejército iraní participan en el simulacro militar anual, apodado "Zolphaghar 99", en el Golfo de Omán

Los esfuerzos por salvar al barco de apoyo Kharg, tras horas de lucha contra un incendio que se produjo en uno de los sistemas de la nave, fueron en vano, según las agencias de noticias Fars y Tasmin. El buque más grande de la Armada iraní se hundió tras sufrir un incendio a bordo frente a las costas de Jask, situada en el golfo de Omán a unos 1. 270 kilómetros al sureste de Teherán cerca de estrecho de Ormuz, que da acceso al Golfo. 

La tripulación del barco fue evacuada antes de que el buque se hundiera. Los rescatistas lucharon durante 20 horas después de que los marineros fueran evacuados a la costa. Imágenes por satélite del Planet Labs Inc. Analizadas por The Associated Press mostraban al Kharg al oeste de Jask. Satélites de la oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) que detectan incendios desde el espacio identificaron un fuego en el lugar poco antes de la hora reportada por la agencia Fars. 

El buque Kharg, llevaba el nombre de la isla que sirve como principal terminal de petróleo a Irán. Construido en Gran Bretaña y botado en 1977, entró en servicio en la marina iraní en 1984 tras largas negociaciones que siguieron a la Revolución islámica iraní. 

Photo/Donald Holbert/Marina de los EEUU vía REUTERS  -   Un marine estadounidense observa una embarcación iraní desde el USS John P. Murtha en el estrecho de Ormuz, frente a Omán
Photo/Donald Holbert/Marina de los EEUU vía REUTERS  -   Un marine estadounidense observa una embarcación iraní desde el USS John P. Murtha en el estrecho de Ormuz, frente a Omán 

La Armada ha detallado en un comunicado que el barco, que ha estado operativo durante más de cuatro décadas, había sido enviado hace pocos días a aguas internacionales para participar en unas maniobras de entrenamiento. 

El hundimiento es un nuevo desastre naval para Irán. En 2020, 19 marineros iraníes murieron durante unas maniobras después de que un buque de guerra fuera alcanzado por un misil. En abril, del mismo año Teherán anunció que un barco iraní, el Saviz, había sido dañado en el Mar Rojo por una explosión de origen indeterminado. El New York Times informó de que el Saviz había sido objeto de un ataque de Israel en represalias tras anteriores ataques iraníes contra buques israelíes en el Mar Caspio. 

El suceso se produjo tras una serie de misteriosas explosiones en barcos en el golfo de Omán, que comenzaron en 2019. La Marina de Estados Unidos acusó más tarde a Irán de atacar los barcos con minas lapa, unos explosivos con temporizador normalmente colocados por buzos en el casco del barco, según recoge AP. 

Sin embargo, Irán niega haber atacado los barcos, aunque imágenes difundidas por la marina estadounidense mostraban a miembros de la Guardia Revolucionaria retirando una mina sin estallar de un barco. Los incidentes se produjeron en medio de tensiones entre Washington y Teherán después de que el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retirase unilateralmente a su país del acuerdo nuclear de Irán. 

PHOTO/REUTERS - Petroleros pasan por el estrecho de Ormuz
PHOTO/REUTERS - Petroleros pasan por el estrecho de Ormuz

Precisamente, este ha sido un escenario que Irán ha utilizado en varias ocasiones para desestabilizar la zona con ataques protagonizados a buques cargueros que se sucedieron últimamente tras las sanciones políticas y económicas que impuso Estados Unidos al Estado persa a raíz de la salida norteamericana en 2018 del pacto nuclear suscrito con Irán en 2015 por el que se limitaba el programa atómico iraní, sobre todo, en materia armamentística. La Administración Trump denunció incumplimientos de términos del acuerdo por parte de la República Islámica e impuso unas sanciones sobre el país iraní, entre las que destacaban las relacionadas con el comercio de crudo, principal fuente de financiación de la nación persa. 

Así mismo, el Gobierno iraní anunció hace unos días que su proyecto de oleoducto a Jask se había completado y que el petrolero había sido transportado por el oleoducto a ese puerto. El Kharg era uno de los pocos barcos de la Armada iraní capaz de suministrar combustible a otros barcos en el mar. También podía izar mercancías pesadas y servir de plataforma de despegue para helicópteros. 

AFP/ATTA KENARE  -   Soldados iraníes en el estrecho de Ormuz
AFP/ATTA KENARE  -   Soldados iraníes en el estrecho de Ormuz

Para Irán, el objetivo es exportar petróleo desde Jask, lo que ahorraría unos días de navegación y permitiría a los petroleros evitar el Estrecho de Ormuz, que está en el centro de las tensiones estratégicas entre Irán y Estados Unidos, cuyos buques de guerra están presentes en la región. 

La marina iraní patrulla en el Golfo de Omán y alta mar, mientras que la Guardia Revolucionaria, un cuerpo paramilitar, opera en las aguas menos profundas del estrecho de Ormuz y el Golfo. Sin embargo, en los últimos meses la Armada puso en servicio un petrolero comercial un poco más grande, llamado Makran, reconvertido para hacer una función similar a la del Kharg. 

El estrecho de Ormuz es uno de los pasos marítimos más importantes y estratégicos del mundo por donde circula una quinta parte de las explotaciones mundiales de petróleo. En el golfo de Omán es la Armada iraní quien maneja todas las operaciones, a través del cual pasa el 20% de todo el petróleo comercializado del mundo.