PUBLICIDAD

Iberdrola

El mes de Ramadán y su celebración durante la pandemia

La comunidad musulmana comienza el mes más importante del calendario islámico en pandemia
AFP/MINISTERIO DE MEDIOS SAUDÍ - La Kaaba, el santuario más sagrado del Islam, en la Gran Mezquita de la ciudad santa de La Meca, el 26 de julio de 2020

AFP/MINISTERIO DE MEDIOS SAUDÍ  -   La Kaaba, el santuario más sagrado del Islam, en la Gran Mezquita de la ciudad santa de La Meca, el 26 de julio de 2020

Por segundo año consecutivo, el Mes Sagrado de Ramadán se dará en medio de una pandemia por la más que conocida COVID-19. A pesar del conocimiento que ya dominamos y la conciencia del virus, la naturaleza esencial del Mes Santo requiere reiterar la importancia de tener un sentido de responsabilidad individual y respetar todas las medidas de seguridad y restricciones. 

Mientras que el año anterior el Ramadán empezó en medio de un confinamiento mundial, este año se dará durante la nueva normalidad. Bajo restricciones, toques de queda y medidas de seguridad, además de que muchos de los países musulmanes se encuentran en plena campaña de vacunación contra la COVID-19. 

Este mes de ayuno para los musulmanes de todo el mundo se verá afectado de pocas formas, los rezos de Tarawih no se podrán hacer colectivamente y tampoco se podrán reunir los familiares para romper el ayuno. Pero lo más importante que envuelve al Ramadán es el espiritualismo que este mes acoge en los corazones de los musulmanes, por ello su celebración no afectará a ningún individuo ajeno al que lo practica. 

Algunos países árabes a la luz del aumento de los casos, a pesar de las advertencias oficiales de la gravedad de la situación y en particular el crecimiento de la tasa de mortalidad en muchos países, están reforzando las restricciones para hacer frente a esta nueva ola. 

Un hombre lee el Corán en la Gran Mezquita antes del mes sagrado de ayuno del Ramadán. REUTERS/MOHAMED AL-SAYAGHI
REUTERS/MOHAMED AL-SAYAGHI-Un hombre lee el Corán en la Gran Mezquita antes del mes sagrado de ayuno del Ramadán.

A pesar de que en los Emiratos Árabes Unidos, por ejemplo, la tasa de infección ha disminuido significativamente en las últimas semanas, con el número total de infecciones el 21 de marzo de 2021, un 56,8% en comparación con el pico del 3 de febrero de 2020. En la sesión informativa periódica para los medios que dio el Gobierno de los EAU el 16 de marzo de 2021, la Autoridad Nacional de Gestión de Emergencias, Crisis y Desastres (NCEMA) anunció una serie de medidas de precaución durante el Mes Sagrado del Ramadán para no retroceder en los logros. Estas medidas incluyen la prohibición de las carpas y los iftar familiares y comerciales en las áreas públicas, así como la distribución de comidas iftar frente a las casas y mezquitas.

NCEMA apuntaba que aquellos que deseen ayudar a distribuir comidas deben coordinarse con las autoridades de caridad, y agregó que las donaciones de Zakat deben pagarse electrónicamente. También se deben evitar las visitas familiares, así como el reparto de comidas entre casas y familias, y solo las familias que viven juntas en la misma casa pueden tener un iftar grupal dentro de la casa. Permitirá las oraciones de Tarawih de acuerdo con las medidas de precaución COVID-19 y las instrucciones preventivas relacionadas con las oraciones, pero prohibirá las mesas de iftar en las mezquitas y limitará las oraciones de Isha y Tarawih a 30 minutos.

Por su parte, Egipto emitió el martes varias decisiones en cuanto a la preparación para el próximo mes de Ramadán, incluida la necesidad de proporcionar bienes importantes y de suministro a precios bajos y hacer frente a la pandemia. Las medidas incluyen, oraciones de Tarawih que no excedan los 30 minutos y no llevar niños a las mezquitas mientras se realizan oraciones, continúa la prohibición de realizar grandes reuniones durante el Ramadán en lugares cerrados como funerales o celebraciones. Asimismo, hace un gran hincapié en reforzar las campañas de seguridad en los mercados para controlar los precios y abordar el fraude comercial.

En Arabia Saudí, tampoco se permitirán las comidas iftar y suhur dentro de las mezquitas en durante el Ramadán, dijo el martes el ministro de Asuntos Islámicos. El jeque Abdullatif al-Asheikh dijo que también se suspenderá la práctica del i'tikaaf, que consiste en permanecer en una mezquita durante varios días.

La Presidencia General de Asuntos de las Dos Sagradas Mezquitas dijo que la capacidad diaria de la Gran Mezquita de La Meca se elevaría a 50.000 peregrinos y 100.000 fieles. El jeque Abdulrahman al-Sudais, jefe de la Presidencia de las Dos Mezquitas Sagradas, dijo que la vacunación es un requisito para entrar a la Gran Mezquita y la Mezquita del Profeta.

Niños musulmanes organizan comidas Iftar (romper el ayuno) dentro de una mezquita durante el mes sagrado de ayuno del Ramadán, en Guwahati, India, en 2018.
Niños musulmanes organizan comidas Iftar (romper el ayuno) dentro de una mezquita durante el mes sagrado de ayuno del Ramadán, en Guwahati, India, en 2018.

Túnez ha ampliado su toque de queda nocturno en tres horas y ha endurecido otras restricciones antes del Ramadán tras un aumento de las infecciones por COVID-19. La medida se aplicará desde las 7 p.m. hasta las 5 a.m., desde el viernes hasta al menos el 30 de abril. La portavoz del Gobierno Hasna ben Othman también anunció otras medidas el miércoles por la noche, incluida la prohibición de todas las reuniones públicas y privadas, así como el cierre de los mercados semanales y un uso más estricto de las mascarillas. 

Marruecos también fortalecerá el toque de queda durante el Ramadán para frenar la pandemia de coronavirus según anunció el miércoles un comunicado ejecutivo. “El Gobierno ha decidido prohibir los viajes nocturnos a nivel nacional de 20:00 a 06:00 horas”, confirmaba el comunicado de prensa, sin embargo la fecha aún está por especificar por la autoridades religiosas locales.
Tomó medidas restrictivas como la prohibición de festivales y reuniones, una medida suspende de facto las oraciones nocturnas colectivas en las mezquitas y prohíbe las tradicionales salidas familiares después de romper el ayuno. Bajo un estado de emergencia sanitaria desde mediados de marzo del año pasado, un toque de queda en vigor desde diciembre, el país norteafricano reforzó recientemente las medidas preventivas para limitar la propagación del virus y sus variantes, preocupándose en concreto la variante británica.

Por otra parte, la comunidad musulmana que habita en Occidente tendrá que respetar las medidas de seguridad que cada país ha impuesto. Sin embargo, a pesar de todas estas restricciones, la celebración del Ramadán no afectará a la pandemia ni alterará los casos debido a que los rezos de Tarawih se pueden hacer en casa con seguimientos online a través de muchos portales. El ayuno es individual y el iftar y el suhur se podrán llevar con normalidad sin celebrar reuniones familiares.