PUBLICIDAD

Marruecos

El nuevo puerto atlántico de Dajla: la clave para dinamizar la región

Las autoridades marroquís presentan al empresariado español la evolución del nuevo puerto industrial de la región saharaui de Dakhla
obras puerto dakhla

GUILLERMO LOPEZ/ATALAYAR  -   Construcción del nuevo puerto atlántico de Dakhla

8 años le quedan al nuevo puerto atlántico de Dajla para ver sus obras terminadas y convertirse en el mayor puerto de Marruecos, incluso por delante del Tánger-Med. De ello presume Abderrahmane Allou, director de la obra, frente a un nutrido grupo de empresarios españoles que le escuchan bajo una jaima en la costa del Sáhara, a unos 70 km del centro de la ciudad de Dajla. 


La visita está enmarcada en el Foro de Inversiones España Marruecos que se celebra en la ciudad saharaui administrada por Marruecos, y en la que el Gobierno se emplea en hacer emerger infraestructura y complejos industriales de las arenas. Dentro de ese plan de desarrollo marroquí para la región, se incluye este nuevo puerto, del que la obra se adjudicó por primera vez a dos gigantes de la construcción a la vez. En una ‘joint venture’, SGTM y SOMAGEC SUD levantan desde octubre 2021 lo necesario para comenzar las obras del puerto en una gigantesca parcela de 1650 hectáreas. De esa extensión, 410 se reservarán para proyectos futuros mientras que los 1240 restantes serán ocupados por la zona de actividad portuaria y la zona industrial. 


Los estudios de la ‘joint venture’ ubicaron el proyecto en una zona adaptada a las necesidades técnicas de un puerto de estas dimensiones. En juego entró el precio de las parcelas, que según se alejan de la ciudad bajan de precio y aumentan en extensión. 

obras puerto dakhla
GUILLERMO LOPEZ/ATALAYAR

La dirección de la obra tiene planes para que la zona de actividad portuaria conste de tres zonas repartidas en 1330 metros de muelles. Los planos ubican estos muelles a una distancia prudente de la costa. La estructura se levantará sobre el suelo marítimo y se conectará a la costa por medio de un espigón. La distancia entre la costa y los muelles será considerable. Los muebles requieren de 16 metros de profundidad para aquellos destinados a la actividad industrial. Es el calado necesario para los barcos cargueros de clase Panamax, aquellos con el estándar para cruzar el canal de Panamá. A los muelles para actividad pesquera les espera un calado de 12. Finalmente, un dique seco para reparación con un calado menor a los dos anteriores también tendrá su lugar en el puerto.


Estas tres actividades, transporte industrial, pesca y reparación son las tres que han sido identificadas por el estudio previo como las necesidades mayores de la región a las que el puerto puedo suplir soluciones. “Queremos ser mejores que Tánger Med, pero obviamente no vamos a ser totalmente comparables”, resumió Abderrahmane Allou a las preguntas de los curiosos empresarios. Se refiere principalmente al papel de transportar pasajeros. Sin embargo, la capacidad industrial del puerto será muy relevante. Las previsiones de la oficina técnica contemplan una capacidad de 1 millón de contenedores, en el estándar de 20 pies, que supondrían 10 millones de toneladas de mercancía según la masa del contenedor medio.

obra puerto dakhla
GUILLERMO LOPEZ/ATALAYAR


A la capacidad de contenedores se añade la capacidad para cisternas, principalmente destinadas a hidrocarburos. “Queremos que la región tengo su aporte necesario en hidrocarburos gracias a este puerto”, añadió Allou. El puerto prevé poder almacenar 5 millones de toneladas de petróleo anuales


En la construcción de este gran puerto, al que se le ha asignado un presupuesto de 12.400 millones de dirhams, cuenta con la participación de varias empresas europeas, de las que destacan algunas españolas. Sato, Sener, Artelia o Green son algunos de los despachos que han aportado su ‘expertise’ de ingeniería como grano de arena en la construcción del puerto industrial. Los bloques de hormigón que protegerán la estructura de las inclemencias de la marea serán de patente española, por ejemplo. 

obras puerto dakhla
GUILLERMO LOPEZ/ATALAYAR


Destaca también la voluntad por parte del proyecto en alimentarse de energías renovables y ser sostenible. Siguiendo la política nacional de energía de Marruecos, que apuesta fuerte por las fotovoltaicas o el hidrógeno verde producido por electrólisis, los responsables de la obra anunciaron con orgullo que prevén alimentar el 100% del consumo energético de la obra a través de energía fotovoltaica, junto con un generador más convencional para las emergencias. 


Avanza así este importante proyecto que espera empezar a funcionar en 2029. “Por ahora todo ha ido sobre ruedas. Gracias a dios no nos hemos topado con ningún inconveniente”, declaró Zahir Youssef, responsable del área técnica del proyecto. Una vez concluido, el puerto se convertirá en unos de los principales alicientes de la inversión extranjera en la zona y un tractor para la economía regional. Empresarios canarios, presentes durante el acto, elevaron sus dudas en cuanto a una posible competencia entre el nuevo puerto de Dajla y los de las islas canarias, a lo que los responsables marroquís del proyecto quisieron responder asegurando una complementariedad y una oportunidad de promoción de la economía en común, uno de los grandes mensajes del Foro de Inversiones España-Marruecos.