PUBLICIDAD

Iberdrola

El papel de los ministros de Exteriores de Mauritania y Jordania en la Cumbre de la OTAN de Madrid

El nuevo Concepto Estratégico fortalece la posición de ambos países como piezas clave para la estabilidad del Sahel y Oriente Medio
OTAN Pons

PHOTO/A. Sadafi Twitter  -   El ministro jordano de Exteriores, Ayman Hussein Safadi, mantuvo numerosos encuentros bilaterales durante la cumbre de la OTAN en Madrid. En la imagen, con su homóloga alemana, Annalena Baerbock

Es evidente que no han sido los actores principales de la Cumbre de Madrid. Esos papeles han recaído en el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y los jefes de Estado y de Gobierno de las 30 naciones adheridas al Tratado del Atlántico Norte, aunque unos con mucho mayor protagonismo que otros, caso del presidente norteamericano, Joe Biden, y del turco Recep Tayyip Erdogan.

Pero conviene resaltar que por vez primera también han asistido a una cumbre atlántica dos actores secundarios calificados como socios privilegiados de la Alianza. Solo dos de los siete estados participantes en el Dialogo Mediterráneo que auspicia la OTAN: la República Islámica de Mauritania y el Reino Hachemita de Jordania.

OTAN Pons
PHOTO/M. Merzoug Twitter - Durante un receso entre dos sesiones plenarias, el ministro de Exteriores de Mauritania, Mohamed Salem Merzoug, departió con la titular de Suecia, Ann Linde, para propiciar los intercambios económicos entre los dos países

Ambas naciones han estado representadas por los titulares de sus carteras de Exteriores, Mohamed Salem Merzoug y Ayman Hussein Safadi, respectivamente. A uno y otro les han correspondido actuar bajo el epígrafe de actores invitados, que como tales habían sido convocados a la jornada inaugural del magno foro atlantista del 29 de junio.

Tanto el titular mauritano como el jordano tenían acordado un extenso programa de reuniones bilaterales con buena parte de sus homólogos de la Alianza. Con el español Jose Manuel Albares, para quien los dos países “nos ayudan a comprender mejor esas partes del mundo”. Con la recién nombrada ministra francesa, Catherine Colonna, con la alemana Annalena Baerbock, con el turco Mevlüt Cavusoglu, con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken y muchos más.

OTAN Pons
PHOTO/MAEC - El titular español de Exteriores, Jose Manuel Albares, se reunió con los dos ministros, de los que dijo que nos ayudan a comprender mejor esas partes del mundo. En la fotografía, con el jordano Ayman Hussein Safadi 

Además, compartieron mesa y mantel con todos los ministros de Exteriores de la OTAN. Fue en la cena de trabajo del 29 de junio, dedicada a tratar sobre la problemática que representa el flanco Sur de la Alianza, un límite fronterizo que las naciones de Europa Central y del Norte ven muy ajeno a sus preocupaciones, que están centradas en las futuras intenciones de Moscú. 

Apoyar y potenciar las capacidades de defensa

Tanto el responsable de la política exterior de Jordania como el de Mauritania tuvieron ocasión de expresar las necesidades y prioridades de sus Gobiernos en materia de seguridad, estabilidad de sus instituciones y lucha contra el terrorismo. Pero también hablaron sobre las graves repercusiones que la guerra de Ucrania tiene sobre su seguridad alimentaria.

OTAN Pons
PHOTO/JAF - Las Reales Fuerzas Armadas de Jordania poseen un alto potencial aeroterrestre, en su mayor parte adquirido en Estados Unidos y el Reino Unido. Sus fuerzas de operaciones especiales gozan de un elevado prestigio internacional 

Pero, si las costas de Mauritania están bañadas por el océano Atlántico y Jordania no tiene salida al Mediterráneo, ¿por qué precisamente esos dos países fueron los invitados? Pues porque los Gobiernos de Nuakchot y Amán son piezas clave del tablero geoestratégico de la OTAN. Según un diplomático aliado que prefiere no dar a conocer su nombre ni su cargo, se les convocó porque son “casos de éxito de la Alianza con sus asociados”, a pesar de que ninguno es vecino del Mare Nostrum. “Además, tampoco era viable reunir en Madrid a todos los miembros del Dialogo Mediterráneo”.

Para abordar los desafíos que están presentes en el Sahel, en Madrid se ha aprobado un muy importante Paquete de Construcción de Capacidades de Defensa para Mauritania, del que todavía no se han dado detalles, pero que amplia y mejora cuatro proyectos allí ejecutados desde mediados de la pasada década. En su rueda de prensa final, Jens Stoltenberg ha avanzado que su organización va a proporcionar “apoyo en inteligencia” y a ayudar al Ejecutivo de Nuakchot en reforzar su seguridad fronteriza, frenar la migración irregular y luchar contra el terrorismo de un país que comparte frontera con el inestable Mali.

OTAN Pons
PHOTO/M. Merzoug Twitter - El ministro de Exteriores mauritano tenía acordado un amplio programa de reuniones bilaterales con sus homólogos de la Alianza. La instantánea recoge a Mohamed Salem Merzoug con su homólogo checo Jan Lipavsky  

Mauritania es de suma importancia para la OTAN. La razón principal que avala su puesto preferente en la jerarquía de las naciones asociadas con la Alianza es que está ubicado en un extremo de la franja del Sahel, la zona geográfica que atraviesa de Norte a Sur el continente africano. Allí proliferan grupos terroristas islámicos, que tienen en jaque a los gobiernos de la región y que intentan exportar su ideario y acciones sobre las poblaciones del Norte de África y del Sur de la Alianza.

El gobierno que preside el general Mohamed Ould El Ghazwani forma parte del G5 Sahel. Nuakchot, la capital de la nación, es la sede del Secretariado de la organización, una coalición establecida en febrero de 2014 por Burkina Faso, Chad, Níger y Malí, ‒este último ha abandonado oficialmente la coalición el 30 de junio‒, para favorecer el desarrollo y seguridad de sus miembros, y luchar contra los grupos yihadistas que actúan de modo transfronterizo.

OTAN Pons
PHOTO/JAF - El Comandante en Jefe de las Reales Fuerzas Armadas de Jordania es el rey Abdalá II, que aparece en el centro de la imagen rodeado por la plana mayor de una Brigada de Infantería y soldados de transmisiones durante unas maniobras   
La frontera Sur y sus retos de seguridad, demográficos, económicos y políticos

¿Y cuál ha sido la razón de la presencia de Jordania en la cumbre? El Reino hachemita está considerado desde hace décadas como un socio muy fiable, hasta el punto que en la cumbre de Gales de 2014 fue incluido en el Programa de Oportunidades Mejoradas (EOP). Algunas de sus prioridades en materia de seguridad son semejantes a las de Mauritania, pero otras son muy diferentes. Entre las primeras está la búsqueda de la estabilidad regional y la lucha contra el terrorismo. Pero tiene el histórico problema de los refugiados palestinos ‒más de 2 millones‒ y ahora de los refugiados sirios, que son más de medio millón.

El ministro Ayman Hussein Safadi ha reiterado a sus homólogos de la Alianza que Jordania es una “fuerza de paz y estabilidad en la región”. Ha buscado ampliar los lazos de cooperación y lo ha conseguido, ya que los dignatarios reunidos en Madrid han decidido ampliar sus programas de apoyo al rey Abdalá II. Las preocupaciones que el enviado de Amán ha sabido pasan por alcanzar una solución política en Siria, apoyar la estabilidad en Irak, Líbano y de la Autoridad Nacional Palestina y solventar cuanto antes la escasez mundial de cereales que ocasiona la guerra en Ucrania.

OTAN Pons
PHOTO/US Army-Joseph Loar - En Madrid se ha aprobado un importante paquete de ayudas para Mauritania. El militar que pasa revista a las tropas mauritanas es el general norteamericano Patrick Donahue, que lleva prendido en el pecho el distintivo español de paracaidista 

El Concepto Estratégico recién aprobado recoge en su punto 11 que “los conflictos, la fragilidad y la inestabilidad en África y Oriente Medio afectan directamente a nuestra seguridad y la de nuestros socios”. Y recalca que los países de Oriente Medio, el Norte de África y el Sahel se enfrentan a “desafíos interconectados de seguridad, demográficos, económicos y políticos”, retos agravados por el “cambio climático, la fragilidad de las instituciones, las emergencias sanitarias y la inseguridad alimentaria”.

La OTAN reconoce que todo lo anterior proporciona “un terreno fértil para la proliferación de grupos armados no estatales, incluidas organizaciones terroristas, así como la interferencia desestabilizadora y coercitiva por parte de competidores estratégicos”, en clara alusión a Rusia y su actividad sobre Mali.

La hoja de ruta de la Alianza que ha visto la luz en la capital de España contempla la migración masiva irregular como una de las “amenazas híbridas”, que potencias hostiles pueden utilizar para socavar la estabilidad de los miembros de la OTAN. Ha sido una demanda de los países mediterráneos europeos, de manera expresa del Gobierno español, que ha insistido en que la Alianza califique su flanco Sur como una nueva fuente de riesgo para su estabilidad. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha podido comprobar en sus propias carnes como la migración se utiliza como instrumento de presión política.