PUBLICIDAD

Iberdrola

El Parlamento del Líbano bloquea por quinta vez la nominación de un nuevo presidente

La alianza entre los cristianos del Movimiento Patriótico Libre y el partido-milicia chií de Hizbulá obstruye la nominación de un sucesor para el retirado Michel Aoun
Nabih Berri

AFP/ANWAR AMRO  -   El presidente del parlamento libanés, Nabih Berri

El dividido Parlamento libanés celebró en la mañana del jueves una quinta sesión para elegir nuevo presidente tras la retirada de Michel Aoun, cuyo mandato expiró oficialmente el pasado 31 de octubre. La residencia oficial del jefe del Estado continúa vacía desde entonces, y no parece que vaya a encontrar inquilino a corto plazo. 

El multimillonario primer ministro, Nayib Mikati, ejerce como presidente interino hasta la nominación de un sucesor, que ha de ser cristiano maronita, de acuerdo con el reparto tácito de poderes entre las distintas confesiones religiosas en el Líbano. 

Pero por enésima vez no hubo manera de escoger presidente. Varios diputados del Movimiento Patriótico Libre, la formación del propio Aoun, y del partido milicia chií de Hizbulá, decidieron abandonar la sesión tras una primera ronda de votaciones. 

Esta situación, recurrente en sede parlamentaria, invalida la elección de cualquier candidato. Es necesario un quórum de 86 miembros del total de 128 que no llegó a alcanzarse a pesar de las garantías del presidente de la Cámara, Nabih Berri.  

Michel Moawad, el hijo del efímero expresidente libanés asesinado en 1989 René Moawad, fue el candidato más votado con 44 papeletas, cinco más que en la cuarta sesión para elegir presidente. Sin embargo, una vez perdido el quórum, el vicepresidente del Parlamento, Elías Bou Saab, canceló la sesión y anunció la celebración de una sexta el próximo 17 de noviembre. 

Michel Moawad
PHOTO/@michelmoawad  -   Michel Moawad, hijo del efímero expresidente libanés asesinado en 1989 René Moawad y candidato a la presidencia del Líbano

Un gran número de diputados acusó a Berri de obstruir el proceso de elección y de violentar el mandato constitucional. 

El diputado de las Fuerzas Libanesas Georges Adwan, que rivaliza con el cristiano Movimiento Patriótico Libre, se mostró esperanzado con el número de apoyos obtenido por Moawad. Según Adwan, el candidato independiente del distrito de Zgharta podría haber recogido cinco nuevos votos de diputados ausentes por motivos personales. Para el miembro de las FL, Moawad es “un candidato serio”. No así para el miembro del MPL Alain Aoun, que considera que el bloqueo persistirá a menos que “los partidos no cambien de candidatos”. 

El escenario de la quinta votación ha vuelto a ser el mismo que el de las cuatro sesiones anteriores, pero el reformista Moawad, adversario político de Hizbulá, sigue siendo el mejor colocado para suceder a Aoun. No parece que vaya a abandonar la carrera. “De una sesión a otra, está claro que el número de personas que votan por mí aumenta, mientras que todas las demás propuestas disminuyen”. 

El Líbano atraviesa una crisis económica sin precedentes que, según el Banco Mundial, es la más severa en siglos. A la escasez de recursos públicos se suma la crisis indefinida de Gobierno que ha paralizado las instituciones.