El pato más raro del mundo se aleja de la extinción gracias a Emiratos

El Fondo de Conservación de Especies Mohamed Bin Zayed ha contribuido a recuperar la especie porrón malgache
Porrón malgache

 -  

El porrón malgache (Aythya innotata) se considera el pato más raro del mundo y, de hecho, se consideraba extinto hasta el año 2006; cuando se visualizaron unos pocos ejemplares en un lago remoto. Entonces volvió la esperanza para esta especie de ave. Ahora, tras años de investigación y proyectos de conservación, este pato se ha alejado de la extinción, y el Fondo de Conservación de Especies Mohamed Bin Zayed de Emiratos Árabes Unidos (EAU) tiene mucho que ver en ello.

Las organizaciones Wildfowl and Wetlands Trust (WWT) y Durrell Wildlife Conservation Trust, que trabajan juntas en este proyecto de conservación, han anunciado las buenas noticias confirmando el avistamiento de unos 12 patos en el lago Sofía de Madagascar. Un lugar remoto y protegido que fue elegido en su momento por los expertos como hábitat de reintroducción de esta especie de pato.

Tras el hallazgo, en el año 2009 algunos ejemplares fueron llevados a centros en cautividad para comenzar un proyecto de cría y posterior reintroducción en un intento de alejar de la lista de especies en peligro de extinción a este pato tan peculiar. El centro de Conservación Mohamed Bin Zayed de EAU, al enterarse del proyecto quiso colaborar al máximo y proporcionó en noviembre del año 2018 una inversión elevada para la viabilidad de este plan. 

En declaraciones de la directora del centro, Razan Al Mubarak, a la agencia de noticias WAM, ha explicado que el programa de subvenciones del organismo “se centra en proyectos de conservación dedicados a la salvación de especies individuales”. Dado que el porrón malgache se considera la especie de pato más rara del mundo, “fue una elección obvia” la implicación de dicha organización en el proyecto, ha subrayado Razan.

Los científicos descubren crías de esta especie de pato en un tiempo récord

Las buenas nuevas han sido el avistamiento de dos crías de patito de pocos meses de edad, algo que ha sorprendido a los científicos del proyecto ya que esta especie suele comenzar a reproducirse por primera vez a los dos años. La rapidez en la reproducción ha sido una grata sorpresa para todas las partes involucradas en el proyecto.

El gerente de WWT de este proyecto, Peter Cranswick, ha explicado que las especies reintroducidas en su hábitat natural “normalmente tardan un tiempo en instalarse en su nuevo sitio, y los primeros intentos de reproducción a menudo no tienen éxito”. El avistamiento de crías menos de dos años después de la puesta en libertad de estos patos en el lago Sofía ha sido “un desarrollo inesperado pero muy bienvenido”, ha comentado Cranswick. Sin duda que los patos ya hayan criado es una estupenda noticia para el proyecto en particular y para la especie en general, pero como bien señala Cranswick, “la próxima gran tarea ha comenzado”. Es decir, que queda mucho camino por recorrer todavía.

Desde el proyecto comentan que la primera cría en la naturaleza es un hito importante y una señal de que el plan va por buen camino, pero no es el fin y todavía queda mucho por recorrer y muchas metas que alcanzar. El equipo de monitoreo que ha estado en la región durante los últimos 12 meses seguirá en el terreno para comprobar el desarrollo de los patitos. 

Razan Al Mubarak, candidata a presidir la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Aunque en otro campo distinto, el centro Mohamed bin Zayed tiene más noticias que celebrar, y es que su actual directora general, Razan Al Mubarak, ha sido designada para optar a la presidencia de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).