El príncipe Hamzah promete cesar en sus críticas al rey y acatar las normas, según afirma la Casa Real de Jordania

Príncipe Hamzah: “Seré leal a Su Majestad y estaré comprometido con la Constitución de Jordania”
El príncipe jordano Hamzah Bin al-Hussein

AFP/KHALIL MAZRAAWI  -   El príncipe jordano Hamzah bin al-Hussein

La Casa Real de Jordania ha asegurado que el príncipe Hamzah, el hermanastro del rey Abdalá II retenido en su domicilio bajo la acusación de encabezar una trama para desestabilizar el país, se ha comprometido a acatar las normas de la gobernante familia hachemita para solucionar este conflicto. Jordania ha dado por enterrada la supuesta trama encabezada por el antiguo príncipe heredero. Los principales periódicos jordanos destacaban este lunes el modo en que se puso fin al supuesto complot del príncipe, después de una campaña de arrestos este sábado, en el que fueron detenidas entre 14 y 16 personas, aparte de un exconsejero de la Corte y un miembro de la familia real.

"Me pongo en manos del rey, confirmando que mantendré el compromiso de mis padres y abuelos, fiel a su legado, y seguiré sus pasos, fiel a su trayectoria, a su mensaje, acatando la Constitución del reino hachemita de Jordania", se lee en el mensaje atribuido a Hamzah que reprodujo en la noche de este lunes, 5 de abril, la Casa Real jordana en su página web. "Siempre apoyaré y respaldaré al rey y al príncipe heredero", agrega el texto, que aparece con la supuesta firma del príncipe. La corte publicó el mensaje poco después de haber informado en su cuenta de Twitter que Abdalá II, decidido a resolver este asunto "en el marco de la familia hachemita", había encargado a su tío el príncipe Al-Hasan mediar con Hamzah y que éste se había comprometido a acatar el procedimiento indicado por el monarca para ello.

En esta foto de archivo del 2 de abril de 2001, el rey Abdalá II de Jordania se ríe con su hermano, el príncipe Hamzah bin al-Hussein. La mediación entre el rey Abdalá II de Jordania y su hermanastro, el príncipe Hamzah, logró desescalar una de las crisis políticas más graves del Reino en décadas
AP/YOUSEF ALLAN - En esta foto de archivo del 2 de abril de 2001, el rey Abdalá II de Jordania se ríe con su hermano, el príncipe Hamzah bin al-Hussein. La mediación entre el rey Abdalá II de Jordania y su hermanastro, el príncipe Hamzah, logró desescalar una de las crisis políticas más graves del Reino en décadas

Todo esto tuvo lugar apenas unas horas después de que la BBC publicara una nueva grabación que le hizo llegar a través de su abogado el hermanastro del rey, en el que criticaba por segundo día consecutivo la "corrupción y el nepotismo" en su país.

Tras negar formar parte de "ninguna conspiración o de una organización infame o grupo apoyado desde el exterior", como se le acusaba, volvía a arremeter contra "la incompetencia que ha prevalecido en nuestra estructura de gobierno en los últimos 15 o 20 años", prácticamente los que lleva Abdalá en el trono. Denunciaba también la corrupción y los intereses de unos pocos, a los que acusó de estar por encima de "la vida y la dignidad de más de diez millones de personas que viven aquí".

En esta foto de archivo difundida por la agencia de noticias jordana Petra el 12 de enero de 2012, se ve al rey Abdalá de Jordania (segundo a la derecha), a la reina Noor, viuda del difunto rey Hussein (a la derecha), y a la reina Rania (a la izquierda) posando para una foto con el príncipe Hamzah y su nueva esposa, la princesa Basma Otoum, durante su ceremonia de boda musulmana en el Palacio Real de Amman
PETRA/YOUSEF ALLAN - En esta foto de archivo difundida por la agencia de noticias jordana Petra el 12 de enero de 2012, se ve al rey Abdalá de Jordania (segundo a la derecha), a la reina Noor, viuda del difunto rey Hussein (a la derecha), y a la reina Rania (a la izquierda) posando para una foto con el príncipe Hamzah y su nueva esposa, la princesa Basma Otoum, durante su ceremonia de boda musulmana en el Palacio Real de Amman

Este martes, el procurador general de Amán ha prohibido la publicación de informaciones sobre Hamzah. Esta medida se aplica a “todos los medios audiovisuales y redes sociales”, según un comunicado difundido en la televisión oficial. “En aras de respetar el secreto de la investigación por parte de los servicios de seguridad sobre el príncipe Hamzah y otros, (se decidió) prohibir publicar todo lo relacionado con esta investigación en esta etapa”, aseguró el magistrado Hasán al-Abdallat en la nota.

El príncipe Hamzah es el hijo mayor del rey Hussein y de su cuarta y última esposa, la reina Noor, y cuando, a la muerte de este, en 1999, le sucedió Abdalá, su primogénito, fue nombrado príncipe heredero. Sin embargo, en noviembre de 2004 Abdalá revocó esta decisión y nombró en su lugar a su propio hijo, el príncipe Husein bin Abdalá. Por su parte, el príncipe Al-Hasan fue el sucesor oficial de su hermano Husein durante 34 años, hasta que este lo sustituyó por el actual monarca pocos días antes de morir.

Árbol genealógico del difunto rey jordano Hussein, padre del actual rey Abdalá II y del antiguo príncipe heredero Hamzah bin Hussein
AFP/AFP - Árbol genealógico del difunto rey jordano Hussein, padre del actual rey Abdalá II y del antiguo príncipe heredero Hamzah bin Hussein

Desde el extranjero se ha mostrado el apoyo total al rey Abdalá después de la ola de detenciones. El primer jefe de Estado que manifestó su apoyo total al monarca jordano fue el rey de Marruecos, Mohamed VI en una conversación telefónica reiteró "a su hermano Abdalá su plena y natural solidaridad con Jordania hermana, y el pleno apoyo a todas las decisiones tomadas por el rey Abdalá para consolidar la seguridad y la estabilidad. Una entrevista telefónica que concreta los fuertes lazos históricos y familiares que unen a los dos soberanos y a las dos familias, y de los vínculos entre los dos países y los dos pueblos hermanos". “Sin duda, el peligro ha pasado porque Jordania y su cúpula han logrado el apoyo de los grandes poderes y líderes del mundo árabe, y el Gobierno puede manejar fácilmente el asunto sin presión externa”, dijo a Efe el exministro de Información jordano, Samih Maayta. Rusia fue el último en mostrar su apoyo este lunes a “los esfuerzos de las autoridades legítimas de Jordania y personalmente del rey Abdalá II”. "Todos los jordanos desean que este asunto se resuelva dentro de la familia hachemita", agregó Maayta, que sin embargo consideró "sin precedentes" las supuestas actividades del príncipe Hamzah en contra de la seguridad del Reino.