El presidente de Egipto ordena al Ejército que se mantenga alerta debido a la situación en Libia

Abdel Fattah al-Sisi ha mantenido una reunión con los mandos militares egipcios este jueves
El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi

PHOTO/REUTERS  -   El presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi

El presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, ha ordenado a los altos mandos militares del Ejército que se mantengan alerta debido al recrudecimiento del conflicto en Libia, según informa la versión digital de Arab News. Las fuerzas armadas tienen que estar preparadas para combatir y deben estar listas para cualquier tarea que se les encomiende, debido a los desafíos de seguridad que están teniendo lugar en la región. 

La reunión se ha celebrado un día después de que al-Sisi enviara un importante mensaje al comandante del Ejército Nacional Libio (LNA), el mariscal de campo Jalifa Haftar. El mensaje fue entregado por el director del Servicio de Inteligencia Militar de Egipto, el general de división Khaled Megawer, en el cuartel general del LNA en Ar Rajma, en las afueras de la ciudad oriental de Bengasi, aunque su contenido no ha sido revelado. El mensaje y las declaraciones de al-Sisi se producen después de que los ministros de defensa turco y qatarí visitaran Trípoliesta semana para reunirse con el Jefe del Gobierno de Al-Wefaq apoyado por Turquía, Fayez Sarraj. 

Los medios de comunicación libios han informado de que los dos ministros mantuvieron conversaciones sobre apoyo militar con funcionarios del gobierno inconstitucional de Sarraj que actualmente controla Trípoli. También celebraron reuniones con algunos altos cargos de la milicia. En julio de 2020, el presidente egipcio presidió una reunión del Consejo de Defensa Nacional para discutir la situación de Libia, así como la crisis de la presa del Renacimiento.

El portavoz del presidente egipcio declaró que el consejo había abordado la actual situación política, de seguridad y militar del país, en el marco de diversos acontecimientos regionales e internacionales. El consejo también debatió la situación de Libia, a la luz de los esfuerzos de Egipto por estabilizar la situación actual y llevar la paz a todas las partes

Intervención en Libia

El Parlamento egipcio aprobó a finales de julio el envío de tropas en "misiones de combate fuera de las fronteras" del país ante la subida de la tensión en Libia y después de que el presidente Abdel Fattah al-Sisi afirmara que una intervención en el país vecino sería legítima. Ankara interviene directamente en el conflicto libio desde principios de año y ha enviado a miles de mercenarios sirios al país norteafricano, algo que El Cairo considera una amenaza directa a su seguridad debido a la enemistad con el Gobierno islamista turco.

El Parlamento autorizó entonces en una sesión a puerta cerrada, el "envío de efectivos de las Fuerzas Armadas egipcias en misiones de combate fuera de las fronteras del Estado para defender la seguridad nacional egipcia en el eje estratégico occidental", esto es, en la frontera con Libia. Las tropas actuarían en contra de "milicias criminales armadas y elementos terroristas extranjeros". Al-Sisi aseguró en una reunión con líderes tribales de Libia, que "Egipto no está dispuesto a aceptar la cercanía de las milicias a sus fronteras", en referencia a los grupos que apoyan al Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA), reconocido por la ONU y que cuenta con el respaldo de Turquía.

Esa amenaza es más probable a medida que el GNA empezó a ganar terreno al Ejército Nacional Libio (LNA) del mariscal Jalifa Haftar y avanzó en dirección a la ciudad mediterránea de Sirte, que junto a la de Al Jufra, en el centro del país, son "líneas rojas" para Egipto. El respaldo de la Cámara egipcia se materializó después de que el Parlamento de Tobruk, afiliado a Haftar, solicitara la semana pasada a Egipto una intervención en el caso de que la seguridad de ambos países se vea amenazada por la presencia de Turquía.