PUBLICIDAD

Iberdrola

El presidente de Túnez recibe el proyecto de la nueva Constitución

El nuevo texto constitucional se votará en referéndum el próximo 25 de julio, mientras aumentan las protestas en el país por la deriva autoritaria de Kais Saied
saied-tunez-kais

PHOTO/REUTERS  -   Kais Saied, presidente de Túnez

El coordinador del Alto Comité Consultivo Nacional para la nueva República de Túnez, Sadok Belaid, ha presentado al presidente tunecino, Kais Saied, el proyecto de la nueva Constitución del país que se votará en referéndum el próximo 25 de julio, después de ser validada y revisada por el propio presidente. Según un comunicado emitido por la Presidencia de Túnez, el texto constitucional todavía no es definitivo y está sujeto a posibles cambios por petición de Kais Saied.

Después de una reunión con Belaid, el presidente tunecino ha afirmado que el proyecto de Carta Magna “es una oportunidad para debatir un conjunto de nuevos conceptos e ideas, así como para tocar los procesos de diálogo en el periodo pasada y el intercambio de diferentes puntos de vista”, tal y como recoge el diario La Presse. 

Así, el Gobierno de Saied continúa haciendo reformas para convertir a Túnez en lo que él mismo ha calificado como una “Nueva República”, algo que le ha servido para reportar varias críticas por el aumento de poder y la tiranía con la que está llevando a cabo su mandato. 

manifestaciones-tunez
PHOTO/REUTERS  -   Simpatizantes del mayor partido político de Túnez, el islamista Ennahda, marchan durante una manifestación en oposición al presidente Kais Saied, en Túnez, Túnez 27 de febrero de 2021

En lo que respecta a la nueva Constitución, Kais Saied anunció el pasado 2 de mayo la creación de un comité para la redacción de un nuevo texto constitucional, al que invitó a participar al principal sindicato del país, la Unión General de Trabajadores de Túnez (UGTT), junto a la Confederación Tunecina de Industria, Comercio y Artesanía (UTICA), la Asociación Nacional de Abogados (ONAT) y la Liga Tunecina para la Defensa de los Derechos Humanos (LTDH).

Con ello, el presidente sostuvo que era un “proceso de diálogo nacional diferente” a los anteriores porque “está abierto a los que aceptaron el proceso de corrección” iniciado el 25 de julio de 2021. En esta fecha Saied, tras una polémica interpretación del artículo 80 de la Constitución de 2014, se atribuyó todas las competencias anunciando la terminación de las funciones del primer ministro Hisham al-Mechichi, la paralización de la Cámara de Representantes y el levantamiento de inmunidad de sus diputados.

Sin embargo, el sindicato UGTT, que hasta ese momento se había aliado al presidente, renunció a participar en este comité para la nueva Constitución por “no cumplir las condiciones para un diálogo real y significativo”. Desde entonces, las protestas no han cesado en el país, comenzando por la huelga general convocada por el sindicato el pasado 16 de junio hasta las manifestaciones de este pasado sábado en contra del referéndum para la nueva Constitución. 

parlamento-tunez
REUTERS/ZOUBEIR SOUISSI  -   Asamblea de Representantes del Pueblo de Túnez

Las protestas protagonizadas por miles de manifestantes salieron a las calles encabezados por la líder del Partido Constitucional Libre, Abir Musi. “Los tunecinos están pasando hambre, las finanzas se hallan al punto del colapso, pero a Saied no le importa; solo se preocupa de su proyecto personal para imponer su constitución; no lo vamos a permitir”, afirmó Musi.

El nombramiento de una nueva comisión electoral que supervisará los resultados de esta consulta también ha sido visto con gran sospecha por parte de la oposición. Un descontento que se suma a la creación de un consejo de justicia temporal, el organismo regulador de los jueces y el despido de docenas de magistrados.

Sin embargo, los partidarios de Saied describen todas estas políticas como el intento por “desembarazarse de una élite política corrupta que pone freno al desarrollo económico y social del país y que ha impedido su progreso durante una década”