El primer ministro de Kuwait presenta su dimisión

La semana pasada, miles de ciudadanos kuwaitíes participaron en una sentada delante de la sede de la Asamblea Nacional en la capital para protestar contra la corrupción
El primer ministro kuwaití Jaber Mubarak al-Sabah

PHOTO/BERND VON JUTRCZENKA  -   El primer ministro kuwaití Jaber Mubarak al-Sabah

El primer ministro de Kuwait, Jaber Mubarak al-Sabah, ha presentado su renuncia y la de todo su gabinete, dos días después de que el Parlamento kuwaití presentara una moción de censura contra dos de sus ministros, acusados de abuso de poder y de incompetencia. Según la agencia de noticias estatal KUNA, el jefe del Ejecutivo presentó su dimisión al emir, Sabah al Ahmad al Sabah, para que “pueda reorganizar las tareas del Gobierno”, informó el portavoz gubernamental sin ofrecer más detalles.

El pasado martes, los diputados de la Cámara kuwaití presentaron una moción de censura contra el titular de la cartera de Interior, Jaled al Yarrah al Sabah, y la ministro de Obras Públicas, Yenan Ramadan, la cual anunció el mismo día que dimitiría tras la sesión parlamentaria. Algunos de los legisladores han acusado al ministro de Interior de “aprovecharse de su posición y de utilizar sus asignaciones en el Ministerio para ganar apoyo y hacer arreglos financieros fuera del marco reglamentario”, según KUNA. Por otra parte, Ramadan fue acusada de llevar a cabo su función de forma "inadecuada y de fracasar en lograr los requisitos de los principales proyectos de desarrollo en Kuwait", agregó la agencia oficial.

La renuncia del Gobierno este jueves se produce a tan solo unos meses de que se celebren elecciones parlamentarias, previstas para principios de 2020, de las que saldrá la nueva Asamblea Nacional (Parlamento) compuesta por 50 diputados.

Fotografía de archivo que muestra una vista general de la Asamblea Nacional de Kuwait
AP/GUSTAVO FERRARI - Fotografía de archivo que muestra una vista general de la Asamblea Nacional de Kuwait

La dimisión del Gobierno es algo común en Kuwait, una de las monarquías del golfo Pérsico que goza de un sistema más democrático.

La semana pasada, miles de ciudadanos kuwaitíes participaron en una sentada delante de la sede de la Asamblea Nacional en la capital para protestar contra la corrupción, un acto muy poco común en el país donde el disenso público y las voces críticas suelen ser silenciadas.