El primer ministro de Túnez pide a las fuerzas de seguridad que intervengan  

El jefe de Gobierno, Hichem Mechichi subrayó "la necesidad de actuar inmediatamente” para abrir las carreteras y reactivar los centros de producción 
TÚNEZ

AFP/ FETHI BELAID-  -   El primer ministro tunecino Hichem Mechichi 

Túnez se prepara para conmemorar el 17 de diciembre el décimo aniversario de la revolución tunecina, bajo la forma de manifestaciones masivas y huelgas generales. Unas protestas, en gran medida pacíficas y de carácter laico, que reclaman trabajo y libertad.  

Las movilizaciones han aumentado, diez años después, en las últimas semanas en las regiones desfavorecidas del sur y del centro. Túnez ha pasado por nueve Gobiernos distintos y ninguno ha logrado solventar los problemas económicos del país. La alta inflación, el desempleo y la corrupción son los principales problemas que los tunecinos llevan denunciando desde entonces, lo que ha provocado la caída de diversos Ejecutivos.  

Tras una reunión con el ministro de Defensa, Ibrahim Bartagi, el ministro de Justicia, Mohamed Boussetta, y el ministro del Interior, Taoufik Charfeddine, el jefe de Gobierno tunecino ha pedido a las fuerzas de seguridad que intervengan "inmediatamente" , según la AFP, para contener a los manifestantes que bloquean los centros de producción industrial, tras una serie de movilizaciones sociales en todo el país.  

Los manifestantes están bloqueando las carreteras, los lugares donde se produce la energía y los recursos naturales, exigiendo inversiones y empleos. En la vecina región de Gafsa (centro-oeste), la extracción de fosfato, uno de los pocos recursos naturales de Túnez, ha estado paralizada durante varios días debido a las manifestaciones.  

AFP/ FATHI NASRI:  Manifestantes tunecinos reunidos dentro de la planta de petróleo y gas en el-Kamour, en el estado meridional de Túnez
AFP/ FATHI NASRI-Manifestantes tunecinos reunidos dentro de la planta de petróleo y gas en el-Kamour, en el estado meridional de Túnez

El primer ministro Hichem Mechichi subrayó "la necesidad de actuar de inmediato (...) para abrir las carreteras y reiniciar los centros de producción". Las instalaciones de fosfato son objeto de movilizaciones recurrentes, en particular para reclamar puestos de trabajo para los jóvenes de la región en esta empresa pública. 

La Compañía de Fosfatos Gafsa ha producido menos de cuatro millones de toneladas por año desde la revolución de 2011, en comparación con los más de ocho millones de toneladas en 2010. En 2020, se espera que produzca sólo tres millones de toneladas de fosfato, según la CPG.  

Otras huelgas tuvieron lugar en la planta de embotellamiento de gas en Gabès (centro-este), lo que ha provocado una escasez en una gran zona, que afecta a la importante ciudad portuaria de Sfax; tensiones que se han ido agravando con la llegada del invierno y el frío. 

AFP/FATHI NASRI:  Manifestantes tunecinos reunidos dentro de la planta de petróleo y gas en el-Kamour, en Túnez 
AFP/FATHI NASRI-Manifestantes tunecinos reunidos dentro de la planta de petróleo y gas en el-Kamour, en Túnez 

Estos movimientos se producen después de que los habitantes de Tataouine (sur) llegaran a un acuerdo con el Gobierno tras varios meses de bloqueo de la producción de petróleo en el Sáhara. El 7 de noviembre, el Gobierno les prometió puestos de trabajo y un fondo para financiar proyectos en la gobernación, promesas que hasta el momento han sido incumplidas. 

Túnez, cuyas dificultades se han visto exacerbadas por la pandemia, se enfrenta a un descenso histórico del PIB del -7%, y espera un déficit presupuestario récord en 2020, según AFP.