El primer ministro libio canceló su visita a Bengasi por un bloqueo de las milicias locales

Su visita fue cancelada a la ciudad de Bengasi como consecuencia del bloqueo de milicias del líder de las fuerzas del este del país, Jalifa Haftar
Atalayar_Libia Dbeiba visita Bengasi

REUTERS/HAZEM AHMED  -   El Primer Ministro de Libia, Abdulhamid Dbeibeh

El Gobierno libio anunció el domingo por la noche el aplazamiento de un Consejo de Ministros previsto inicialmente para el lunes en Bengasi, que también debía marcar la primera visita del primer ministro al este del país en busca de estabilidad tras una década de caos. "La oficina del jefe del Gobierno de Unidad Nacional anuncia el aplazamiento de la reunión del Consejo de Ministros prevista para el lunes en Bengasi", dijo el portavoz del Gobierno Mohamad Hamouda en un comunicado. "Se están haciendo los preparativos para fijar una próxima fecha", añadió, sin dar las razones del aplazamiento.

El anuncio se produce horas después de que el equipo de seguridad que preparaba la visita del primer ministro Abdelhamid Dbeiba y los miembros de su Gobierno fueran rechazados al aterrizar en el aeropuerto de Bengasi por las autoridades locales, lo que les obligó a volver a subir al avión y regresar a la capital, Trípoli, según supo AFP por medio de una fuente de seguridad en el este. Abdelhamid Dbeiba había señalado anteriormente su intención de celebrar consejos de ministros en diferentes ciudades, incluida Bengasi, la segunda ciudad más grande de Libia y bastión del hombre fuerte del este, el mariscal Jalifa Haftar.

Atalayar_Libia Dbeiba visita Bengasi
AFP PHOTO / LNA WAR INFORMATION DIVISION - El Mariscal Libio Khalifa Haftar

Libia intenta salir de una década de conflicto desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, marcada por la existencia en los últimos años de poderes rivales, en el oeste y el este del país, y por la violencia sangrienta. Un nuevo ejecutivo unificado, nacido de un proceso auspiciado por la ONU e iniciado en noviembre en Túnez, se puso en marcha en febrero en Ginebra, ante un "histórico" voto de confianza del Parlamento en marzo. Este se encarga de unificar las instituciones del país hasta las elecciones nacionales de diciembre. El incidente del domingo confirma la persistencia de las divisiones entre el este y el oeste, a pesar del repunte político de los últimos meses. 

La crisis en Libia tiene su origen en 2011, cuando tras una serie de protestas y una intervención, respaldada por la OTAN, pusieron fin al mandato de 42 años del régimen de Gadafi. No obstante, la situación empeoró en 2014 cuando el mariscal Haftar, entonces líder del Gobierno paralelo establecido en la localidad de Tobruk (occidente de Libia) y sede del Parlamento, con el respaldo de Rusia y Emiratos Árabes Unidos decidió avanzar al occidente para tomar Trípoli, capital del país. 

Atalayar_Libia Dbeiba visita Bengasi
PHOTO/AFP - El viceprimer ministro de Libia, Hussein Attiya al-Gotrani (R), y el ministro griego de Asuntos Exteriores, Nikos Dendias, ofrecen una rueda de prensa en la ciudad oriental de Bengasi, el 12 de abril de 2021

Dbeiba fue seleccionado a principios de este año a través de un diálogo inter-libio respaldado por la ONU para dirigir el país hasta las elecciones nacionales de diciembre de 2021. El Gobierno de Dbeiba sustituyó a dos administraciones rivales con sede en Trípoli y en el este del país, esta última leal a Haftar, cuyas fuerzas intentaron, pero fracasaron, tomar la capital en una ofensiva en 2019-20. Las autoridades rivales han dado su respaldo a la nueva Administración, sumándose a las tímidas esperanzas de que Libia pueda salir de una década de crisis.

Las negociaciones para lograr una solución a la crisis política en Libia comenzaron en el mes de octubre cuando las partes en conflicto acordaron el establecimiento de un alto al fuego. Abdelhamid Dbeiba había señalado anteriormente su intención de celebrar consejos de ministros en diferentes ciudades con el fin de aumentar la legitimidad del Gobierno en todo el territorio. Libia intenta salir de esta intrínseca crisis marcada por la existencia en los últimos años de poderes rivales, en el oeste y el este del país, y por la violencia sangrienta.

Atalayar_Libia Dbeiba visita Bengasi
PHOTO/AFP - El viceprimer ministro de Libia en el gobierno de unidad nacional, Hussein Attiya al-Gotrani (derecha), escucha a Abdallah al-Thani (izquierda), antiguo jefe del gobierno oriental paralelo, durante una ceremonia de traspaso de poderes en la ciudad oriental libia de Bengasi el 23 de marzo de 2021

Entre los retos que afrontará el nuevo Ejecutivo, está el retiro de mercenarios extranjeros. Por otro lado, se debe garantizar la apertura de las principales rutas terrestres y costeras, las cuales fueron obstaculizadas durante la guerra civil. 

En Trípoli se encuentra la autoridad reconocida por la comunidad internacional, el Gobierno del Acuerdo Nacional. Los enfrentamientos entre ambos bandos han dejado a Libia sumida en una profunda crisis económica y política y han convertido al país en un territorio hostil de constantes enfrentamientos entre milicias rivales.