El pueblo turco en las calles y el apoyo de Obama y Merkel al presidente Erdogan sofocan el intento de golpe de estado militar en Turquía

 -  

Atalayar/lainformacion.com/diariociritico.com

Pie de foto:Erdogan y la población turca frenan el intento de golpe de estado en Turquía

El Gobierno de Erdogan, que se encontraba fuera del país, con el apoyo de Obama y Merkel y, sobre todo, de la población turca, que se ha echado a las calles, han logrado parar el Golpe de Estado que una facción del Ejército ha intentado dar esta tarde noche del viernes para subvertir el orden constitucional vigente en el país otomano que ha costado la vida a 161 personas, según las primeras estimaciones.

Imagen eliminada.

Cerca de la una de la madrugada en España, las tres en Turquía, se pudo dar por fracasada la asonada y detenidos sus máximos responsables, y las mejores señales de ello eran que los rebeldes se retiraban del aeriopuerto internacional Ataturk, donde en poco tiempo iba a aterrizar el Presiente Erdogan y la señal de la TV pública era restablecida. Además, varios de los cabecillas del levantamiento eran detenidos, momento en el que los servicios de inteligencia turcos declaraban sofocado el golpe.

Imagen eliminada.

Pie de foto: Detenidos varios de los rebeldes

Una facción rebelde

El golpe de Estado que ha dado una parte del ejército turco este viernes, parece ser que una pequeña facción del primer ejército, porque los grandes comandantes estarían alineados con el Gobierno legalmente establecido y presidido por Erdogan, ha derivado en enfrentamientos en la capital, Ankara y en Estambul. En Ankara habría habido 19 muertos, 17 de ellos miembros de la policía, y habría decenas de heridos, y al menos dos muertos, entre la población civil.

A primera hora de la tarde, Tanto los golpistas como el Gobierno constitucional aseguraban tener el control del país. En Ankara varios tanques han disparado en las inmediaciones del Parlamento turco y un avión de combate ha derribado un helicóptero que utilizaban los golpistas.

Tiroteos y explosiones

A esa hora aviones militares F-16 y varios helicópteros sobrevolaban el cielo de Turquía, además, el ejército se encontraba  bloqueando el acceso a los dos puentes sobre el estrecho de Bósforo en Estambul. Varios tanques recorrían la ciudad y las autoridades habían cortado el tráfico en la zona próxima al palacio presidencial. Los últimos datos disponibles indican que también se habían producido tiroteos y se han escuchado explosiones.

El Gobierno ha anunciado una ofensiva, "contraataque" lo definen exactamente, contra los sublevados y ha pedido la ayuda de los ciudadanos, a los que animó a "salir a la calle y saltar sobre los tanques". Desde las mezquitas han llamado también a los fieles a resistir el golpe.

Erdogan anima a la población a parar el golpe

El Presidente Recep Tayyip  Erdogan, que se encontraba de vacaciones fuera del país, ha enviado a la población unas declaraciones por la aplicación de Apple, Facetime, diciendo que el golpe "es obra de una minoría y no triunfará", pero ha animado a los ciudadanos a que " salgan a la calle para defender la democracia". El Presidente, en una entrevista que ha concedido a la CNN ha calificado la acción militar como "un levantamiento" de una parte del ejército que "está descontenta" y ha anunciado su vuelta a Ankara.

Imagen eliminada.

El Presidente constitucional ha señalado a Fetulá Gulen como responsable del golpe de Estado.  El clérigo turco Fetulá Gulen podría ser, según el Gobierno turco, el cerebro del golpe de Estado. Hay que añadir que Gulen se convirtió en un enemigo político del presidente, Recep Tayyip Erdogan, despúes de que en 2013 se conocieran casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más íntimo del presidente.

Desde entonces, se han sucedido purgas de seguidores de Gulen, entre ellos trabajadores de medios de comunicación o jueces considerados afines al religioso, tales como el diario de gran tirada 'Zaman' o la cadena de televisión Samanyolu TV.

El Gobierno turco considera a Gulen como el 'cerebro' del golpe militar turco y desde hace años se le acusaba de ser el máximo responsable de una "estructura paralela" dentro de las propias instituciones estatales con influencia en los tribunales, la Policía y otros organismos.

 

Apoyo de Obama y Merkel a Erdogan

Obama y Merkel dictaron sentencia. Y tras ellos, el resto de la OTAN. Pocas horas después de la asonada militar en Turquía contra el Gobierno de Erdogan, EEUU y Alemania declararon su apoyo al Gobierno de Ankara. De inmediato, las redes sociales se inundaron con las noticias de la agencia Reuters y los rumores de que el lider de la sublevación se había entregado a las fuerzas especiales de la Policía. El Golpe se salda, de momento, con 17 muertos, una información aún sin confirmar, igual que el paradero del presidente del país. Numerosos ciudadanos se echaron a la calle en su apoyo, tal y como había pedido en un mensaje grabado con un teléfono móvil, aunque al parecer seguían los combates.

Imagen eliminada.

Pie de foto: El líder de la sublevación en Turquía se entrega tras el apoyo de Obama y Merkel a Erdogan         

La agencia oficial de noticias turca Anatolia informaba en torno a las dos de la madrugada de que los golpistas han bombardeado el Parlamento turco en Ankara; una noticia que han refrendado varios diputados que han sido testigos del suceso, en declaraciones al medio turco 'Hurriyet'.

Poco antes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, había declarado su respaldo al "Gobierno turco democráticamente elegido" en su primera valoración sobre el golpe de Estado perpetrado esta noche en Turquía, a través de un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

"Todas las partes involucradas deberían apoyar al Gobierno de Turquía, democráticamente elegido", según el texto.

En la misma nota, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, añadía que su Departamento tiene como prioridad la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos en Turquía.

El orden democrático debe ser respetado en Turquía, ha afirmado por su parte un portavoz de la canciller alemana, Angela Merkel, en la red social Twitter después de que una facción del Ejercito turco perpetrara un golpe de Estado este viernes.

Imagen eliminada.

La prueba definitiva del fracaso del golpe llegó con el pronunciamiento del líder del kurdo Partido de la Democracia del Pueblo (HDP), Selahattin Demirtas, ha expresado su rechazo al golpe de Estado después de que un grupo de militares se haya sublevado para derrocar al Gobierno. "Turquía está atravesando un periodo crítico, sea cual sea la razón, nadie puede ponerse por encima del pueblo", ha asegurado la formación en un comunicado publicado en la agencia kurda AFN.

"El HDP, bajo todas las circunstancias, se opone a la golpe", ha señalado la formación, al tiempo que ha urgido a una democracia plural y liberal en Turquía que cuente con paz interna y externa.

El partido kurdo, que cuenta con representación parlamentaria por primera vez en el Congreso turco, ha sido duramente criticado por el presidente, Recep Tayyip Erdogan, que asiduamente ha vinculado al HDP con la organización armada del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), actualmente en guerra contra Turquía.

"Turquía necesita adaptarse a los valores democráticos universales y las convenciones internacionales, no hay manera de hacerlo fuera de la política parlamentaria", ha concluido el comunicado.

Un grupo cercano al influyente clérigo Fetulá Gulen ha negado que esté detrás del golpe de Estado lanzado este viernes por un grupo de militares contra el Gobierno turco, a pesar de que el presidente, Recepo Tayyip Erdogan, le ha señalado como el principal responsable.

Este grupo ha considerado "altamente irresponsables" las acusaciones contra Gulen, al tiempo que ha expresado su preocupación por la seguridad de los turcos y los extranjeros en el país. Erdogan ha acusado insistentemente en los últimos años a Gulen --otrora su aliado-- de urdir un plan para echarle del poder valiéndose de sus simpatizantes en todos los estamentos del Estado.

Inicio de la intentona golpista

Todo empezaba a primera hora de la tarde cuando fuerzas militares cortaban el acceso a los puentes sobre el Bósforo y las redes sociales, youtube, twitter y facebook, eran bloqueadas. La situación era de extrema confusión y poco después, los militares golpistas leyeron en la televisión pública, que habían tomado, un comunicado en el que aseguraban tener el control del país.

Sale el Primer Ministro

El primer ministro turco, Binali Yildirim, reconoció sobre las nueve de la noche el golpe de Estado por parte de sectores de las Fuerzas Armadas. "Se trata de un grupo dentro del Ejército que se ha alzado", dijo el jefe de gobierno, quien admitió que esos militares habían "rodeado algunos edificios importantes". "Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. N o haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.

Los militares sublevados se hicieron con el control de la televisión, desde la que comenzaron a lanzar mensajes. Afirmaban que Erdogan era un "traidor", y lo han acusado de haber establecido un "régimen autoritario del miedo". Los militares sostenían que el país, a partir de ahora, sería gobernado por un llamado  Consejo de Paz en Casa. Los golpistas, entonces, habían decretado el toque de queda y los aeropuertos han sido cerrados. El jefe del Estado Mayor, İlker Başbuğ, ha sido tomado como rehén por los golpistas.

Imagen eliminada.

El alcalde de Ankara, siguiendo las pautas del Presidente Erdogan, también ha hecho un llamamiento a la población a salir a las calles de "defender la democracia" y por lo que parece les están haciendo caso y los ciudadanos turcos están empezando a salir a las calles, enarbolando banderas turcas y desafiando a los rebeldes levantiscos del ejército, que podrían estar lanzando disparos al aire para contener a la muchedumbre que intentaba cruzar los puentes sobre el Bósforo. Igualmente, estaría habiendo disparos alrededor del Parlamento turcodonde los tanques habrían abierto fuego.

El aeropuerto, clave

Finalmente, los rebeldes abandonaban el aeropuerto internacional Ataturk y e l fracaso del golpe estaba cantado y a las 2 de la mañana hora española, dos horas más tarde en Turquía, el Primer Ministro declaraba oficialmente que el golpe "ha fracasado y todo está bajo control".

Alarmados por las noticias que llegaban desde Turquía, Rusia llamó a evitar un derramamiento de sangre y a solucionar los problemas en el marco constitucional. El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, aseguró también estar enterado y dijo esperar "paz y estabilidad", y Barack Obama que salió a la palestra, como la Unión Europea y España, cuando el golpe ya había fracasado, se mostró a favor de "mantener el Gobierno constitucionalmente elegido".

El último golpe de estado en Turquía fue el  12 de septiembre de 1980 en Turquía, encabezado por el general Kenan Evren, jefe del Estado Mayor del ejército turco, instauró un régimen militar que se mantuvo hasta 1983, fue el tercer golpe en la historia de la república de Turquía, después de los producidos en 1960 y 1971.

Durante la tarde, la embajada española en Turquía había ordenado a todos los españoles que se encontraban en el país que permanecieran en sus casas:

El último golpe de estado que triunfó en Turquía fue el 12 de septiembre de 1980 en Turquía, encabezado por el general Kenan Evren, jefe del Estado Mayor del ejército turco, instauró un régimen militar que se mantuvo hasta 1983, fue el tercer golpe en la historia de la república de Turquía, después de los producidos en 1960 y 1971. En el 97 también se produjo otra asonada militar, aunque no llegó a triunfar.

El apoyo de España

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, ha condenado "sin la menor duda" el Golpe de Estado en Turquía y ha señalado que no hay noticias "preocupantes" sobre el estado de los españoles que se encuentran en territorio turco.

"Sin la menor duda apoyamos el respeto a la Constitución, a las instituciones democráticamente elegidas y condenamos cualquier Golpe de Estado sin reserva alguna", ha señalado en declaraciones al Canal 24 horas de RTVE.

Imagen eliminada.

El jefe de la diplomacia española ha subrayado que la condena de España no está condicionada al fracaso o no del Golpe de Estado. "Esté fracasando o no, la declaración del respeto a las instituciones se hubiese producido igual. Pero son dos hechos distintos pero ambos verdad: todos los gobiernos democráticos están manifestando su apoyo al Gobierno legítimamente elegido y también que éste se está haciendo con el control de la situación".

Asimismo, aunque ha admitido que las informaciones con las que cuenta son "confusas", ha explicado que el embajador de España en Ankara le ha trasladado que la colonia española en el país, "unas 3.300 personas", está "tranquila". "No hay ninguna noticia preocupante" sobre el estado de los españoles, ha apostillado.

El ministro ha explicado que hay ciudadanos españoles retenidos en el aeropuerto de Estambul y ha citado la delegación malagueña desplazada con motivo de la sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco y las embajadoras de la UNESCO y la OSCE.

Finalmente, García Margallo, que se encuentra en Ulan Bator (Mongolia) en el marco de la reunión del Foro Asia-Europa (ASEM), ha subrayado que tendrá oportunidad de intercambiar opiniones sobre lo sucedido en Turquía con los más de medio centenar de líderes que participan en este cónclave.

150 militares españoles, testigos de excepción a 500 km de Ankara al frente de una batería de misiles Patriot

Son la máxima preocupación del Ministerio de Defensa en una noche de caos en Turquía. A 500 kilómetros de Ankara, 150 militares españoles del tercer contingente desplazado al aeropuerto de Adana -al sur de la capital- se han convertido en testigos de excepción del levantamiento militar contra el Gobierno de Erdogan. El Gobierno español sigue atentamente los sucesos en un país aliado, miembro de la OTAN, entre informaciones que señalan al presidente turco camino de Alemania, imágenes de disparos en la televisión y un cierre casi total de las comunicaciones vía internet.

El primer contingente inició su traslado a Turquía el 29 de diciembre de 2014 relevando, un mes después, a la unidad holandesa que se encontraba en el aeropuerto de Adana.

Desde enero de 2016, el tercer contingente español, se encuentra totalmente operativo y desplegado.

Imagen eliminada.

En la actualidad, la batería está integrada en el Centro de Operaciones de Defensa Antimisil Balístico (BMDOC) y está compuesta de seis lanzadores, un radar y una planta de energía que operan durante las 24 horas del día.

En la web del Ministerio de Defensa se explica que, desde enero de 2015, el contingente Patriot español desplegado en Adana (Turquía) venía cumpliendo su misión distribuido en dos núcleos separados: en la Base Aérea de Incirlik se situaba la zona de vida y la zona logística del contingente, mientras que las oficinas de la Plana Mayor de Mando y la unidad de fuego, la batería Patriot, se situaban junto al aeropuerto civil de Sakirpasa.

En diciembre, las autoridades nacionales decidieron la prórroga para el año 2016 de la misión de la defensa de la ciudad de Adana contra misiles balísticos procedentes de Siria. Posteriormente se revisaron las condiciones logísticas, operativas y de seguridad del despliegue de la unidad, en coordinación con las autoridades de la OTAN, ámbito en el que se desarrolla la misión española, y con las de la nación anfitriona, Turquía.

Se determinó que la misión defensiva de cobertura de la ciudad de Adana se cumplía con igual eficacia también desde dentro de la Base Aérea, y que además se conseguía una mayor eficiencia en el uso de los medios logísticos, desplegando también la batería en el recinto de la Base Aérea, donde existen sinergias con otras unidades aliadas, con capacidades logísticas allí desplegadas.

Adicionalmente se consigue también que una unidad relativamente pequeña en dimensión (número máximo autorizado para el contingente de 150 militares), funcione con mayor cohesión en un solo núcleo. El grado de seguridad y las condiciones de protección de la fuerza son idóneos en la Base Aérea de Incirlik.

El cambio de posición lo realizó el actual contingente A-T II, el segundo contingente Patriot generado por el Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) Nº 74 (Sevilla). El próximo día 21 de enero el teniente coronel Juan Carlos Castilla Barea entregará el mando al teniente coronel Juan Carlos Pérez Herrero, al mando del tercer contingente, generado en base al RAAA 81 (Valencia).