El puerto de Dakhla Atlantique, un futuro centro logístico con gran potencial

Se trata de un proyecto de estructuración del nuevo modelo de desarrollo de las regiones sureñas de Marruecos y una de las inversiones más prometedoras para la economía alauí
Puerto de Dakhla Marruecos

 -   Puerto de Dakhla Atlantique, Marruecos

Promovido como un gran proyecto de estructuración del nuevo modelo de desarrollo de las regiones del sur, el futuro puerto de Dakhla Atlantique se considera una de las inversiones más prometedoras que probablemente darán un gran impulso a la economía de la región, dotándola de una verdadera plataforma logística que le permite posicionarse como centro para la pesca y las actividades portuarias comerciales.

Debido a su consistencia, su volumen de inversión y sus objetivos, este puerto estratégico, que se construirá en Ntireft (70 km al norte de Dakhla) en aguas profundas fuera de la bahía de Oued Eddahab, desempeñará un gran papel socioeconómico y comercial. Es innegable que aportará un considerable valor agregado a la valorización de los productos pesqueros y al refuerzo del atractivo de la región para las inversiones.

Con un costo inicial estimado en 6.000 millones de dirhams, el proyecto Dakhla Atlantique “está destinado a satisfacer el tráfico futuro relacionado con los productos pesqueros y la explotación de la pequeña población pelágica Boujdour-Lagouira” y servirá como “herramienta logística y económica para facilitar la estructuración económica y social” de la zona. Se diseñará para “acomodar el tráfico de pesca asociado con la nueva zona franca y todo el tráfico comercial relacionado con la pesca (exportaciones, insumos), también hacia el interior de Dakhla». Cabe recordar que el puerto actual de Dakhla se encuentra en una bahía casi cerrada cuyo entorno natural se considera muy frágil.

La creación de un nuevo puerto en la costa del Atlántico, según los funcionarios de la industria, “respondería a los objetivos geoestratégicos, a los objetivos de desarrollo regional y a los objetivos específicos del sector pesquero”. El objetivo es, de hecho, apoyar el desarrollo económico, social e industrial regional en todos los sectores productivos (pesca, agricultura, minería, energía, turismo, comercio, industrias manufactureras, etc.) y proporcionar a la región con una herramienta logística moderna y actualizada, en el marco de sus ambiciones de desarrollo.

El puerto debería permitir el desarrollo de los recursos de pequeños pelágicos mediante el establecimiento de infraestructuras portuarias y áreas industriales a lo largo del muelle, ofreciendo las mejores condiciones competitivas para toda la industria pesquera. Esta nueva estructura también tendrá como objetivo apoyar la creación de una nueva flota pesquera moderna.

Con respecto a los efectos socioeconómicos esperados del puerto de Dakhla Atlantique, se trata de la creación de un verdadero complejo industrial autónomo, centrado principalmente en la pesca. El puerto debe permitir la exportación de productos regionales directamente a los países de destino final (productos pesqueros y agrícolas), así como facilitar la importación a un costo reducido de los insumos o materias primas que necesita la industria, la población, la agricultura, el turismo y el equipamiento energético planificado necesarios para preservar la bahía.

Para 2030, la nueva dinámica inculcada por el futuro puerto debería generar 183.000 empleos adicionales. El futuro puerto incluirá, entre otras cosas, un dique principal de 2.800 metros, un dique secundario de 600 metros, un muelle comercial de gran capacidad y un muelle de pesca en alta mar de 1.500 m x 7 m, una superficie de 39 hectáreas. Además de un ascensor de embarcaciones con una capacidad de 450 toneladas. 

Con una costa de 667 km, la región de Dakhla-Oued Eddahab es una de las zonas más ricas en pesca del reino de Marruecos, cuyas aguas contienen recursos pesqueros abundantes y diversificados. La región también se distingue por una bahía de 400 km2, cuyo ecosistema ha ganado tres reconocimientos internacionales como un sitio de gran importancia ecológica.

La zona contribuye con el 45% de la producción pesquera nacional, según datos de 2016. Mientras, la flota marítima de la región, compuesta por 24 arrastreros costeros, 195 embarcaciones de pesca costera y 3.255 embarcaciones de pesca artesanal, logró una producción total de 624 toneladas en 2016, por un valor estimado de 2.300 millones de dirhams.

La región también se distingue por la producción agrícola de alto valor agregado y un cultivo de hortalizas tempranas, que es una experiencia pionera en la extensión de las provincias del sur. La producción anual de hortalizas tempranas en la región asciende a 66.000 toneladas, principalmente tomates cherry y redondos (44.000 toneladas), melones (20.000 toneladas) y cultivos orgánicos y forrajeros (2.000 toneladas).