El Real Madrid cae sin defensa

Los fallos de Ramos y Varane lastraron a los blancos. Carlos Soler lanzó cuatro penaltis y marcó tres. 
El Real Madrid cae sin defensa

 -   Carlos Soler consigue uno de los tres tantos de penalty frente al Real Madrid

El partido entre el Real Madrid y el Valencia pasará a la historia del fútbol español. La derrota más abultada que sufre Zidane como entrenador. La primera vez que señalan tres penaltis en contra al conjunto blanco. Motivos suficientes para que se enciendan las alarmas en el Real Madrid. Pero deberían ser alarmas deportivas. Que hagan trabajar más a la defensa, que mejoren la concentración del equipo, que busquen una solución a la falta de gol. No es momento de resucitar fantasmas arbitrales, ni de justificar la derrota por la motivación habitual con la que juega el Valencia cuando le visitan los blancos. 

#Verbena
Lucas Vázquez hizo mano en el primer penalti. Marcelo provocó el segundo penalti a Maxi Gómez. Varane despejó dentro de su portería un centro desde la banda para regalar el tercer gol. Ramos palmeó bochornosamente un balón en el área en el tercer penalti. Había verbenas en pueblos de España menos entretenidas que la defensa del Real Madrid. El zaguero francés desapareció del mapa con aquellos errores ante el Manchester City. Ramos va por libre. Más que Vinicius. Su liderazgo le tapa sus errores. Su renovación sigue en el aire porque quiere firmar dos años y el club le ofrece uno y otro más según su rendimiento. Florentino Pérez no va a pillarse las manos con un jugador de más de 30 años. Hierro, Raúl o Casillas saben que el brazalete tampoco pesa tanto a la hora de negociar. 

​​​​Tres penaltys marcó el Valencia al Real Madrid

#Errores
El Real Madrid fue un despropósito en Valencia. Son cosas que pueden pasar en el fútbol, es cierto. Pero cuando le pasan al Madrid hay que buscar una respuesta. El equipo ha perdido confianza y hace mucho que perdió la intensidad en cada balón. Pudo ganar la liga a base defender en aquellos 13 partidos. Pero de eso no se vive. Cuando un rival le aprieta físicamente y le hace correr, los de Zidane sufren mucho. Pasó con el Shaktar y con el Cádiz. Todo eso mete al equipo en una espiral de errores e inseguridades que dan lugar a situaciones imprevisibles. No dominan los partidos y puede pasar cualquier cosa. 

#Polémica
Marcelo no hizo falta a Maxi Gómez en el segundo penalti. El delantero está listo y pone el cuerpo para salir beneficiado del choque. El árbitro pica y el VAR no avisa porque hay contacto. Pero hay que rebobinar y preguntarse por qué Asensio defendió a Gayá por la banda. Cómo el lateral amagó y tiró a Ramos al suelo. Un delantero rival sin marca dentro del área pequeña. El penalti fue lo de menos porque la zaga blanca hacía aguas desde hacía muchos minutos. 

El Real Madrid cae sin defensa

#Varane
El fallo de Varane en el tercer gol es parte de su mal momento. La jugada empieza muchos segundos antes en una posible falta de Cherysev a Asensio. Poca cosa que no solucione un buen repliegue. Lo de Varane empezó en aquel partido de vuelta de Champions ante el City. No ha recuperado la confianza y Ramos no se la puede dar porque no le sobra. Ahora los rivales atacan más. Pisan más el área y los errores se suceden. 

#Ramos
Ramos es un alma libre en el Real Madrid. El líder que maneja el vestuario. El veterano que no acaba de ver su momento de decir adiós. Ante el Valencia volvió a subir demasiadas veces y demasiado pronto. Ansia goleadora. Impotencia de ver cómo su equipo no llega al área rival. Su presencia obliga a centrar balones y pone demasiada velocidad al juego. Ningún entrenador va a canalizar ese derroche de fuerza a estas alturas. Es un ganador y al Real Madrid le hace falta ganar. 

El Real Madrid cae sin defensa

#Problemas
Mientras el madridismo lame sus heridas a Zidane se le abre una brecha en la plantilla. Veteranos y noveles. Zidanes y pavones. No acaban de encajar en la plantilla. Hay que desterrar el mito de que los jugadores curtidos ayudan a los bisoños. La exigencia es máxima como para andar con labores didácticas. Al Real Madrid se llega con los deberes hechos. El revoltijo de edades, necesidades, potencial, carismas… es demasiado variado como para que Zidane ponga orden. Pero a los blancos les toca batallar con esas armas esta temporada. Y, como siempre, serán capaces de lo que quieran.