PUBLICIDAD

Iberdrola

El Real Madrid entra en modo Mundial y pierde su primer partido en Alemania

Los de Ancelotti cayeron 3-2, aunque la primera plaza del grupo pasa por ganar al Celtic en el Bernabéu
leipzig-real-madrid-champions-league

PHOTO/AFP  -   Partido entre el Leipzig y el Real Madrid correspondiente a la Champions League

Carlo Ancelotti torció el gesto en la rueda de prensa anterior al partido ante el Leipzig. Era la cuarta pregunta que le hacían sobre el Mundial de Qatar y sobre si sus jugadores ya tenían la cabeza puesta en no perderse esa cita. El italiano, con su tranquilidad habitual, dijo que quien no quiera lesionarse que se quede en el sofá de su casa.

Un tipo veterano como Carletto sabía que todo el trabajo que hiciese el Real Madrid hasta noviembre sería a beneficio de lo que pueda pasar una vez que finalice el Mundial. Sus partidos hasta la visita a Alemania se contaban por victorias salvo un empate en Liga y otro en Champions. El Real Madrid es primero en la competición doméstica y, a las malas, pasaría como segundo de grupo a octavos de final de Champions.

Ante el Leipzig, Ancelotti cambió hasta seis jugadores. Algunas eran bajas obligadas como la de Valverde, Modric o Benzema, tres baluartes. Era buen momento para ver a Asensio, dar minutos a Nacho o alegrar la banda con las carreras de Lucas Vázquez.

Pero el Leipzig no se iba a poner delante de 45.000 aficionados entregados a no disputarle el partido al Real Madrid. A eso hay que sumar que el conjunto blanco salió despistado los primeros minutos. Algo faltaba en ese once inicial que no mantuvo alerta a los jugadores. Quizá sea Benzema y su Balón de Oro, quizá Modric. El caso es que en 20 minutos Gvardiol y Nkunku ya habían puesto el 2-0.

El Real Madrid despertó y tomó el control del partido. El problema de este equipo y, en concreto del que jugó en Alemania, es que no tenía delanteros que pisaran el área. Sin Benzema, sin Mariano y con Hazard en el banquillo, eran Rodrygo, Vinicius y Asensio los que tenían que trenzar jugadas que no encontraban rematador.

Al final de la primera parte Asensio puso un balón a la cabeza de Vinicius que el brasileño remató con los dos pies en el suelo desde el punto de penalti a uno de los palos de Blaswich para poner el 2-1.

En la segunda parte Ancelotti siguió con sus cambios. Necesita dar minutos a unos, dosificar a otros. No quiere hablar del Mundial, pero sabe que sus jugadores tienen una cita muy importante y que esta vez no hay plazos de recuperación ante cualquier lesión.

Carvajal, Alaba y Hazard entraron en la segunda parte. Las miradas eran para el belga que sigue sin arrancar y todo queda a la espera de su rendimiento con Bélgica en el Mundial de Qatar para saber a qué juega.

En el 81, una internada de Simakan por la derecha sirvió para poner un balón a Werner y anotar el 3-1. El Real Madrid no tiró el partido y, aunque sin tiempo, siguió buscando el gol. El premio llegó en un penalti a Rodrygo que Orsato pareció no ver a la primera, pero que desde el VAR le avisaron de que era muy evidente.

El brasileño anotó el 3-2 el 94 y el partido se acabó. Ancelotti aseguró al final que la derrota no le enfada, tampoco supone un problema porque si ganan al Celtic pasarán como primeros de grupo y se evitaran a algún rival duro, aunque después de lo que pasó la temporada pasada, cualquier cosa es posible. Courtois fue mucho más duro y cargó contra sus compañeros por la falta de intensidad y los tres goles encajados.

Además de esto, el Sevilla certificó su pase a la Europa league tras ganar 3-0 al Copenhague con un golazo de Isco. El City no pudo pasar del 0-0 ante el Dortmund. La Juventus es otro equipo “fracasado”, como diría Mourinho, que se va a la segunda competición europea tras caer 4-3 ante el Benfica.

Destaca la victoria del PSG 7-2 ante el Haifa con dos goles de Messi, dos de Mbappé, uno de Neymar y otro más de Carlos Soler. Ramos, Bernat y Fabián Ruiz también fueron titulares en un equipo donde todas sus estrellas también quieren brillar en Qatar.