El rey Mohamed VI indulta total o parcialmente a 4.764 presos con motivo de la Fiesta del Trono

 -  

Henar Hernández

Pie de foto: El rey de Marruecos, Mohamed VI.

Este martes 30 de julio se cumplen 20 años de la entronización del rey de Marruecos, Mohamed VI. Un país engalanado con banderas nacionales cada 10 metros en las calles de las principales ciudades del país ha recibido la primera decisión real al cumplirse las dos décadas de mandato del monarca: el perdón a 4.764 presos, entre los que cabe destacar que se encuentran, por un lado, un grupo de salafistas condenados por extremismo religioso y, por otro lado, aquellos que fueron detenidos en el contexto de las protestas del Hirak rifeño que estallaron en 2016. De acuerdo con fuentes del Consejo Regional (rifeño) de Derechos Humanos y de las familias de los detenidos consultadas por la agencia Efe, habrían sido excarcelados de las prisiones de Fez, Taounate y Alhucemas un total de 9 militantes del Hirak. No obstante, la agencia revela que ninguno de ellos serían los líderes del movimiento. Cabe recordar que el máximo exponente del Hirak, el activista Nasser Zefzafi, fue condenado a 20 años de prisión en 2018. 

En junio de 2019, con motivo de la fiesta del fin del Ramadán (Eid al-Fitr, en árabe: ??? ?????), el rey Mohamed VI concedió el indulto a 60 detenidos rifeños que que no cometieron “delitos ni actos graves” durante las protestas del Rif (2016-2017), por lo que ya se excluía a los líderes del Hirak, sentenciados en su mayoría a penas de 20 años de prisión por delitos relacionados con la seguridad del Estado. En esta ocasión, otras 47 personas arrestadas por las protestas en la región de Yerada también fueron dotadas del perdón real.  

Del total de 4.764 personas que han sido este martes “otorgadas con la gracia de Su Majestad”, 4.600 se encontraban privados de libertad y, en función de la categoría de perdón que han recibido, se pueden clasificar de la siguiente manera: 1.916 detenidos se han beneficiado de un indulto sobre el resto de la pena de prisión o reclusión, a 2.477 se les ha concedido la reducción de la pena de prisión o reclusión; a 31 se les ha cambiado la pena de muerte por la cadena perpetua y a 176 que estaban sentenciados a dicha pena se les ha concedido una pena a tiempo limitado. Las 164 personas restantes, que se encontraban en libertad, y que han recibido también el perdón real, se distribuyen así: para 50 personas, el indulto sobre la pena de prisión o su resto; para 12, indulto sobre la pena de prisión, pero con mantenimiento de la multa; para 2, indulto sobre las penas de prisión y sus multas y, finalmente, para 100, indulto sobre la pena de multa. 

Pie de foto: Los marroquíes gritan consignas mientras ondean la bandera bereber, o amazigh, durante una manifestación contra las sentencias del tribunal de apelación contra activistas de Al-Hirak al-Shaabi o del "Movimiento Popular", en la capital, Rabat, el 21 de abril de 2019. PHOTO/AFP

Según recoge la agencia marroquí de noticias MAP, “el indulto real incluye a varios detenidos por motivos humanitarios, especialmente a personas que padecen enfermedades incurables y graves o totalmente discapacitadas, ancianos, menores, mujeres embarazadas o acompañadas de niños, así como los que obtuvieron diplomas o que fueron formados para alentarles a integrarse en la sociedad como personas activas, tras haber mostrar un buen comportamiento durante el cumplimiento de su sentencia”. 

La condición para haber recibido la gracia de Su Majestad reúne tres factores, como expone MAP: expresar oficialmente su adhesión a las constantes y a las sacralidades de la Nación y a las instituciones nacionales, revisar sus orientaciones ideológicas y rechazar el extremismo y el terrorismo.

El acto de conceder el indulto tiene lugar cada año con motivo de la Fiesta del Trono, así como de otras festividades nacionales de Marruecos, como el fin del Ramadán o la Celebración del Sacrificio, también conocida como la fiesta musulmana del cordero (Eid al Adha, en árabe, ??? ??????). Si embargo, el rey Mohamed VI también puede tomar esta decisión pormotu proprio, por ejemplo, cuando así se lo requiera el Consejo Nacional de Derechos Humanos, como sucedió con la excarcelación de 148 presos de conciencia en 2011; o con ocasión del 40 aniversario de la Marcha Verde en 2015, cuando indultó total o parcialmente a 433 presos saharauis. 

Uno de los casos más polémicos relativo a los indultos reales ocurrió el 30 de julio de 2013, cuando se celebraba la Fiesta del Trono de dicho año. El monarca tomó la decisión de otorgar su gracia a 48 reclusos españoles, entre ellos, a Daniel Galván, sentenciado en 2011 a 30 años de cárcel por abusar de once menores de entre 2 y 14 años. La medida real generó una polémica sin precedentes en el país, que obligó al rey Mohamed VI a revocar el indulto, lo que sucedía por primera vez en la historia del país norteafricano. La Audiencia Nacional española determinó, en noviembre de ese año, que Galván terminaría de cumplir su sentencia en una cárcel de España.