El rol de empresas españolas protagoniza el Encuentro Empresarial España-Arabia Saudí

 -  

Raúl Redondo

Pie de foto: Encuentro Empresarial España-Arabia Saudí/@camarascomercio

La sede central de la Cámara de Comercio de España acogió el Encuentro Empresarial España-Arabia Saudí bajo la coorganización de la propia Cámara de España, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Secretaría de Estado de Comercio del Gobierno Español, a través del ICEX, entidad pública empresarial española dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España.

En esta cumbre, en la que han participado 56 empresas españolas y 25 saudíes, se puso de manifiesto el importante papel que las firmas españolas pretenden desempeñar en la economía saudí, la cual está ya orientada, dentro del plan ‘Visión 2030’, a una diversificación planificada de cara a evitar la dependencia exclusiva de la principal fuente de ingresos del país árabe, que es el petróleo; con el objetivo de que el sistema económico saudí sea más abierto y competitivo.

En este sentido, la Administración saudí pretende no depender únicamente del crudo y establecer un mercado y un sector privado más relevantes que actúen como motores del crecimiento, poniendo las miras en otros sectores como el tecnológico o el del turismo. Diversas áreas contempladas en el proyecto de ‘Visión 2030’, con el cual se quiere fomentar el potencial económico de Arabia Saudí en la región de Oriente Medio, en particular, y en el mundo, en general.

Aquí entrarían a jugar un papel importante las compañías españolas, como ha dejado claro en el Encuentro Empresarial España-Arabia Saudí la directora general de la Cámara de Comercio de España, Inmaculada Riera. La directora de la Cámara de España destacó el esfuerzo llevado a cabo por el Ejecutivo saudí en el camino hacia la diversificación de su economía, que es cada vez más competitiva y el rol decisivo que pueden asumir las grandes empresas españolas. También alabó la labor de promoción de las pequeñas y medianas empresas (PYMES), las cuales contribuirán al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en los próximos años, gracias a su flexibilidad y capacidad para crear puestos de trabajo e innovar.

Junto a Riera, tomaron parte en el acto Khalid al-Ahmadi, viceministro adjunto para el Desarrollo Sectorial del Ministerio de Economía de Arabia Saudí; Marta Blanco, presidenta de CEOE Internacional; Alberto Cerdán, director general de Cooperación y Coordinación del ICEX, y José Alberto Nebrera y Salman al-Sudairy, presidentes de las secciones española y saudí del Comité de Cooperación Empresarial de la Cámaras de España y Arabia Saudí.

En este acto, Khalid al-Ahmadi indicó que España es una nación estratégica en relación con proyectos vinculados al sector empresarial privado, sobre todo en el campo de las infraestructuras. Mientras, Marta Blanco remarcó, por su parte, que, siguiendo la senda de ‘Visión 2030’, se tiene en cuenta que “Arabia Saudí está trabajando en el desarrollo de proyectos de construcción a gran escala, denominados ‘giga-proyectos’, especialmente los relacionados con la industria del turismo”. La presidenta de CEOE Internacional también señaló que, en el corto plazo, el presupuesto para 2019 recogido en la planificación saudí “contempla la construcción de carreteras, puertos, ferrocarriles y aeropuertos e inversiones en energía”. Según Blanco, a través de estos planes, las empresas españolas, en varios casos “líderes mundiales”, pueden tener la “oportunidad de consolidar su presencia en un país que está llamado a desempeñar un papel clave en el desarrollo de la región”.

Los sectores de las infraestructuras, energía, agua, transporte o turismo toman relieve de esta manera con el giro económico dado por Arabia Saudí y ahí las compañías españolas ven un nicho de mercado importante. En este sentido, Alberto Cerdán destacó la oportunidad de negocio para las compañías nacionales en estos sectores estratégicos en territorio saudí y solicitó el aumento de las exportaciones a esta nación de Oriente Medio.

Arabia Saudí se constituye así en un destino clave para el tejido empresarial español. En esta línea, la Cámara de Comercio de España mantiene el llamado Comité de Cooperación Empresarial Bilateral con el Consejo Saudí de Cámaras desde 1998, el cual ha llevado a cabo muchos cónclaves en ambos países. El Comité, presidido por José Alberto Nebrera en su delegación española y por Salman al-Sudary en la saudí, es una herramienta para el contacto y la cooperación entre empresas de ambas naciones, con el sustento de sendos Gobiernos.

Este Comité de Cooperación trabaja para el fomento de la inversión empresarial bilateral entre Arabia Saudí y España, la cual sigue creciendo, pero todavía con un margen de mejora muy grande. Ese potencial es el que se trata de exprimir ahora al máximo tras algunas buenas noticias en este sentido, como fue la adjudicación del proyecto del tren de Alta Velocidad, participado por un consorcio español de empresas, que ha aprovechado en este caso esta gran opción de negocio que se presentaba.

Entre las 56 empresas que tomaron parte en el Encuentro Empresarial España-Arabia Saudí destacan algunas de incuestionable peso como Repsol, Técnicas Reunidas, Sacyr, Sener Ingeniería, Typsa, CAF, Indra, Acciona, Abengoa, Banco Sabadell o Bankia. También tuvieron la oportunidad de participar diversas PYMES de España, las cuales protagonizaron encuentros bilaterales con otras de Arabia Saudí.

Proyecto ‘Visión 2030’, base de la nueva estrategia económica saudí

El plan ‘Visión 2030’ que está llevando a cabo el reino saudí busca reducir la supeditación nacional respecto al petróleo para diversificar su economía y desarrollar sectores de servicios públicos como salud, educación, infraestructuras, recreación y turismo y profundizar en la evolución tecnológica del país. La ‘piedra angular’ de ‘Visión 2030’ es NEOM, que emerge con la intención de situar a Arabia Saudí como ejemplo pionero de excelencia en diversas áreas; esta iniciativa aspira a impulsar la transformación del reino saudí en un polo global de liderazgo económico a través de la introducción de cadenas de valor de la industria y la tecnología.

NEOM es un proyecto ambicioso situado al noroeste del territorio saudí que busca ser el centro de todas las miradas y que se constituye en el buque insignia de toda la planificación saudí. Se constituye en una ciudad y zona económica trasnacional de 26.500 kilómetros cuadrados que se emplazará definitivamente en la región fronteriza entre Arabia Saudí, Jordania y Egipto (a través de un puente propuesto por el golfo de Aqaba). Los promotores han explicado que será un centro global de negocios situado en una de las áreas de tránsito económico más importantes del mundo (el mar Rojo), por la que discurre casi una décima parte del comercio mundial.

NEOM ha sido denominado por Nadhmi al-Nasr, su director general, como “el proyecto más ambicioso del mundo”. “NEOM habla de lo inusual y de lo inesperado. NEOM es futurístico, arriesgado y atrevido y es más que un sueño: es un plan para mejorar la manera como trabajamos y vivimos”, ha indicado el propio Nadhmi al-Nasr.