PUBLICIDAD

Iberdrola

El Sahel, un frente abierto para Occidente

La Universidad Francisco de Vitoria organizó el seminario ‘Ocho años de operaciones internacionales en el Sahel: repensar la estrategia’, destinado esclarecer la realidad de la región
Soldados en Mali

PHOTO/REUTERS  -   Soldados francéses en Mali

El Sahel es una zona minada. Desde el estallido de la revolución Tuareg y el golpe de Estado de 2012 en Malí, la árida región ha sido testigo del surgimiento de grupos yihadistas que lastran el desarrollo y amenazan la seguridad territorial. La participación de Occidente ha perdido vigencia tras el anuncio de los planes de retirada de Francia, sin embargo, un nuevo auge de los insurgentes obliga a la Unión Europea y sus socios a diseñar un nuevo plan de actuación ocho años después.

La Universidad Francisco de Vitoria ha celebrado este viernes el seminario ‘Ocho años de operaciones internacionales en el Sahel: repensar la estrategia’, un espacio de debate y exposición del impacto ocasionado por las distintas operaciones internacionales ejecutadas en la región. El director del Centro de Seguridad Internacional IPI-UFV, Ignacio Cosidó, se ha encargado de presentar el evento y la investigadora y coordinadora del Grupo de Expertos Foro de Diálogo Sahel-Europa del Centro de Seguridad Internacional IPI-UFV, Beatriz de León Cobo, de moderarlo.

Evento Sahel UFV
-

La cita ha contado con un distinguido elenco de ponentes con amplia experiencia sobre el terreno. El diplomático español y exrepresentante especial de la UE para el Sahel, Ángel Losada; el general de Brigada del Ejército de Tierra español, excomandante en la misión EUTM Mali, Alfonso García-Vaquero; el investigador y responsable del Centre d’Analyse sur la Gouvernance et la Sécurité au Sahel, Boubacar Ba; y, en última instancia, el presidente del ‘think tank’ francés Institut Prospective et Sécurité en Europe, Emmanuel Dupuy, han intervenido a lo largo de la conferencia.

Ángel Losada ha sido el primero en tomar la palabra. El reconocido diplomático, que ha pasado por las Embajadas españolas en Nigeria, Cuba, Kuwait, Chile y Etiopía, entre otras, es uno de los grandes conocedores del día a día en el Sahel por su reciente desempeño como Representante Especial de la Unión Europea en la región, que concluyó el pasado mes de julio. Para el diplomático, el Sahel es “un polígono de crisis” provocado por su carencia de buena gobernanza. “Ese es el principal problema”, sentenció.

Evento Sahel UFV
-

“La Unión Europea ha sido la primera organización en tejer una estrategia. Cimentada a su vez sobre dos principios: seguridad y desarrollo”. No hay una sin la otra. “Y ampliarlo con tercero: la cuestión de los derechos humanos y humanitaria”, remató Losada. El diplomático español reconoce las dificultades de las 18 misiones internacionales desplegadas sobre el terreno, ninguna más perjudicial que la pésima gestión política. Las grandes cantidades de dinero dilapidadas se explican precisamente por este fenómeno. “Muchos se preguntan a dónde va el dinero…”.

Para el diplomático el diagnóstico es palmario. El Sahel es un mosaico de crisis. Las hay de todos los colores, desde seguridad hasta económica y de desarrollo, pasando por las luchas interétnicas, demográfica –las mujeres de la región suelen tener más de 7 hijos de media– y migratoria. Esta última crisis podría ser incluso peor, sin embargo, Losada destaca que el destino principal de los emigrantes africanos es su propio continente. “Es todo un reto”.

Evento Sahel UFV
-

Los desafíos de Europa pasan, según el diplomático, por encontrar un buen Gobierno con el que establecer buenas relaciones “sin caer en el neocolonialismo”, coordinar esfuerzos y, por último, tener claro que “no estamos aquí para trabajar en el Sahel, sino para trabajar con el Sahel”. A medio plazo, la UE pretende reforzar las capacidades internas de cada país y proponer una vuelta del Estado. En un futuro lejano, el objetivo último es conseguir una férrea alianza entre los actores regionales.

Emmanuel Dupuy ha hecho un repaso de las diversas intervenciones del Elíseo en la inestabilidad regional, no sin antes poner de relieve los estrechos vínculos que unen Francia y la región del Sahel “desde el punto de vista colonial y militar”. El reciente anuncio del presidente Macron acerca de la reducción tropas en la zona después de diez años de discretos avances y un desembolso de 942 millones de euros promete desencadenar una serie de cambios en los próximos meses. A colación, el investigador maliense Boubacar exigió más compromiso por parte de Europa: “Hay que implicar a la sociedad civil”.

Evento Sahel UFV
-

“España une las dos orillas del Mediterráneo”, subrayó el general García-Vaquero. El militar repasó el despliegue del Ejército español en la región y su misión, que no es otra que facilitar la vida de las personas y preservar la estabilidad. “Estamos orgullosos”, trasladó el general. “Pero una intervención militar no es suficiente. Nosotros debemos ser una ayuda al desarrollo”. Para García-Vaquero, la solución no puede ser militar. Necesita acompañamiento, porque “la seguridad del Sahel es la seguridad de Europa y España”.