El satélite español Ingenio se ha perdido por un fallo del lanzador Vega

El lanzador europeo Vega se ha desviado de su trayectoria e Ingenio se ha quemado en la atmósfera terrestre
El lanzador europeo Vega ha tenido una grave anomalía durante su vuelo de ascenso, se ha desviado de su trayectoria y ha causado la pérdida del satélite electroóptico español Ingenio y de su compañero, el francés Taranis

PHOTO/ESA/S. Corvaja  -   El lanzador europeo Vega ha tenido una grave anomalía durante su vuelo de ascenso, se ha desviado de su trayectoria y ha causado la pérdida del satélite electroóptico español Ingenio y de su compañero, el francés Taranis

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha quedado sin el satélite de observación que confiaba en colocar en órbita. Ingenio formaba parte del Plan Nacional de Observación de la Tierra por Satélite (PNOTS), que junto con el satélite radar Paz, puesto en órbita en febrero de 2018 y en servicio desde septiembre del mismo año, pretendía que España contará con un sistema dual de observación de la Tierra, óptico y radar. 

Sin embargo, una anomalía surgida en el lanzador europeo Vega durante su vuelo de ascenso ha provocado un letal desvío de su trayectoria y la pérdida del satélite electroóptico español Ingenio y de su compañero de viaje, el francés Taranis.

Según las primeras estimaciones pendientes de confirmar, el fallo se ha producido cuando la cuarta y última etapa propulsora de Vega todavía no había alcanzado los 300 kilómetros de altura y los dos satélites todavía estaban fijados al cohete.

Al parecer, el fallo se ha producido cuando la última etapa propulsora del cohete Vega todavía no había alcanzado los 300 kilómetros de altura
PHOTO/ESA/P. Carril - Al parecer, el fallo se ha producido cuando la última etapa propulsora del cohete Vega todavía no había alcanzado los 300 kilómetros de altura

Lo previsible es que la etapa final y los dos satélites hayan reentrado en la atmósfera terrestre y hayan quedado destruidos. Se habrá quemado al atravesar las capas que envuelven la Tierra y los restos que no hayan ardido se habrán hundido en el mar.

Con la desaparición de Ingenio no solo se evaporan algo más de 140 millones de euros sino también gran parte del trabajo de la industria espacial española. Bajo la dirección de Airbus Space Systems España, empresas como Airbus CRISA, Elecnor Deimos Space, GMV, GTD, HV Sistemas, IberEspacio, Indra, SENER y Thales Alenia Space España se habían volcado en su fabricación. 

Vega había despegado desde Kurú a la hora exacta programada ‒las 02:52 hora peninsular española‒ y en los primeros minutos todo transcurría según lo previsto
PHOTO/ESA - Vega había despegado desde Kurú a la hora exacta programada ‒las 02:52 hora peninsular española‒ y en los primeros minutos todo transcurría según lo previsto
Pesar entre los españoles que han viajado a Guayana 

Arianespace, la compañía de servicios de lanzamiento responsable de la puesta en órbita de Ingenio y Taranis, estaba retransmitiendo por televisión en directo el lanzamiento. De pronto, a unos 15 minutos del momento del despegue, cortó la emisión que estaba realizando, que no se ha reestablecido hasta las pasadas las 04:00 horas de la madrugaba, hora peninsular española.

Ha sido entonces cuando el presidente ejecutivo de Arianespace, Stephan Israel, ha salido a la pantalla para anunciar la aparición de una “anomalía” poco después del despegue. También ha informado que los técnicos de su compañía “están analizando los datos de la telemetría”, para poder aclarar de forma provisional lo ocurrido. Israel ya ha ordenado constituir una Comisión de Investigación para conocer los pormenores del accidente.

A las 05:11 de la madrugada, Arianespace y la Agencia Espacial Europea han difundido un escueto comunicado en el que se expresa que “a los 8 minutos del despegue de la misión Vega VV17, tras el primer encendido del motor de la etapa superior AVUM, se identificó una desviación de trayectoria que conllevaba la pérdida de la misión”.

Lo más probable es que Ingenio y Taranis se hayan quemado al atravesar la atmósfera de la Tierra
PHOTO/ESA-CNES-Arianespace-P. Baudon - Lo más probable es que Ingenio y Taranis se hayan quemado al atravesar la atmósfera de la Tierra 

El despacho ratifica que se están realizando análisis de datos de telemetría para determinar la causa de del fallo y remite a una conferencia de prensa que tendrá lugar el martes, 17 de noviembre, a las 14:00 horas, donde se darán más detalles provisionales sobre lo ocurrido.

Asistiendo en directo al lanzamiento, en la sala principal del Centro de Control Júpiter se hallaba el director de Airbus Space Systems España, Fernando Varela, así como el jefe del proyecto y padre de Ingenio, Oriol Álvarez.

También se encontraba un pequeño grupo de directivos del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación, los propietarios de Ingenio, capitaneados por su director general, Javier Ponce, y el jefe del departamento de Espacio y Relaciones con la Agencia Espacial Europea (ESA), Jorge Lomba.

El ya desaparecido Ingenio era el complemento del satélite radar Paz, con el que el Gobierno español pretendía contar con un sistema dual de observación de la Tierra, óptico (Ingenio) y radar (Paz)
PHOTO/ESA/P. Carril - El ya desaparecido Ingenio era el complemento del satélite radar Paz, con el que el Gobierno español pretendía contar con un sistema dual de observación de la Tierra, óptico (Ingenio) y radar (Paz)
El satélite Falcón Eye 1 de Emiratos se perdió por otro fallo de Vega

El fracaso del vuelo número 17 del pequeño lanzador europeo es el segundo de Vega. El primero fue el vuelo 15, que ocurrió el 11 de julio de 2019 y tuvo como consecuencia la destrucción del satélite de observación Falcón Eye 1, de 1.200 kilos y propiedad de las Fuerzas Armadas de Emiratos.

El 4 de septiembre de 2019, la Comisión de Investigación presentó sus primeras conclusiones y descartó cualquier acto de sabotaje con el que en un principio se había especulado. Identificó como la causa más probable del accidente fue debido a un fallo estructural en la segunda etapa, a causa de las altas temperaturas generadas por el motor Z23.

Dos meses más tarde, reveló que “un defecto de diseño de la protección térmica en la segunda etapa fue la causa principal de esta falla de lanzamiento”. Ello provocó “una fuga de gas caliente que afectó a parte estructural crítica de la segunda etapa”.

Satélite Ingenio
ESA/S. Corvaja - Los primeros minutos del vuelo de ascenso fueron correctos, pero, según pasaba el tiempo, la telemetría indicaba anomalías serias

La Agencia Espacial de Emiratos ha revocado la utilización de Vega para el lanzamiento de Falcón Eye 2, que está anunciado para volar al espacio en las próximas semanas. Lo hará a bordo de un lanzador ruso Soyuz también desde la Guayana francesa y bajo la responsabilidad de Arianespace.

Vega es un lanzador fabricado por la empresa italiana Avio. Acrónimo del italiano Vettore Europeo di Generazione Avanzata‒, el desarrollo de Vega data de 1998 y su primer vuelo se remonta a febrero de 2012. Desde entonces ha volado en 17 ocasiones, de los que 15 han sido éxito y dos han resultado en fracaso.

Con una altura de 30 metros y un diámetro de tres metros, tiene capacidad colocar en órbitas bajas de la Tierra cargas útiles comprendidas entre 300 y 1.500 kilos. La misión VV17 había despegado con dos satélites que totalizaban un total de peso al despegue de 963 kilos, de los que 788 kilos correspondían al español Ingenio, y 175 al pequeño satélite científico Taranis, del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES).