El secretario de Defensa de Estados Unidos visita por sorpresa Afganistán

A poco más de un mes de la retirada de las tropas estadounidenses la paz no termina de llegar
El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante su visita en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2021. PHOTO/ Presidential Palace

PHOTO/ Presidential Palace  -   El Secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, durante su visita en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2021.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, realizó una visita sorpresa a Afganistán este domingo en la que se reunió con el presidente afgano, Ashraf Ghani. Austin hizo énfasis en la necesidad de alcanzar una paz “justa y duradera” a pocos días de que las tropas estadounidenses abandonen el país. 

El encuentro ha sido el primero de un alto funcionario de la nueva Administración estadounidense con las autoridades afganas. 
“Estoy muy agradecido por mi tiempo con el presidente hoy. He venido a Afganistán para escuchar y aprender. Esta visita ha sido muy útil para mí, y servirá de base para mi participación en la revisión que estamos llevando a cabo aquí”, comentó Austin en su cuenta de Twitter. 

La Administración Trump acordó que el 1 de mayo sería la fecha límite para la salida de las tropas. Los talibanes se comprometieron entonces a dialogar con el Gobierno de Afganistán para solucionar pacíficamente un conflicto que se ha extendido dos décadas.

No obstante, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ya ha avisado que será difícil cumplir el plazo establecido. En una entrevista para la cadena ABC, ha afirmado que está “en proceso de tomar la decisión de cuándo tienen que abandonar el país”. Y ha añadido que “no fue un acuerdo sólidamente negociado”. 

En estos momentos el Gobierno de Estados Unidos mantiene conversaciones sobre la retirada de las tropas con el Gobierno afgano y los aliados. Por su parte, los talibanes han rechazado de plano el aplazamiento de la fecha de retirada de las tropas estadounidenses. 

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (R), se reúne con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2021. PHOTO/ Presidential Palace
PHOTO/ Presidential Palace-El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (R), se reúne con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, en Kabul, Afganistán, el 21 de marzo de 2021.
La violencia no cesa

A pesar de que los talibanes se habían comprometido a establecer conversaciones con el Gobierno afgano para pacificar el país, por el momento no solo no ha habido avances relevantes, sino que la violencia ha repuntado.

El presidente afgano recientemente pidió al grupo insurgente que cesara las hostilidades y dejaran de reclamar el retorno del emirato islámico que rigió Afganistán entre 1996 y 2001, cuando tras el atentado del 11-S Estados Unidos invadió el país y puso fin al régimen fundamentalista de los talibanes.

Los talibanes han desatado en los últimos meses una nueva ola de asesinatos selectivos contra periodistas, activistas, políticos e intelectuales. El Gobierno afgano ha acusado reiteradamente a los talibanes de ser los responsables de perpetrarlos, aunque estos lo niegan. 

El sueño de los talibanes es restaurar el Emirato Islámico de Afganistán y someter de nuevo a la población bajo un régimen teocrático carente de derechos y libertades. 

“Insistimos en que el acuerdo de Doha sea implementado. Si no lo hacen, entonces tendremos nuevos problemas, que de facto anularían el acuerdo alcanzado en Doha, amenazó desde Moscú, donde estaba teniendo lugar una conferencia impulsada por Rusia para poner fin al conflicto, Mohammad Naim Wardak, representante de la oficina política de los talibanes, en caso de que las tropas no se retiren finalmente el día 1 de mayo. 

Miembros de la delegación talibán PHOTO/AP
PHOTO/AP-Miembros de la delegación talibán
Acelerar el proceso de paz

A principios de abril tendrá lugar en Estambul una conferencia de paz propuesta por Washington en la que se espera la presencia del líder talibán Hibatulá Ajundzada. El presidente afgano por su parte ha confirmado que solo asistirá si Ajundzada finalmente lo hace. 

El objetivo de la conferencia, liderada por Naciones Unidas y propuesta por el secretario de Estado Antony Blinken, busca impulsar los esfuerzos para finalmente alcanzar un acuerdo político. 

El Gobierno afgano ha recibido de Blinken varias propuestas para agilizar la discusión del acuerdo entre las partes, así como lograr un alto el fuego y una reducción de la violencia en los próximos 90 días.