El sur de Libia como escenario de las divisiones internas

Las regiones sureñas de libia han sido marginadas por las autoridades del Gobierno central durante los últimos años
dbeiba-primer-ministro-libia

AFP/GREGORIO BORGIA  -   El primer ministro libio Abdul Hamid Dbeibeh

Libia se perfila como un país de vital importancia para garantizar la seguridad del continente europeo en la lucha contra el tráfico ilícito de personas, así como la migración o la lucha contra el terrorismo que tanto aqueja al continente africano. El primer ministro libio, Abdul Hamid Dbeiba, ha viajado al sur del país para asentar su posición a lo largo de toda la región, donde ha celebrado su primera reunión de gabinete en Sebha, la capital del Fezzan, considerada como la tercera región histórica del país, junto con Trípoli y Cirenaica.

Dbeiba afirmó durante esta reunión que los problemas que sufría la región eran "el resultado de años de guerra y división", y subrayó que la presencia del Gobierno en Sebha "es una prueba de nuestra determinación de avanzar para ayudar al sur". Asimismo, el primer ministro ha asegurado que su Gobierno dotará a esta región del sur de todos los servicios necesarios y también ha anunciado que asegurará el sur a través de un plan de apoyo al aparato de seguridad para luchar contra el crimen y el terrorismo y asegurar las elecciones del 24 de diciembre, según han recogido medios locales.

dbeiba-primer-ministro-libia
AFP/MAHMUD TURKIA - El primer ministro designado de Libia, Abdul Hamid Dheibah, durante una conferencia de prensa en la capital, Trípoli

El primer ministro libio enfatizó durante su visita a esta ciudad del sur que "no hay guerra en Libia a partir de hoy ni en Sebha ni en cualquier otro lugar", dijo Dbeiba. A pesar de esta afirmación, Libia sigue padeciendo una fuerte división interna. El Ejército Nacional Libio (LNA), encabezado por el mariscal Jalifa Haftar, se adelantó a la visita de Dbeiba a las regiones del sur en un intento por demostrar el peso que aún sostiene la milicia. El mando del LNA envió una delegación de oficiales superiores a la región de Fezzan.

Según la oficina de medios de comunicación del LNA esta delegación incluía a miembros del comité militar conjunto dirigido por el jefe del Estado Mayor, el teniente general Abdel Razek al-Nadouri. El medio The Arab Weekly cita a fuentes cercanas al mando del LNA que explicaron que el principal motivo de este viaje era recorrer las posiciones del LNA en la región para comprobar sus fuerzas y determinar las necesidades logísticas.

haftar-jalifa-libia
PHOTO/ARCHIVO - El mariscal Jalifa Haftar

Durante los últimos años, el sur ha sido marginado por las autoridades del Gobierno central, con sede en Trípoli, hecho que se intensificó aún más después de que el LNA estableciera su presencia formal en esta región. El primer ministro interino de Libia, Dbeiba, ha querido viajar a esta región para mostrar que el nuevo Gobierno es un Ejecutivo en pos de la unidad del país. Dbeiba, durante su visita a Sebha, manifestó que "el sur de Libia es estratégico y sin esta zona el país no existiría; será nuestra máxima prioridad”.

Desde el levantamiento contra Muamar Gadafi en 2011 Libia se encuentra sumida en la inestabilidad. El país también sirve de tablero para otras potencias extranjeras que buscan ganar influencia en la región, como Turquía o Rusia. El pasado octubre, las fuerzas del país acordaron un alto el fuego y los participantes del diálogo de la paz de la ONU fijaron una fecha para las elecciones.

sur-libia-haftar-dbeiba
PHOTO/AFP - Miembros de las fuerzas especiales del autoproclamado Ejército Nacional Libio (LNA) oriental reunidos en la ciudad de Bengasi

Estos comicios serían un gran paso dentro de los esfuerzos internacionales para establecer seguridad y paz en el país norafricano, donde muchos grupos armados todavía continúan teniendo poder en el territorio. No obstante, la posibilidad de que estas elecciones, que supondrían un punto importante dentro de la situación de Libia, puedan posponerse significaría un estancamiento en el proceso de paz.